Deportes

ciclismo adaptado

Eduardo Santas ya mira a Tokio 2020

El paralímpico aragonés, poseedor de 25 títulos nacionales, prepara su próximo test: el Mundial en pista (14 al 17 de marzo).

El ciclista Eduardo Santas, con los colores de la selección esta temporada.
El ciclista Eduardo Santas, con los colores de la selección esta temporada.
Facebook

Eduardo Santas inició 2019 lanzando un mensaje positivo: "Empecé de manera diferente a los anteriores, inmerso en problemas de salud de los que he podido salir pronto y en lo que la bici ha sido la mejor medicina. Mi único objetivo es disfrutar". Y transcurridos dos meses y medio, el medallista paralímpico turiasonense ya tiene motivos para exhibir la mejor de sus sonrisas: es el flamante fichaje del equipo Fundación Euskadi; atrapó tres medallas en la primera cita de la Copa de Europa en velódromo; y el pasado fin de semana redondeó su palmarés nacional al alcanzar en Galapagar (Madrid) los 25 títulos. Con estos éxitos, Santas se impulsa hacia la primera cita estrella de su calendario deportivo, el Campeonato del Mundo en pista, que se celebra del 14 al 17 de marzo en Apeldoorn (Países Bajos). Un evento que marca el inicio de la cuenta atrás para su competición más esperada: los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020.

El pister aragonés (encuadrado en la categoría de discapacidad MC3) ya está instalado en Anadia (Portugal) concentrado con la selección española de ciclismo paralímpico para preparar un campeonato en el que persigue la medalla que más se le resiste: el oro individual, el color que le falta. Ya posee en su currículum ocho metales en Mundiales sobre el parqué (a los que se une otro podio en el certamen en ruta), estrenando su historial en 2014 en Aguascalientes (México) con la corona por equipos. Pero ni en Apeldoorn en 2015 (plata velocidad equipos y bronce scratch), ni en Montichiari en 2016 (bronce kilómetro individual y velocidad equipos), ni en Los Ángeles al año siguiente (scratch y velocidad equipos) y ni el recordado Río de Janeiro en 2018 (bronce equipos) ha conseguido escalar al cajón más preciado del podio en el concurso individual. Santas se encuentra "en el mejor momento" y acude "con ambición" para alcanzar su gran reto: el maillot del arco iris.

PODIO_TODOS_thumb

Concentración en Portugal

Los ciclistas convocados por el seleccionador nacional de ciclismo adaptado, Félix García Casas, tanto para la concentración previa como para el Mundial de Apeldoorn son los siguientes: Ricardo Ten (M1), Maurice Eckhard (MC2), Eduardo Santas (MC3), Amador Granados (MC3), Óscar Higuera (MC4), Alfonso Cabello (MC5) y Pablo Jaramillo (MC5). En cuanto a los tándem, prepararán su asalto al Mundial en Anadia los actuales medallistas de plata en persecución, Ignacio Ávila y Joan Font.

Para el internacional de Tarazona, de 29 años, afincado ahora en Tudela, nunca ha sido un obstáculo la hemiplejia que sufre desde que tenía 4 años en el lado derecho de su cuerpo, como consecuencia de una varicela. El ciclismo se convirtió en su medio para rehabilitarse de la lesión y con el que ha conseguido romper barreras en los últimos tres lustros. Con la mayoría de edad, en 2010, entró a formar parte del equipo paralímpico con el que ha dado forma a un palmarés enorme. Fue el primer deportista paralímpico en competir en un Campeonato de España absoluto de ciclismo en pista con deportistas sin discapacidad en Mallorca 2017, un hito que repitió un año después en Valencia. Unos logros que no pasaron desapercibidos para el corredor del Movistar Mikel Landa, presidente de la Fundación Euskadi, que lo reclutó para su equipo élite sub-23 para competir en categoría absoluta. "Es una oportunidad bonita de progresar deportivamente, ya que los paralímpicos no tenemos muchas ocasiones para competir. Poder estar en el pelotón élite hará que crezca a nivel personal y deportivo. Y seguro que a Tokio llego muy bien preparado y, sobre todo, muy motivado", explica Santas.

Su instinto ganador sigue muy vivo. Así, se estrenó en febrero en el mítico velódromo de Mánchester con tres medallas en la Copa de Europa de ciclismo adaptado, puntuable para los Juegos: plata en la prueba de persecución tres kilómetros con su mejor marca personal (3:35:995); bronce en kilómetro contrarreloj y en velocidad por equipos, junto con Alfonso Cabello y Amador Granados, con los que ganó en Río su primera medalla (bronce) paralímpica. Y el pasado fin de semana, el corredor brilló en la cita celebrada en Galapagar, donde defendió los títulos obtenidos en 2018 en las modalidades de persecución y kilómetro y los revalidó con excelentes registros, para enmarcar los 25 oros nacionales en su currículo. "Estoy muy contento por estos resultados, dos oros con marcas muy buenas y con muy altas expectativas para el Campeonato del Mundo. Ahora toca prepararnos bien en la concentración y marchar a Apeldoorn para darlo todo", concluye Santas.

Etiquetas
Comentarios