Despliega el menú
Deportes

motociclismo

Motorland, año diez

El Mundial de motociclismo arranca este domingo en Qatar con Marc Márquez de nuevo como gran favorito. El trazado alcañizano celebrará su décimo aniversario el fin de semana del 22 de septiembre.

Foto de familia de los pilotos de Moto GP, esta semana en el circuito de Losail, en Doha (Catar).
Foto de familia de los pilotos de Moto GP, esta semana en el circuito de Losail, en Doha (Qatar).
Noushad Thekkayil/Efe

El Circuito Internacional de Losail, en Qatar, servirá este domingo como punto de partida de una nueva edición del campeonato del Mundo de motociclismo, que volverá a contar esta temporada con las categorías de Moto GP, Moto 2, Moto 3 y que vivirá el estreno de la nueva categoría de motos eléctricas, la llamada MotoE, que debutará en mayo en Jerez y que tendrá un ajustado calendario de solo cinco carreras. El Mundial que arranca este domingo oficialmente supondrá también un aniversario muy especial para el circuito aragonés de Motorland, que cumple diez años desde su estreno oficial, los mismos que lleva exhibiendo su potencial internacional en el mundial de motociclismo. La gran cita del año en Alcañiz ya está programada para el fin de semana del 22 de septiembre en la que será la decimocuarta carrera del calendario, que contará con un total de 19 carreras esta temporada, terminando el próximo 17 de noviembre en Valencia.

En 2010 fueron Casey Stoner (Moto GP), Andrea Iannone (Moto 2) y Aleix Espargaró (Moto 3) los primeros ganadores en Aragón. Allí, deseando suerte a los pilotos y observando in situ las bondades del circuito, el Rey Juan Carlos I aseguraba que el de Motorland era "un circuito impresionante de calidad internacional". En total, 116.931 espectadores presenciaron el estreno del trazado en directo en los tres días de entrenamientos y carreras, con la traca final del domingo, que congregó a más de 70.000 personas en las gradas. La histórica cifra solo fue superada en 2016, con un registro de 117.326 aficionados.

El carrera de Alcañiz ha sido elegida tres años como la mejor del Mundial

Aquel estreno salió redondo, con elogios y buenas palabras a un circuito que terminó siendo reconocido a final de temporada como el mejor Gran Premio del Mundial de Moto GP, una distinción otorgada por la organización del mundial, los pilotos, Dorna... En 2013 y 2015, repitió el triunfo en el prestigioso galardón.

Desde aquel 2010, el circuito aragonés se ha consolidado en el calendario oficial del Mundial por derecho propio. Y lo ha hecho en septiembre, una fecha estratégica que distancia el Gran Premio del resto de carreras que se celebran en España: Jerez en mayo, Cataluña en junio y Valencia en noviembre. Sirve, además, como cierre de la gira europea y como previo al largo desplazamiento a Asia -Tailandia, Japón y Malasia- y Oceanía -Australia-. Sus curvas han merecido los elogios de los grandes pilotos del mundial, incluido Marc Márquez, el gran dominador del circuito en esta década, con cuatro triunfos en Moto GP (2013, 2016, 2017 y 2018) y uno en Moto 2 (2011). "Es uno de mis favoritos del calendario; una pista en la que me encuentro cómodo y puedo pilotar muy bien", aseguraba la temporada pasada antes de inaugurar la curva 10, la primera que se le dedica con su nombre en un circuito del mundial. Para él, correr en Teruel es hacerlo prácticamente en casa.

Otro que compite cada temporada en casa en casa es Álex Rins. El piloto con raíces en la localidad turolense de Valdealgorfa arrastra año a año una fiel legión de seguidores desde su estreno en el Mundial en 2012. En 2013, de hecho, ganó la prueba de Moto 3 y este año, ya convertido en uno de los pilotos más respetados del Mundial, volverá convertido en el líder de Suzuki, una escudería con la que, incluso, tiene la intención de pelear por el campeonato. "Al final es obvio que quieres ganar el título mundial y quien diga lo contrario, que se dedique a las canicas", señaló ambicioso hace unos días.

