Despliega el menú
Deportes

Guerreras del siglo XXI

Gema Hasen-Bey, Sheila Herrero, Sandra Sánchez y Jennifer Pareja hablan en Zaragoza sobre los retos, éxitos, visibilidad y futuro del deporte femenino.

Sandra Sánchez, Gema Hasen-Bey, Sheila Herrero y Jennifer Pareja, este viernes en el Centro Hidrotermal Las Ranillas de Zaragoza
Sandra Sánchez, Gema Hasen-Bey, Sheila Herrero y Jennifer Pareja, este viernes en el Centro Hidrotermal Las Ranillas de Zaragoza
Oliver Duch

La historia del deporte femenino escribe páginas de lucha continua contra las dificultades. Precariedad laboral, poca visibilidad en los medios de comunicación, escaso respaldo institucional y privado, conciliación y derecho a ser madre, normalización del deporte inclusivo, acoso sexual… Las deportistas han conseguido con su talento e insistencia alzar la voz en un mundo con titulares acaparados por los hombres. Gema Hasen-Bey, Sheila Herrero, Sandra Sánchez y Jennifer Pareja son ejemplos de mujeres que han logrado superar obstáculos y salir campeonas. "Las deportistas somos las guerreras del siglo XXI", han proclamado este viernes las protagonistas del Foro Mujer y Deporte, promovido por el Consejo Superior de Deportes e Iberdrola, como patrocinador principal, que se ha celebrado en el Centro Hidrotermal Las Ranillas de Zaragoza. El encuentro ha sido un anticipo del tour ‘Mujer, Salud y Deporte’, una gira que llega este fin de semana por primera vez a la capital aragonesa, concretamente a la Plaza del Pilar, y que pretende fomentar el papel y presencia de la mujer en el mundo deportivo.

"Todas podemos alcanzar una cima, y esto merece la pena". Lo dice una mujer que no entiende de barreras, pese a tener su cuerpo unido a una silla de ruedas tras sufrir un accidente. Gema Hasen-Bey ha competido en cinco Juegos Paralímpicos en la modalidad de esgrima, ha construido un palmarés de medallas de todos los colores, pero la madrileña no ha renunciado a "seguir creciendo como deportista". "La vida no me lo ha puesto fácil. Pese a todo, el éxito llegó. Pero tuve un momento difícil y reflexioné: ¿por qué hago deporte? Me apasiona, para mí es un espíritu de superación y de poder dejar un legado para los demás. Por eso me embarco en retos, pese a las dificultades", ha destacado Gema, que se convirtió el año pasado en la primera deportista paralímpica del mundo en silla de ruedas en alcanzar los 3.000 metros de altitud del Teide solo con el impulso de sus brazos.

Ahora aspira a ser la primera mujer en alcanzar la cima del Kilimanjaro. "Un zaragozano, Julián Corredera, me convenció. Cuando valoré todos los hándicaps que me iba a encontrar y me dijeron que era imposible, entonces es cuando dije que el reto merecía la pena. Salgo de mi zona de confort para hacer este proyecto, el poder ir más allá aplicando la tecnología para hacer esta cima y decir a todas que no hay obstáculos que nos frenen. Creo que somos las guerreras del siglo XXI y hemos venido para provocar cambios que impulsen a la mujer", ha valorado la paralímpica.

Talento y sudor para hacerse ver. Pese a contar con 15 mundiales, 39 europeos, 189 récords nacionales en patinaje de velocidad, la laureada Sheila Herrero ha experimentado "en primera persona" el sentirse "ignorada" por los medios de comunicación. "Me lo he tenido que currar y mucho para salir en un titular", ha reconocido la zaragozana, poseedora de uno de los currículums más impresionantes del deporte español.

