Deportes

José Joaquín 'jj' Arcega: "Llevo con orgullo el apellido Arcega y soy consciente de lo que significa"

JJ Arcega Whiteside (Zaragoza, 1996), figura en ciernes del fútbol americano, ha regresado de vacaciones a su ciudad, que no visitaba desde hace siete años.

JJ Arcega, el sábado en el Parque Deportivo Ebro.
Aránzazu Navarro

¿Cómo debo llamarle: José Joaquín, Joaquín, Jei Jei (JJ)?

La familia y los amigos me llaman Jei Jei.

¿Hacía mucho que no regresaba a Zaragoza, su ciudad de nacimiento?

Hacía demasiado tiempo, siete años, que no visitaba Zaragoza. Llevo dos semanas en España aprovechando unos días de vacaciones en la Universidad de Stanford, donde curso Relaciones Internacionales. Los primeros días hice turismo en Barcelona y después vine a Zaragoza, para estar con mi familia.

¿Qué sentimientos y sensaciones le genera este regreso?

Nací y viví en Zaragoza mis primeros años, hasta que mis padres se trasladaron a Portugal y posteriormente a Estados Unidos. Por este motivo no conservo muchos recuerdos de Zaragoza, pero por eso mismo me encanta volver a mi ciudad y redescubrirla. El otro día visitamos El Pilar y me maravilló. También disfruté mucho en La Seo, que me pareció sensacional, y andando por esas calles tan bonitas del casco antiguo.

¿Cómo es el reencuentro con sus tíos Fernando y Pepe?

Fantástico, me miman mucho. Especialmente con la comida, que es la mejor del mundo. Cada dos horas como un plato de jamón. Y me encanta la paella, el pulpo... todo. Volver a la Universidad se va a hacer duro después de estos días...

Estudia en una universidad con decenas de Premios Nobel, varios Pulitzer...

Los alumnos de Stanford son unos genios. Casi que aprendo más en clase de mis compañeros que de los profesores. Es un sitio espléndido, que merece la pena visitar, y en el que se respira virtuosismo.

¿Por qué es tan prestigiosa y productiva en lo académico?

Es muy importante la red que conforman los exalumnos. Muchos de ellos se instalan en los alrededores de la Universidad, en la zona de Palo Alto, que es muy próspera y rica. Todos quieren estar allí. Ese ecosistema es muy generoso para los estudiantes. Se te abren unas oportunidades únicas.

¿Es usted un buen estudiante?

Eso mejor que lo contesten mis profesores (sonríe). Es difícil combinar el fútbol americano con los estudios, pero al menos lo intento y me esfuerzo. La Universidad y el Deporte van de la mano en Estados Unidos. Se dan facilidades y se crean las condiciones necesarias para que puedas desarrollar ambas facetas. Pero el trabajo no te lo quita nadie.

¿Cómo es un día en su vida en Stanford?

Me levanto a las seis de la mañana, desayuno, voy a clase, almuerzo, vuelvo a clase, hago la siesta si puedo, vemos vídeos durante dos horas, hago pesas una hora, entreno dos horas, ceno y me encierro en mi cuarto a hacer los deberes. Así todos los días. Llego a la cama agotado.

Es una de las estrellas del equipo de fútbol americano.

Yo soy receptor, el que corre mucho, atrapa el balón y a veces hace ‘touchdowns’. La temporada en la liga universitaria comienza en agosto y acaba en enero. Pero no paramos de entrenar durante todo el año.

¿Cómo ve el sueño de ser el primer aragonés en jugar en la NFL, la gran liga americana?

Soy conocedor de que el objetivo es muy complicado. Puedes hacerlo genial durante doce partidos y fastidiarla en el último. Nunca se sabe. Es un sueño que puede ser realidad y para el que no voy a ahorrar ni un gramo de sudor.

¿Supone una inspiración seguir la senda de su padre y de sus tíos, que fueron deportistas profesionales?

¡Claro! Llevo con mucho orgullo el apellido Arcega y soy consciente de lo que significa. Me gustaría ser un deportista profesional, continuar la saga de mis padre y de mis tíos. Trabajo cada día para ello y ojalá lo consiga.

Etiquetas
Comentarios