Despliega el menú
Deportes

Martí Vigo: "La experiencia olímpica está siendo increíble"

El aragonés cierra este miércoles su participación en Pyeongchang en la prueba de sprint equipos libre junto al vasco Imanol Rojo.

Martí Vigo, en la villa olímpica de Pyeongchang.
Martí Vigo, en la villa olímpica de Pyeongchang.
@jesus.p.brocal

Después de un estreno olímpico incompleto, Martí Vigo quiere resarcirse este miércoles en Pyeongchang. El esquiador aragonés compite a partir de las 9.45 (hora española) junto con su compañero y amigo Imanol Rojo en la prueba de sprint equipos libre, donde cerrará su participación en los Juegos Olímpicos de Invierno tras no poder terminar el pasado viernes los 15 kilómetros de esquí libre por problemas físicos. Su reto es terminar con buenas sensaciones y acabar la competición lo más arriba posible, compensando su juventud y su inexperiencia con hambre y ambición. "Después de la primera competición terminé mal con infección de anginas, oído… y todavía sigo con antibiótico. Por suerte, ha bajado la infección y voy mejor, con menos dolor. No son las condiciones ideales para preparar una competición, pero espero estar al cien por cien", explicaba este martes desde Corea.

Si la pareja española supera las semifinales, que serán emitidas en directo a través de Eurosport y de DMax, la final está prevista a las 11.30. El mecanismo de la prueba, de 8,4 kilómetros, consiste en seis relevos alternos entre los dos competidores en el que los diez mejores tiempos acceden a la ronda final. Cada esquiador dará tres vueltas al circuito de 1,4 kilómetros y la pareja más rápida en la fase definitiva se colgará el oro.

Martí Vigo competirá en esta prueba junto al vasco Imanol Rojo, un esquiador con más experiencia que él (tiene 27 años y el aragonés 20) que terminó 49º en la prueba de skiatlón y 62º en los 15 kilómetros donde abandonó el oscense. Dos actuaciones lejanas al nivel esperado que tratará de revertir con un buen cierre junto a Vigo. Ambos tienen entre ceja y ceja una despedida por encima de sus actuaciones previas. "No queremos marcarnos un objetivo concreto, aunque si nos clasificamos para la final sería increíble. Estar entre los diez primeros sería muy bueno", subraya el oscense.

Como ya sucediera en la competición del pasado viernes, el Palacio de los Condes de Ribagorza, en Benasque, volverá a reunir a todos los vecinos que lo deseen para seguir la competición de su paisano. Como Vigo, todos tienen ganas de vivir una fiesta completa, con el de Sesué terminando la competición lo más arriba posible. Habrá torta y chocolate para todos los asistentes, además de una pantalla gigante para seguir la competición.

Más allá de resultados y clasificaciones, Martí Vigo está disfrutando en Pyeongchang de una experiencia inolvidable: disputar unos Juegos Olímpicos de Invierno con apenas 20 años. Un sueño cumplido al que le queda el remate final. "El ambiente aquí es una pasada, las infraestructuras son increíbles y las condiciones cada vez mejores, ahora con menos frío que antes", relata. "La experiencia olímpica está siendo increíble. Estoy muy contento de, además, poder compartirlo con mi madre y mi hermana. Es una pasada estar con ellas aquí", concluye.

Etiquetas
Comentarios