Despliega el menú
Deportes

Una tormenta de granizo siembra el caos en el Dauphiné

Una "feroz" granizada afectó al pelotón en la cumbre del Col de Porte, donde ha finalizado la segunda etapa del Dauphiné, minutos después de que llevaran los primeros clasificados con el esloveno Primoz Roglic como vencedor y nuevo maillot amarillo.

Así quedó la espalda del ciclista Máxime Chevalier.
Así quedó la espalda del ciclista Máxime Chevalier.
@BBHotels_VC

Una "feroz" granizada ha sembrado el caos en la cumbre del Col de Porte, donde ha finalizado la segunda etapa del Dauphiné, minutos después de que entraran los primeros clasificados con el esloveno Primoz Roglic al frente. La tormenta desatada a perjudicado seriamente a gran parte del pelotón que aún no había llegado a la línea de meta. Varios ciclistas se han visto obligados a poner pie a tierra, ya que el suelo estaba cubierto de auténticas bolas de hielo. Otros se han refugiado donde han podido y algunos se han presentado a los autobuses de sus equipos.

"Muchos ciclistas, incluidos nuestros muchachos, fueron golpeados por una tormenta de granizo, la peor que hemos podido vivir en nuestra vida. La escena era un caos, un caos total, con corredors corriendo para cubrirse, golpeados con fuerza por minipelotas de ping pong heladas", comenta el equipo Israel Start Up en su cuenta de twitter.

Otro testigo de la tormenta comentaba que "acabamos de acoger a una madre y a su bebé que quedaron atrapados". La ceremonia del podio se estaba celebrando cuando el techo inflable cayó al suelo cuando Bernal estaba recibiendo el maillot blanco de mejor joven.

Criterium du Dauphine - 2nd stage
Roglic se proclama vencedor de la segunda etapa
JUSTIN SETTERFIELD/POOL

Roglic, victoria y liderato

En el plano competitivo, el ciclista esloveno Primoz Roglic (Jumbo-Visma) se convirtió en el nuevo líder del Criterium Dauphinétras imponerse este jueves en la segunda etapa, disputada sobre 135 kilómetros entre la localidad de Vienne y el Col de Porte, escenario de la primera 'batalla' entre los aspirantes al Tour de Francia.

El segundo día de la prueba francesa, considerado el banco de pruebas para comprobar los estados de forma de cara a la 'Grande Boucle', se presentaba atractivo por su diseño con cuatro puertos, entre ellos el del final de la jornada, de categoría especial.

Los 17,5 kilómetros con rampas medias del 6,2 por ciento se perfilaban como el examen para los 'primeros espadas' del pelotón que se han dado cita en esta carrera, y Roglic, ganador de la pasada Vuelta a España, terminó por ser más el fuerte y alargar el gran reinicio de temporada que está viviendo su equipo.

Fue un día donde no aguantaron otros de los candidatos para el Tour como el neerlandés Tom Dumoulin (Jumbo-Visma), que se dejó un minuto con su compañero de equipo, el británico Adam Yates (Mitchelton-Scott) o su compatriota Chris Froome (INEOS), cuyo potencial parece estar ahora lejos del que ofrece el colombiano Egan Bernal.

El Movistar Team fue de los que lo sufrió, primero con el veterano Alejandro Valverde, que perdió el paso a falta de 4,5 kilómetros junto a Chris Froome, y luego con Enric Mas, que se presenta como la baza para la general en la 'Grande Boucle', pero que tampoco pudo estar en el final con los mejores. Ambos cedieron más de un minuto y medio con el ganador.

Las hostilidades entre los más fuertes, entre los que sí estuvo el vitoriano Mikel Landa (Bahrain-McLaren), se iniciaron a través del alemán Emanuel Buchmann (BORA-Hansgrohe), cuyo ataque terminó por hacer la selección definitiva de la decena de corredores de la que iba a salir el vencedor.

Ahí estaban, además de Bernal, Roglic y Landa, Thibaut Pinot (Groupama-FDJ), Miguel Ángel López (Astana), Richie Porte (Trek-Segafred) o Nairo Quintana (Arkea-Samsic), y fue precisamente este último el que buscó su oportunidad a falta de 800 metros. Tras él, salió Roglic y nadie le pudo coger, ni siquiera un Bernal al que le costó engancharse, pero que terminó cediendo diez segundos.

El corredor esloveno aventaja ahora en la general en 12 segundos a Pinot y en 14 a Buchmann antes de una tercera etapa también muy interesante entre Corenc y Saint-Martin-de-Belleville, también 'corta' (157 kms), con el Col de la Madeleine, de categoría especial, y nuevo final en alto, en un puerto de primera.

Etiquetas
Comentarios