Despliega el menú
Deportes

fútbol

El portero Andrés Fernández retorna a la SD Huesca

El murciano, que fue ganador de un Trofeo Zamora de Segunda en 2011 en el conjunto oscense, firma por tres temporadas y se convierte en el primer fichaje oficial.

Andrés Fernández se ha ejercitado hoy con sus nuevos compañeros en la Pirámide
Andrés Fernández se ha ejercitado hoy con sus nuevos compañeros en la Pirámide
SD Huesca

La Sociedad Deportiva Huesca tiene su primera cara nueva en el mercado de fichajes de la temporada 2020-2021. El guardameta Andrés Fernández (Murcia, 1986) firma para las próximas tres campañas por el club altoaragonés, procedente del Villarreal, y se suma así a Álvaro y Valera  fortaleciendo la portería con su experiencia en la máxima categoría. El futbollista ya se ha ejercitado con sus compañeros este viernes para preparar el tercer amistoso que el Hueca disputará este sábado contra la Real Sociedad en Zubieta (18.00). Fernández es el único azulgrana en la historia ganador de un Trofeo Zamora, que logró en 2011 ayudando al club a la permanencia en Segunda División, con 33 años llega ahora como un portero de contrastado nivel en Primera.

El murciano cuenta un amplio bagaje de 178 encuentros disputados en Primera, repartidos entre el Osasuna, Granada CF y Villarreal, donde ha militado en las últimas cuatro ediciones ligueras y club con el que ha rescindido contrato. Tras despuntar en el filial del cuadro navarro, fue cedido a la SD Huesca en 2010, donde dejó un gran recuerdo por su gran rendimiento: apenas 26 goles encajados en 31 encuentros le coronaron como el mejor portero de la categoría de plata, por delante de Fabricio, Cobeño, Keylor Navas o Casilla. 

En el regreso a El Sadar, se asentó en el once y su buen hacer llamó la atención del Oporto portugués en 2014. Allí pudo debutar en la Champions League y fue cedido más adelante al club granadino y al submarino amarillo, que finalmente se hizo con él en propiedad.

Arquero de 1,90 metros, sus virtudes bajo los palos son múltiples: envergadura, acierto en los balones por alto, buenos reflejos y un gran nivel en el manejo del cuero con los pies. Fernández regresa a la que fue su casa 10 años después, ya no como una joven promesa, sino como un futbolista de categoría.

Etiquetas
Comentarios