Despliega el menú
Deportes

nieve

Jonatan García: "Le di mil vueltas a la cabeza para ver si había alguna posibilidad de quedarme en el Everest, pero no tenía sentido"

El baracaldés, optimista tras lo sucedido en el Himalaya, ya trabaja en una recuperación rápida y efectiva para embarcarse en nuevos retos lo antes posible.

Jonatan Garcia, en la cima del Ama Dablam
Jonatan Garcia, en la cima del Ama Dablam
Jonatan García

Durante la expedición ‘AX Road to Himalaya’, el alpinista baracaldés residente en Benasque Jonatan García se quedó a las puertas de hacer historia en el Himalaya tras sufrir una caída en una grieta de 12 metros. Esta vez, el infortunio cayó de su lado cuando se encontraba preparando la consecución de la cima del Everest sin oxígeno embotellado, algo que finalmente no pudo llevar a cabo debido a un accidente inesperado que le apartó del hito días antes de su ejecución.

Por primera vez llevabas a cabo la experiencia de la AX Road to Himalaya junto a Alex Txikon. ¿Qué valoración haces al respecto?

Hasta donde yo puedo contar, la expedición ha sido todo un éxito. Es una experiencia única poder estar en el Himalaya en invierno y más en la zona del Everest, una zona tan concurrida y con tanto tráfico en temporada de primavera y otoño. Hasta donde he llegado yo, ha sido un éxito total.

¿Cómo te encuentras después del accidente?

Son cosas con las que sabes que tienes que lidiar. Hay muchos peligros que no dependen de que tú hagas bien o mal las cosas, sino que están ahí y que puedes tener la mala suerte de que te toquen.En este caso ha sido así. Trabajando en la ruta para poder dejarla lo más equipada posible y con todas las escaleras, pues tuve la mala suerte de que el puente de hielo se rompió y caí en una grieta de la que por suerte pudimos salir con los menos problemas posibles.

En definitiva, un susto tremendo e inesperado

Ya sabes que cuando estás en una zona tan peligrosa y con tantos riesgos como esa, te puede pasar cualquier cosa. Evidentemente piensas que a ti no te va a tocar, pero en este caso tuve la mala suerte de que me tocó. Es un susto. Lo primero que quieres hacer es salir del agujero cuanto antes y ver realmente lo que tienes a raíz del accidente. No pude seguir en la expedición, pero espero que en poco tiempo esté haciendo montaña y disfrutando otra vez.

¿Se te ha quedado una espina clavada tras no poder terminar la expedición?

Sí. Cuando tú preparas un proyecto de estas características lo único que quieres es llegar a la guinda del pastel. Ya sabes que no es fácil, pero cuando te preparas no te conformas con cualquier cosa. Hay veces que por motivos obligados no te queda otra que marcharte, y ese fue mi caso. Le di mil vueltas a la cabeza para ver si había alguna posibilidad de quedarme, pero pensándolo bien no tenía ningún sentido que me quedase tal y como estaba. Era importante que me revisara un médico para ver el alcance de los daños del accidente y al final lo que necesitaba era volver a la zona de confort para poder recuperarme. Allí, a 5.300 metros y con una media de 20º bajo cero diarios, no es fácil recuperarse de nada.

¿Y cuál ha sido el resultado de las pruebas médicas?

No hay nada roto pero sí que tengo dos costillas fisuradas. Luego tengo todo tipo de golpes por todos lados, marcas de ellos cuando caí hacia abajo y al final la única forma de poder recuperarme es en casa con tratamiento, relajado y en una zona donde no me afecte el frío. Los dedos gordos del pie se me fastidiaron. Tengo una congelación muy pequeña tanto en el izquierdo como en el derecho que a tantos grados bajo cero la recuperación no es la misma que volviendo a casa y empezando de cero.

¿Crees que la recuperación va a ser larga?

Me dicen que puede ser entre uno y dos meses sin hacer prácticamente nada. Aquí también entra un poco el ser de cada uno, las ganas que tengas de recuperarte, pero espero que sean los menos posibles. Por un lado me dicen que como mínimo un mes, por otro dos… pero creo que podré apañarme lo antes posible y eso es lo que quiero, poner todo lo necesario para poder estar escalando nuevamente.

A partir de allí, siempre hay retos y planes en mente.

Siempre tenemos retos y proyectos, pero en este caso alguno de ellos se ha visto truncado o retrasado porque ahora tampoco puedo asegurar que vaya a ir. No sé si me va a llevar tan poco tiempo como yo quiero, espero y me gustaría, pero de aquí a no mucho espero estar cumpliendo nuevos proyectos que tenía en mente y haciendo cosas chulas que me apetece hacer.

¿Alguno en concreto?

Lo más claro que podía tener era volver al Himalaya en primavera, pero no me lo planteo. Lo tengo que dejar paralizado y sin pensar en ello porque la primavera está a la vuelta de la esquina y no sé si voy a estar tan pronto al porcentaje que debo para intentarlo. Por el Pirineo también tengo cosas pendientes, cosas que estoy seguro a las que voy a llegar. Ahora queda recuperarme lo antes posible de este golpe para estar escalando cuanto antes. Espero que dentro de poco tengáis noticias de que vamos abriendo vías por ahí y haciendo cosas chulas de cara a la primavera.

Etiquetas
Comentarios