Despliega el menú
Deportes

montaña

Jonatan García: "Quiero vivir la soledad del campo base del Everest en invierno"

El alpinista de Baracaldo, radicado en Benasque, Jonatan García, se encuentra ya en el Himalaya preparando la ascensión al Everest en invierno sin oxígeno embotellado.

Jonatan García ha encontrado en Benasque el lugar ideal para entrenar.
Jonatan García ha encontrado en Benasque el lugar ideal para entrenar.
HERALDO

El montañero de Baracaldo residente en Benasque Jonatan García participa en la expedición AX Road to Himalayas de Alex Txikon, que pretende realizar una ascensión invernal al Everest sin oxígeno embotellado, un reto no alcanzado hasta la fecha y que sería una gesta para el himalayismo.

La expedición AX Road to Himalayas encadena tres retos: navegar a vela por las islas Shetland del Sur, en la Península Antártica; ascender a una cumbre de 7.000 metros como el Ama Dablam; y encadenar después, a comienzos de febrero, el ascenso invernal del Everest sin oxígeno artificial. ¿Cómo se ha embarcado en este viaje?

Ciertamente es toda una aventura que me propuso Alex Txikon hace un par de meses y, aunque cuesta encajar este proyecto desde un punto de vista psicológico, técnico y económico, lo cierto es que participar en una iniciativa así me motiva desde hace tiempo. Ahora me apetece hacer cosas que me quiten el sueño, y es en este tipo de experiencias en las que me encuentro a gusto porque estoy feliz entrenando. Así, una vez que pude cerrar patrocinios y esponsorizaciones, me comprometí totalmente. Creo que es un buen momento para probarme con unas exigencias máximas.

El proyecto es extremo, ya que a la dificultad de ascender el Everest en invierno se le suma la renuncia al oxígeno embotellado. ¿Cómo se afronta este reto mental y técnicamente?

Estoy seguro de poseer las condiciones físicas. Lo técnico pienso que también lo tengo controlado y ahí está el tema psicológico. La cabeza es fundamental para abordar este tipo de expediciones. La parte mental supone un 80 u 85 por ciento. Me apetece este proyecto y no por batir ningún récord, ni por ir buscando conseguir lo que no ha hecho nadie, sino por encontrarme con mis compañeros de expedición en un lugar desde el que podemos aportar nuestra experiencia y capacidad a otros montañeros.

¿Es esta su primera expedición invernal al Himalaya?

Sí. Alex ya tiene una notable experiencia y varios de mis compañeros también, pero yo me estreno. Quiero conocer un poco más mi respuesta a esas temperaturas extremas, vivir la soledad del campo base del Everest en invierno y disfrutar intensamente de todos y cada uno de los momentos. Además, yo nunca he estado en esta zona; sí que he viajado varias veces al Himalaya pero nunca he estado en ese valle.

Esta expedición no tiene solo una vertiente deportiva sino también una vocación científica.

Alex Txikon siempre está detrás de este tipo de proyectos multidisciplinares y en esta ocasión, además de escalar, la expedición llevará a cabo estudios topográficos y meteorológicos mediante drones, mientras que el fotógrafo Diego Martínez, especialista en fotografía analógica, documentará la expedición de cara a futuras exposiciones y a la publicación de un libro. Queremos llevar a cabo varias líneas de trabajo con el objetivo de continuar aportando información y contribuyendo al estudio de los efectos del cambio climático, como la toma de muestras de hielo y nieve. Y existe también una vertiente social.

¿Cómo preparó la expedición?

Vivo en el valle de Benasque, una zona muy buena para preparar un proyecto así. He salido a escalar muy temprano con una mochila con mucho peso, intentando buscar vías con fuertes nevadas para hacer un trabajo de piernas y de fondo, de abrir mucha huella, todo ello trabajando en las zonas más altas de los Pirineos, como el Aneto y las montañas vecinas. He vuelto a casa muy tarde, he descansado muy poco el día anterior, he vuelto a descansar muy poco el día siguiente y he ingerido pocos líquidos y alimentos. Además, he intentado acostumbrar mi cuerpo al frío, tratando de recrear los escenarios de exigencia física y mental que me voy a encontrar en el Himalaya.

Etiquetas
Comentarios