Despliega el menú
Deportes

Motorland vuelve a rodar

El circuito reabrió ayer sus puertas bajo estrictas medidas de seguridad que aplica desde febrero.

A quien le corre gasolina por las venas, estos meses sin poder utilizar su moto por placer se le han hecho muy largos. Y en el Bajo Aragón, pasión por el motor hay a raudales. Buena prueba de ello es que ayer, en la reapertura de Motorland después de casi 80 días cerrado, se completó el aforo con tandas para aficionados. Y todo ello, a pesar de que tan solo se podía contar con clientes de la provincia de Teruel por las limitaciones de movilidad. Las 43 plazas para las tandas que organizó la empresa calandina ‘Ecam Aragón’ se llenaron tan solo con aficionados de la provincia. Mitad del Bajo Aragón Histórico y el resto llegados de la ciudad de Teruel y alrededores. "Nos hemos sorprendido de la buena acogida porque la mayoría de nuestros clientes son de Zaragoza. Había muchas ganas, el teléfono estos días hervía. Ha sido bonito. Ves que hay ganas de volver a subirse a la moto y rodar, pero no nos esperábamos llenar solo con público de la provincia. A los que no nos conocen les invitamos a hacerlo, porque hay que aprovechar que contamos con un circuito mundialista y con tan buenas prestaciones cerca de casa", explicaban ayer José Manuel Aguilar y José Luis Franco, dos de los socios de la Escuela de Conducción ‘Ecam’, que ofrecían también la posibilidad de probar los nuevos modelos para circuito de Yamaha en su presentación para España.

En circunstancias normales, antes de la pandemia del coronavirus, en un evento como el de ayer podrían haber rodado en el circuito de velocidad unas 120 personas en tres tandas completas. Sin embargo, para preservar la seguridad y a modo de prueba en el primer día de la propia desescalada del complejo, se optó por una cuarentena de clientes como regla interna. Contando con los trabajadores de Motorland, ayer había unas 120 personas en las instalaciones, una cifra que hace unos meses ya se habría alcanzado tan solo con los clientes de las tandas. El trazado alcañizano completó su actividad en el día de su reapertura de la mano de la escuela de pilotos de motociclismo ‘Los mañicos’, que organizó rodadas en el circuito internacional de karting, supermotard, motocross y enduro.

Entre los aficionados, las sensaciones eran distintas. Por un lado, la satisfacción de volver a rodar con su moto a gran velocidad y, por otro, reencontrarse con amigos sin poder abrazarse y practicar el motociclismo de una forma muy distinta a la de hace unos meses. Incluso el circuito ha cambiado su aspecto gracias al color verde de las hierbas que han tomado las pelousse de tierra y los exteriores de la pista. "Había muchas ganas, echaba de menos la moto, el ambiente... todo. Se hace raro pero hay que adaptarse por la seguridad de todos. Tan solo me quito la mascarilla cuando me pongo el casco para entrar en pista y me lavo las manos con gel cada vez que toco algo", apuntaba Antonio Ros, piloto que se desplazó desde Teruel.

El circuito cuenta con su propio plan de actuación ante la covid-19, que comenzó a redactar en enero y a aplicar en febrero, mucho antes de que se extendiera la pandemia en España. Gran parte de su público es internacional y, cuando desde la dirección vieron lo que estaba sucediendo en China e Italia, decidieron prevenir. Este plan se ha ido mejorando e implementando con las indicaciones de las autoridades competentes. Más allá de la obligatoriedad de usar la mascarillas, limpiarse con gel y la desinfección de las suelas de los zapatos, las medidas arrancan mucho antes de pisar el circuito. Por ejemplo, los clientes de las tandas de ayer realizaron todo el papeleo desde casa para evitar al máximo el contacto con los trabajadores.

Al acceder al circuito, había que responder a un cuestionario web para conocer si la persona ha estado en contacto con el coronavirus o tiene algún síntoma y pasar por un termómetro de infrarrojos. No se permite el acceso a personas que presenten una temperatura corporal superior a los 37,5 grados, hayan tenido contacto con algún infectado de Covid-19 en los últimos 15 días y manifiesten tos seca continuada, fatiga, dolor generalizado o dificultades respiratorias. A los clientes se les entrega un botiquín básico equipado, se respetan los dos metros de distancia entre personas y se ha limitado la capacidad de las salas de trabajo y los boxes (7 personas).

Motorland también ha intensificado la limpieza y desinfección de sus instalaciones varias veces al día. Desde las zonas comunes hasta los vehículos. Por ejemplo, las furgonetas con las que se mueven los trabajadores ahora se limpian dos veces al día y en los coches de rescate se ha colocado una mampara para que no haya contacto entre el piloto y los profesionales.

Los hosteleros apoyan la idea de dos grandes premios de Moto GP

Una vez reabrió sus puertas ayer, la actividad en Motorland continúa. La próxima semana habrá test y se están planificando tandas para el fin de semana. Las empresas trabajan para agrupar clientes e incluso unirse varios promotores para así conseguir completar el aforo con la limitación provincial.

Las grandes citas de su calendario se mantienen. El Campeonato del Mundo Motul FIM de Superbikes 2020 está calendado para el 28 al 30 de agosto; el Gran Premio de Aragón de Moto GP, del 25 al 27 de septiembre; y el Mundial de Turismos que estaba previsto para el primer fin de semana de julio se ha trasladado al mes de octubre. En principio, mientras no cambie la situación y hasta que los responsables de Sanidad den su visto bueno, todos los acontecimientos se celebrarían a puerta cerrada.

La gran incógnita es si habrá una segunda cita del mundial de motociclismo. Dorna ya ha cerrado con la Junta de Andalucía la celebración del Gran Premio de España en Jerez el 19 de julio y la creación del primer Gran Premio de Andalucía. Todo apunta a que Dorna tiene ya perfilado un calendario en el que siete de los doce grandes premios se disputarían en España y los circuitos españoles de Motorland, Jerez, Montmeló y Cheste son la base del certamen que tiene diseñado la empresa para este convulso 2020. El sector hostelero de Alcañiz apoya la celebración de dos grandes premios de Moto GP en Motorland y ya se ha reunido con el Ayuntamiento para que haga todo lo posible junto con DGA para que ambas citas mundialistas lleguen a la ciudad. Gerentes, directores, propietarios de hoteles y responsables de empresas de casas rurales consideran que la capital bajoaragonesa está preparada para acoger las dos citas y que "sería muy beneficiosa", especialmente en estos momentos de incertidumbre económica por el coronavirus

Etiquetas
Comentarios