Despliega el menú
Deportes

fútbol sala

Arturo Santamaría, nuevo técnico del Fútbol Emotion Zaragoza

El portero, recién retirado de la élite, asume el cargo de entrenador en el club zaragozano. Santi Herrero pasa a la dirección deportiva.

Arturo Santamaría en su partido de despedida.
Arturo Santamaría en su partido de despedida.
Toni Galán

El Fútbol Emotion Zaragoza ya ha empezado a construir el proyecto de la temporada 2019-2020. La primera piedra para formar el nuevo bloque ha sido el cambio de entrenador. Arturo Santamaría releva a Santi Herrero en el banquillo del pabellón Siglo XXI. El portero, retirado en la temporada 2018-2019, asume el mando del equipo aragonés, del que hasta el mes de abril formaba parte de la plantilla. "Estoy muy ilusionado. Es un orgullo que el club haya contado conmigo para ser el entrenador del primer equipo. Soy una persona ambiciosa y exigente y lo voy a trasladar al equipo en el día a día", ha declarado Santamaría en sus primeras palabras como técnico.

En el cambio de organigrama deportivo, Santi Herrero, que cierra su segunda etapa como entrenador del AD Sala 10, pasa a ser el director deportivo del club. "Seguiré ayudando al club desde el nuevo cargo. Quiero que todos sumemos y nos ayudemos. Seré un apoyo más para Arturo desde la dirección deportiva. Sabemos que está preparado y le ayudaremos para que sea más fácil el paso", ha dicho en la presentación de los nuevos cargos. "Tenemos bastante continuidad siempre en cuanto a los jugadores. La plantilla no está hecha ni finalizada, pero faltarán un retoque o dos", ha adelantado.

Porque ese es el siguiente paso del club: conformar la plantilla para la campaña 2019-2020. En un proyecto continuista de futuro, el Fútbol Emotion mantendrá su filosofía, combinando veteranía y juventud en el vestuario. Algo que le ha venido dando resultado en los últimos años, aunque el pasado curso no se cubrieron las expectativas generadas tras la excelente campaña 2017-2018. "Sabemos el lugar que tenemos en la categoría. No queremos complicarnos la vida y pelear por objetivos bonitos, como hace dos años, pero eso lo marcan los resultados. Llevamos tiempo trabajando en la plantilla del año que viene", ha reconocido Herrero.

Arturo Santamaría inició su carrera en el Sala 10 -entonces Foticos Zaragoza- en la temporada 1999-2000, entidad en la que estuvo hasta el curso 2005-2006, cuando firmó por el Benicarló Onda Urbana. Allí jugó durante tres temporadas antes de pasar a La Rápita, donde estuvo una campaña. En 2009 regresó a Zaragoza, club en el que ha jugado en la última década para sumar un total de 16 años defendiendo la camiseta aragonesa sobre un total de 20 como profesional de fútbol sala. Ahora, hecho oficial su nuevo cargo, asume la responsabilidad y consciente de que su trayectoria ayudará en la fortaleza del vestuario: "No será raro el paso. Llevo muchos años en el club y he sido el capitán. Los jugadores me conocen perfectamente y yo a ellos y sé lo que puedo sacar de cada uno de ellos. Es un punto a favor para todos".

El oscense aterriza en el banquillo con las cosas claras, después de haber dirigido durante las dos últimas temporadas al equipo de División de Honor Juvenil: "No hay que mirar el DNI más que para felicitar el cumpleaños. Todos los integrantes de la plantilla tendrán que ganarse los minutos". En este sentido, ha añadido que "lo que se está viviendo en los últimos años es apostar por gente de la casa con refuerzos de fuera. Zaragoza es una ciudad de fútbol sala y hay talento de sobra. El que se gane su oportunidad jugará".

Marcelo Almeida seguirá siendo el segundo entrenador y continúan Héctor Gadea (preparador físico), Guillermo Ibáñez (fisioterapeuta), Gorka Giraldo (médico), Santi López (delegado) y Benigno Martínez (encargado de material). La principal novedad será la incorporación de Samuel García como apoyo técnico en el día a día, joven técnico pero con experiencia en diferentes categorías del fútbol sala base aragonés.

Santamaría, que ya barruntaba la idea de convertirse en entrenador desde hace varios meses, cuenta con el beneplácito de Santi Herrero: "Los que llevamos muchos años y viviendo mucho tiempo desde dentro lo asumimos de una manera natural. Que Arturo fuera entrenador era cuestión de tiempo. Tiene alma de entrenador". Y del presidente, José Ramón Moreno: "El hecho de que Arturo dé el paso es motivo de enhorabuena. La ilusión que tiene es la misma que tenemos los demás en esta nueva etapa del proyecto. La confianza es total porque sabemos perfectamente la filosofía de las personas que lo forman".

Etiquetas
Comentarios