Hace 15 años que dejó de competir al más alto nivel, pero Sheila sigue "en activo" enseñando a los más jóvenes y "peleando" por "hacernos visibles". La aragonesa ha recordado, como anécdota, a lo que tuvo "que recurrir" para convertirse en noticia. "A mi mánager, Javier Gómez, se le ocurrió hacer un reto muy novedoso: un duelo entre la patinadora y el ciclista italiano Claudio Chiapucci, un reto en el que medir sus fuerzas y, sobre todo, su punta de velocidad. "Entonces ya había sumado trece campeonatos del mundo, pero seguía invisible. Y esto fue un bombazo, a partir de ahí fue mi resurgir. Pero tener que recurrir a esto me resultó injusto", ha valorado Shelia, que sí ha reconocido que "se están dando pasos, pero de forma muy lenta y, especialmente, en el tema económico".

Falta de apoyo público y  privado

Es precisamente esa falta de apoyo la que condiciona también el futuro en la práctica deportiva y, especialmente, en la élite. Así lo ha contado la karateca Sandra Sánchez, campeona del mundo y de Europa de kata: "Tienes que conseguir unos resultados excelentes para poder tener acceso a una beca ADO. Sin ella se hace complicado vivir, salvo si no es por el apoyo que encuentres en algún patrocinador o, como en mi caso, buscando un trabajo alternativo dando clases para poder asumir los gastos".

El relato de Sandra, quien ha iniciado la cuenta atrás para su primera presencia olímpica en Tokio 2020, también se ha trufado de historias personales, que reflejan la cruel realidad. "Con 20 años se me da la opción de poder entrar becada al CAR de Madrid. Al poco, a mi madre le diagnostican cáncer y propongo el poder ir a mi ciudad, a Talavera de la Reina, para cuidar a mi madre. Solo quería ayudarla, pero federativamente no se entendió y no recibí el apoyo", ha explicado la mejor karateca de la historia en la disciplina de kata femenino después de permanecer durante tres años seguidos como líder del ranquin mundial.

La importancia de la base también ha sido otro de los puntos que se han tratado en el foro. Y la necesidad de que haya referentes femeninos para que las niñas no abandonen la práctica deportiva. "Uno de los factores que hay que cambiar es la elevada tasa de mujeres que deciden no continuar. Una de las cosas que más nos cuesta es intentar priorizar el deporte y ver que se puede vivir de él. Hay que concienciar que el deporte femenino puede ser tu vida y futuro", ha destacado Jennifer Pareja, plata olímpica y campeona del mundo de waterpolo.

La catalana, nombrada mejor waterpolista del mundo y de Europa en 2013, ha incidido en la "necesidad" de que se generen y aporten recursos públicos y privados. "Las jóvenes han de tener referentes femeninas. Hay que difundir nuestros éxitos, que haya más apoyo de todos, porque creo que se puede ser deportista en España", ha detallado.

Un respaldo que también reclaman las deportistas que deciden ser madres, y que se encuentran "desamparadas" ante el "vacío" que se genera a su alrededor. "¿En qué momento te lo planteas? ¿Pierdes la beca ADO y qué haces? Te quedas sola, sin ayuda de las federaciones, de las instituciones… No tenemos contratos, no cotizamos. La Ley del Deporte es de 1990 y no se ha cambiado. Hay ejemplos para romper tabúes. Hace falta apoyo del Gobierno del país a nivel legal, y de los patrocinadores, y también compromiso de la mujer de que va a volver a competir", ha afirmado Sandra Sánchez.

Gema Hasen-Bey ha demandado un deporte inclusivo -"tiene que ser para todos; el deporte es salud, estilo de vida. Tenemos que humanizar el deporte"-; Sheila Herrero ha solicitado "diálogo, un encuentro con todos los estamentos para que nos escuchen"; Jennifer Pareja ha reclamado que los clubes "den prioridad al deporte femenino" y Sandra Sánchez ha abogado por "una educación en valores". Todas han rechazado las situaciones de acoso y abuso sexual en el deporte, un problema tabú y tan extendido que obliga a alzar la voz. "Basta ya, hay que denunciarlo".

Etiquetas
Comentarios