El Mundial de Moto GP 2018 partió el año pasado con muchos puntos de interés, el evidente de la parte puramente deportiva, con un nuevo ‘todos contra Márquez’, con la impresión de que la parrilla estaba alcanzando un nivel excelso en cuanto a motos y pilotos; y un segundo relacionado con el mercado de fichajes, en un curso en el que finalizaban la mayoría de contratos de los top de la categoría. Esta segunda variable no generó demasiados cataclismos, aunque sí la bomba del fichaje de Jorge Lorenzo por HRC como compañero de Marc Márquez con los colores de Repsol, un ‘dream team’ que centrará mucha de la atención en este 2019.

Márquez, otra vez el rival a batir

Aunque en realidad la potencia de esta rivalidad dependerá más de la capacidad de adaptación del mallorquín (lastrado por una lesión de escafoides que sufrió en pretemporada y que le hizo perderse la primera de las dos pruebas invernales de este año, la de Malasia). Lorenzo competirá con una Honda que probablemente llega en el mejor nivel de los últimos años, y que no ha ‘sufrido’ técnicamente los problemas físicos de sus pilotos (también Márquez y Cal Crutchlow). La casa nipona ha parido un buen prototipo, lo mismo que Ducati, que apenas ha tenido que hacer probaturas durante los tests gracias al buen nivel en el que terminó la Desmosedici la última campaña, o que la sorprendente Suzuki, quizás con Yamaha envuelta en más dudas, aunque se ha percibido una buena mejoría tras el difícil 2018.

Es decir, aquel nivel alabado con el que comenzó la anterior temporada incluso se ha incrementado. Un elemento (pendiente de pasar la prueba del algodón de la pista) trascendente, ante otro ‘Márquez contra todos’, después de que el catalán liquidase su último entorchado con tres grandes premios por disputar.

El cinco veces campeón de la clase reina (cinco títulos en seis años, los tres últimos consecutivos) llega preparado a la carrera inaugural pese a sus recientes molestias físicas. Ducati volverá a poner su confianza en las manos del subcampeón de los dos últimos años Andrea Dovizioso, ahora con Petrucci como pareja de viaje, que pese a la responsabilidad de suplir a Lorenzo en el equipo italiano ha sido uno de los más sólidos en la pretemporada. Decíamos que la Suzuki ha crecido, a la par que su número uno, Álex Rins, que no oculta que su objetivo es ganar, lo que le abre las puertas a pelear por el título. En esa misma lucha tiene que estar sí o sí Maverick Viñales, de nuevo con Valentino Rossi al lado, que deberá demostrar de qué es capaz entrado ya en los 40, un reto al nivel de su leyenda.

El nivel del año pasado se ha incrementado. Eso sí, vuelve a ser un 'Márquez contra todos'

Este grupo, en el que se espera a Lorenzo con la incógnita de desvelar cuánto tiempo necesitará para una adaptación que pinta mejor que la que sufrió con Ducati, podrá tener otra vez la presencia de invitados más esporádicos, pilotos como Crutchlow, Franco Morbidelli con la Yamaha 2019, Miller o los novatos Pecco Bagnaia, Fabio Quartararo o Joan Mir. Además de los citados, el motociclismo español contará con otros tres pilotos en la parrilla: Tito Rabat y los hermanos Espargaró.

Moto2 prueba a los españoles

Moto2 cambia en 2019 con la entrada de los motores Triumph de 750cc como sustitutos del Honda de 600cc usado desde 2010. Un factor que debería procurar carreras diferentes en un año importante para los españoles, que no ganaron ninguna carrera en 2018. Alex Márquez vuelve a ser la principal baza, en su quinto año en la categoría, y de nuevo con la presión de mirar de reojo a Moto GP. Junto a él están Vierge, Navarro, Lecuona, Fernández o el campeón de Moto3, Jorge Martín. Junto a ellos nombres como Binder, Marini, Baldassarri, Luthi o Lowes entre sus favoritos. En Moto 3, con el salto del campeón, Bezzecchi, Bastianini o Di Giannantonio, Arón Canet pasa a ser uno de los claros favoritos al título.

Etiquetas
Comentarios