Despliega el menú
Deportes

fútbol

El aragonés Pablo Gállego, el único español que sigue marcando goles

El delantero altoaragonés del Managua FC continúa jugando al fútbol en Nicaragua, donde la Primera División sigue disputándose pese al coronavirus.

Pablo Gállego celebró su tanto al Diriangén recordando a los afectados por el Covid-19.
Pablo Gállego celebró su tanto al Diriangén recordando a los afectados por el Covid-19.
P. G.

El aragonés Pablo Gállego Lardiés es el único futbolista profesional español que sigue compitiendo pese al coronavirus. El delantero oscense de 26 años, formado en las categorías inferiores del Huesca y del Zaragoza, continúa marcando goles en Nicaragua, donde el fútbol de Primera no ha parado. Las medidas adoptadas en el país centroamericano se encuentran todavía lejos de las del resto del mundo: "Aquí se recomienda extremar las precauciones de higiene y lavarnos las manos exhaustivamente. No se nos obliga a quedarnos en casa, pero sí que evitemos las aglomeraciones. Por ejemplo, ya han cerrado los cines", explica el futbolista altoaragonés. Además, los partidos se celebran desde hace tres jornadas a puerta cerrada, sin saludos entre los equipos y el árbitro antes del choque. 

La Primera División es la única competición que se mantiene activa en Nicaragua, eso sí sin público, a diferencia del resto de categorías, como el fútbol femenino y el fútbol sala, que han sido canceladas. "La Primera es independiente de la Federación, que sí ha suspendido todo. Cada jornada hay reuniones entre el Ministerio de Salud y el Gobierno para determinar si se puede seguir compitiendo", relata. De momento, el fútbol y los goles siguen en Nicaragua, donde Pablo Gállego es el máximo goleador del torneo de Clausura. "He marcado cinco tantos en diez partidos, aunque es algo anecdótico, ya que no soy específicamente un goleador, pero está yendo bien y estoy contento", asevera el oscense. En la madrugada de hoy, su equipo y líder de la tabla, el Managua FC, se ha enfrentado al segundo, el Diriangén, en un choque sin afición que "toda Nicaragua siguió por televisión", explica Pablo.

El curso pasado, Gállego, que además de Nicaragua cuenta con experiencia en España, Grecia y Albania , se proclamó campeón de la Copa con el Managua FC. Un trofeo que junto con su elección como mejor jugador de la temporada supuso una inyección de moral y reconocimiento para el oscense. "Fue algo muy especial, una maravilla", confiesa. "Pero volver a conseguir este reconocimiento no es algo que me quite el sueño porque lo más importante es que nos proclamemos campeones de Liga, es el objetivo que me he propuesto", asegura Gállego, que apunta que tanto él como sus compañeros se quedaron "con la espina clavada" el pasado curso al acabar subcampeones del torneo.

Pablo sigue minuto a minuto las informaciones que llegan desde España, expresa su preocupación y envía "mucho ánimo". "Aquí la situación parece que está controlada. Intento hacer mi particular confinamiento saliendo solamente a jugar y comprar", declara prudente el único español que sigue jugando al fútbol.

Etiquetas
Comentarios