Despliega el menú
Deportes

Diego Ballesteros revive su accidente tras la muerte del ciclista de Barbastro: "Tengo miedo que vuelva a suceder"

El ciclista, que quedó en silla de ruedas por un accidente en 2010, recuerda al fallecido Álex Sierra y se plantea su futuro, muy afectado por el atropello mortal de la semana pasada.

Diego Ballesteros, en su handbike en el entorno del Parque Natural de la Sierra y Cañones de Guara
Imagen de archivo de Diego Ballesteros, con su handbike en el entorno del Parque Natural de la Sierra y Cañones de Guara

La muerte del deportista barbastrense Alejandro Sierra sigue removiendo los sentimientos de dolor de muchos barbastrenses y de compañeros ciclistas que están plasmando en redes sociales su rabia y a la vez testimonio de condolencia a la familia. Primero fue Sergio Samitier el ciclista profesional de Movistar que se topó con esta triste noticia a los pocos días de regresar de su exitosa participación en el Giro de Italia y de recibir el homenaje de su peña del Club Ciclista Barbastro, a la que pertenecía el fallecido. Ahora se suma otro testimonio, también desgarrador, como el del ciclista discapacitado Diego Ballesteros que está reviviendo estos días su accidente sufrido mientras disputaba una carrera en EE.UU en 2010 y que le postró en una silla de ruedas.

En su página de Facebook Diego Ballesteros publica: “No encontraba palabras para expresar el enorme dolor que he sentido por el atropello y muerte de un gran deportista y persona como Álex Sierra. No quiero hablar del personaje que truncó su vida, brotarían palabras de rencor y odio, solo pienso que por mucha cárcel que cumpla, las consecuencias de sus actos, nunca se saldarán en esta vida. Para mi Alex, era el polaco, un chavalín que conocí, dando patadas a un balón en la desaparecida liga local de fútbol. Son innumerables las veces que nos cruzábamos entrenando, él corriendo, con un porte y maneras que se reconocían a distancia, y yo con la handbike, nunca faltó un saludo. Últimamente, la guardería era lugar de encuentro, nuestros hijos comparten aula”.

Ballesteros, que entrenaba por las carreteras de la comarca y en especial por el Eje del Vero donde Alex sufrió el atropello, muestra sus condolencias con la familia con un emotivo testimonio recordando su accidente: “Con este suceso tan trágico y próximo, no dejo de pensar en Alex y su familia, en los buenos momentos que han dejado de disfrutar juntos y el desconsuelo me deshace. Y tengo miedo, miedo que un día vuelva a suceder lo mismo a otra familia o a la mía y me pierda el abrazo de mi hijo. Escape de la muerte una vez pero las consecuencias son imborrables en mí y para los míos”.

Profundamente afectado, Ballesteros señala que se siente incapaz de momento de entrenar por el lugar donde se produjo el atropello de estos dos ciclistas y se plantea su futuro como handbiker: “Hace pocos años, el asesinato del amigo José Albelda de Cella, en circunstancias similares, casi me bajan de la bicicleta. Entonces no era padre. El deporte, el ciclismo, son mis válvulas de escape ante la discapacidad, mientras entreno, me olvido de la silla de ruedas. Todo tiene un principio y un final”.

De momento ahora Ballesteros se centra en preparar el Campeonato de España de Ciclismo Adaptado que se disputa este fin de semana en Cartagena. “Habrá tiempo para reflexionar. He trabajado duro por mejorar, por seguir soñando y el polaco me acompañará en mi sueño. Estoy seguro que cuando las fuerzas flaqueen, él aparecerá, con su eterna sonrisa, para darme su energía. Su recuerdo no se olvidará, siempre estará en mi mente y corazón”, concluye.

Etiquetas
Comentarios