Despliega el menú
Deportes

ciclismo

Historia de un tándem muy solidario

'Tándem Solidario', una asociación sin ánimo de lucro que cree que con pequeños actos puede remover conciencias y ayudar a algunas personas. Pero también es el relato de superación de un equipo formado por una persona prácticamente invidente, Javier Torralba, guiado por un diabético, Raúl Gurrea.

La vida está llena de historias que merecen ser contadas. Como la que protagonizan Javier Torralba y Raúl Gurrea. Hace un año, estos dos zaragozanos se volvieron a juntar de una manera casual. Lo que no imaginaban es que el encuentro daría pie a un relato que habla de “amistad, compañerismo y grandes dosis de solidaridad”. Y que se ha convertido en una prueba de superación y "en una causa en la que creer". Javier trabajaba en un negocio familiar de muebles; padece una enfermedad degenerativa llamada retinosis pigmentaria y solo posee un resto de visión inferior al 10%, un mal que le ha impedido disfrutar de su pasión por el ciclismo. Raúl es agente de la Policía Local; diagnosticado diabético tipo 2, ha competido en su infancia y juventud de la mano de la escuela del CAI Club Ciclista Aragonés. A ambos les unen sus ganas de vivir y tirar siempre hacia delante. Y, ahora, los dos pedalean juntos, como un equipo.

Pero esta narración que ellos escriben en primera persona guarda un proyecto que llega al corazón. Los dos protagonistas han creado un tándem, un vínculo con el que superan las limitaciones que en solitario les impide en el caso de Javier y dificulta en el de Raúl la práctica del ciclismo, "ayudarse ayudando": Javier está pendiente de Raúl por si sufre una bajada repentina de azúcar y le tiene que administrar un gel especial; y Raúl describe con su mirada todo lo que para Javier es oscuridad. Y gracias al tándem, un vehículo con el que devoran kilómetros de felicidad, han dado forma a una asociación sin ánimo de lucro, cuyo fin es "la ayuda desinteresada en los distintos casos de desigualdad social o de género, de colectivos o personas desfavorecidas y de necesidades de interés social". Y su primera causa se llama David, un niño de 7 años de Borja que padece distrofia muscular de Duchenne.

"Utilizar el deporte como vehículo para inculcar valores y favorecer la inclusión en la sociedad de personas con discapacidad"

'Tándem solidario' nace en julio de 2019 con unos objetivos claros y definidos: "Utilizar el deporte como vehículo para inculcar valores -compañerismo, superación, generosidad, perseverancia, humildad, generosidad…- a las personas de nuestro entorno -familiares, amigos, compañeros de grupeta ciclista…-, y favorecer la inclusión en la sociedad de personas con discapacidad. Demostramos, por medio del ejemplo, que si se quiere hacer algo no hay que ponerse barreras, sólo buscar la manera de superarlas. Que si quieres ayudar solo hacen falta ganas y actitud", cuenta Raúl Gurrea.

El agente, orgulloso de ser policía local de Zaragoza, no puede evitar emocionarse cuando rememora el inicio de esta historia. "Mi sobrina Claudia va al colegio con Ayla, la hija de Javier. Teníamos que comprar la habitación de nuestro hijo y nos recomendaron que fuéramos a la tienda de muebles donde él trabajaba. Nos atendieron de maravilla. Allí acabó la relación comercial. Luego surgió la personal. Coincidimos en la carrera de la diabetes de 2018. Le pregunté qué tal iba, y me contó que había tenido que dejar el trabajo de la empresa familiar por su problema de visión y que quería retomar el deporte, la bicicleta. Me lancé y le dije si quería que fuese su guía. Al principio no se lo tomó muy en serio, porque luego lo hablamos. Nos intercambiamos el número de móvil. Tiempo después me mandó un mensaje preguntándome si la idea se mantenía. “Por su puesto”, le contesté", evoca Raúl Gurrea, que en junio recibió la Medalla de Oro al Mérito Policial por salvar a un joven de morir, tras ser apuñalado a las puertas de una discoteca zaragozana.

El dibujo de Ayla, símbolo del proyecto

Para Javier Torralba, derrumbarse nunca ha estado en el guión, ni cuando hace seis años otra piedra se cruzó en el camino al diagnosticarle un cáncer, que ya tiene superado. "La primera salida fue un poco aparatosa ya que el tándem sufrió una avería. Pero fue superespecial, y las sensaciones muy bonitas. Llevaba 25 años sin sentir el viento en la cara", evoca, Cuando llegó a casa le contó a su hija Ayla ese "increíble" momento y la niña, que le encanta dibujar, plasmó ese instante de felicidad: un tándem con dos personas que aporta otro contenido a la iniciativa. "Queremos contribuir a mejorar la vida de niños en situaciones difíciles realizando acciones encaminadas a la obtención de recursos, de manera que tenga un impacto positivo sobre el estado de salud o calidad de vida del elegido, cada año una causa, siempre por zonas rurales de Aragón. Creemos que pequeños actos y gestos pueden remover conciencias", explica Javier.

Dibujo realizado por Aila, hija de Javier Torralba, y que es la imagen del proyecto 'Tándem Solidario'
Dibujo realizado por Ayla, hija de Javier Torralba, y que es la imagen del proyecto 'Tándem Solidario'
Facebook Tándem Solidario

Un "fascinante" encuentro que permitió dar forma a la Asociación Tándem Solidario. En esta historia entran varios actores importantes: "Raúl Escribano, que es un policía compañero de la UAPO, también ingeniero informático y da visibilidad a todo a través de las redes sociales. Su implicación es tremenda,impagable. Él no se sube al tándem pero siempre está ahí, se está portando de veinte con su entrega. Y Rosa Rodríguez, Rosi, tía de mi cuñado, una persona que a pesar de padecer algunos problemas de salud serios siempre está dispuesta a ayudar. Ella es de Borja y que y nos puso en contacto con David Anani. Es un niño que sufre distrofia muscular de Duchenne, caracterizada por atrofia y debilidad muscular rápidamente progresivas: de 10 a 12 años está en silla de ruedas y con una esperanza de vida de 25 años", detalla Raúl Gurrea.

Con un compromiso de "total transparencia", la asociación cuenta con una campaña de recogida de firmas para solicitar que se le administre el medicamento que requiere. "Lo grave es que el mismo facultativo que le prescribe el tratamiento dos meses después se lo echa atrás. Queremos intentar hablar con la consejería de Sanidad y preguntar por qué a otros niños con el mismo tipo de enfermedad se le está dando y a él no", critica Javier Torralba.

"La vida te regala situaciones hermosas. Surgió esa chispa de complicidad, de querer hacer, de querer ayudarnos, de hacernos oír"

Y tienen activas otro tipo de iniciativas para generar recursos: gracias a la "buena predisposición" de los profesionales de fisioterapia de Borja, Mara y Rocío, han conseguido un precio "más económico" para las sesiones de necesita David casi a diario, y que se sufragan con la venta de pulseras solidarias y donativos de particulares y empresas. "En Expo Borja, obtuvimos 2.835 euros que traducidos a sesiones son 122", recalca Raúl. Además, la firma Sencillo Bikes les han creado un maillot solidario, ya a la venta, y el Ayuntamiento de Borja se ha sumado a la causa brindando espacios públicos y dando soporte legal mediante una cuenta corriente restringida, donde regularmente se depositan los donativos.

‘Tándem Solidario’ es una asociación sin ánimo de lucro que cree que con pequeños actos puede remover conciencias y ayudar a algunas personas. Pero también es el relato de superación de un equipo formado por Javier Torralba y Raúl Gurrea.
R. Labodía

Paralelamente, Raúl y Javier han conseguido un tánden, que llegó como regalo adelantado de la Navidad -gracias a aportaciones de particulares y empresas de amigos, así como un vital empujón económico de Marcotran, al ser elegidos como su causa solidaria anual- a la tienda Bicimarket Zaragoza, que les aporta soporte de material y lleva de manera altruista el mantenimiento del vehículo. Una bici de dos plazas con la que podrán ponerse al frente de la gran marcha cicloturista, de casi 185 kilómetros y más de 2.000 metros de desnivel, que tienen previsto que se celebre para finales de mayo o principios de junio. 

"El reto es implicar en la causa a todos los municipios que atravesamos: Borja, Ainzón, Fuendejalón, Ricla, La Almunia, Cariñena, Aguarón, Codos, Tobed, Santa Cruz del Grío, Morata de Jalón, Purroy, Morés, Brea, Illueca, Tierga y Tabuenca. En cada uno se hará una entrega simbólica de los recursos obtenidos al niño. La marcha es gratuita”, amplía Raúl. Y la familia se amplia con más colaboradores que se unen a los ya citados: Unión Ciclista Zaragoza, Asociación de Recursos Formativos Falcata, Solución óptica, Panificadora Vianca, Muebles Luis Miguel, Talleres Santa Orosia, Frutas Roberto Contaminal, Hostinet, Fisioterapia Ponzano, English World Zaragoza, Bilstein Group España, Fundación Sesé, Caranorte Ingenieros…

El epílogo lo ponen los protagonistas. "La vida te regala situaciones hermosas. Nos juntamos y, enseguida, surgió esa chispa de complicidad, de querer hacer, de querer ayudarnos, de hacernos oír. Tiene un efecto terapéutico en los dos. Es una bonita historia que solo acaba de empezar".

Etiquetas
Comentarios