Deportes
Suscríbete por 1€

Víctor Muñoz, una incógnita más en el Real Zaragoza

Los nuevos responsables de la SAD se reunirán esta tarde por primera vez con el técnico. Allí le informarán sobre las carencias en la plantilla y se decidirá el futuro

Víctor Muñoz, técnico del Real Zaragoza. A la izquierda, Raúl Longhi, segundo entrenador.
Víctor Muñoz, una incógnita más en el Real Zaragoza
Asier Alcorta

Esta tarde se reunirán por primera vez los responsables del Real Zaragoza con su entrenador, Víctor Muñoz. A apenas 24 horas del inicio de la pretemporada, por fin dialogarán los nuevos gestores del club tras el cambio de propiedad sufrido días atrás con el técnico al que ratificaron. En el cónclave se repasará el estado deportivo del equipo antes de tomar la salida al periodo de preparación, un estado directamente proporcional a la grave crisis económica que padece la SAD. Esta perspectiva será la que le pinte el nuevo cuerpo gestor al técnico, además de precisarle –según confirmaron ayer a HERALDO fuentes del propio club– la escasa capacidad de maniobra para realizar fichajes de nivel hasta que no se aclare la grave situación financiera que padece la entidad zaragocista.

Expuesto el balance de situación, conocidas las mermas que ha sufrido el plantel zaragocista y sin haberse contratado todavía ningún fichaje, habrá que conocer la opinión de Víctor Muñoz. Hasta que no se produzca este diálogo, Muñoz no se pronunciará sobre las medidas a adoptar. En cualquier caso, hay que subrayar que el momento actual es muy distinto al del pasado curso, cuando tomó las riendas de la entidad en plena segunda vuelta. En el  ejercicio, Víctor Muñoz firmó por el Real Zaragoza para intentar sacar al club de la dificilísima situación que padecía en la tabla classificatoria. Su objetivo esencial era atrapar la permanencia en Segunda A, evitar el descenso a la Segunda B. El técnico firmó por dos temporadas, y ya anunció el mismo día en que se aseguró la permanencia que su objetivo era construir un equipo potente para que el Real Zaragoza pudiera ascender a Primera este mismo año. Evidentemente, a escasas horas del inicio de la pretemporada, el Zaragoza carece de un plantel suficiente para alcanzar la meta que persigue Víctor Muñoz.

Con estas premisas y considerando que los actuales responsables del Real Zaragoza no le pueden asegurar a Víctor refuerzos de verdadera entidad, pues la capacidad económica del club es limitadísima, los gestores de la SAD contemplan como una incógnita el futuro de Muñoz en el club. Muñoz no va a ser destituido, pero en el mismo club desconocen la respuesta del entrenador aragonés cuando le sean planteadas esta misma tarde las carencias en la plantilla con que arrancará mañana mismo el Real Zaragoza.    

Respecto al pasado curso, el conjunto aragonés ha perdido a activos muy importantes. Víctor Muñoz solo cuenta en estos momentos con 12 jugadores con licencia a favor del primer equipo, una vez que ha abandonado la entidad Arzo, y Luis García está a punto de abandonarla. A la docena que resta, habrá que restarle la intención de vender o renegociar la situación contractual de Álvaro, Abraham, Montañés y Barkero. Es decir, los hombres de más elevada ficha, los futbolistas más cotizados del actual plantel, pueden abandonar en breve el club. Además, entre los que quedan, hay que destacar los casos del prometedor delantero canterano Jorge Ortí, que continúa en su proceso de rehabilitación tras su lesión, y de Luis Porcar. Imagen delatora

La foto de presentación del equipo que se capturará mañana desvelará con nitidez el grupo que se le ofrecerá hoy a Víctor Muñoz, un colectivo mermadísimo más un abundante número de futbolistas procedentes del filial, jugadores que han rendido a gran nivel en la Tercera División aragonesa, ascendiendo a la Segunda División B, pero que jamás han competido en el fútbol profesional. Llegado ese momento, habrá que conocer la opinión al respecto de un entrenador al que le gusta competir, luchar por objetivos elevados, como es Víctor Muñoz. El planteamiento del pasado curso era conservador: la permanencia. El que tenía previsto para esta temporada era atrevido: el ascenso. Y a fecha de hoy la plantilla del Real Zaragoza teóricamente no reúne nombres para optar a tal objetivo.   

La incógnita de Víctor Muñoz es una de las de mayor envergadura en la SAD zaragocista. Hay una problemática financiera en la entidad, y una negociación con Hacienda que todo lo subordina en el club. Pero conocer el punto de vista del técnico también resulta trascendental para los nuevos gestores del club. Muñoz rubricó un contrato por lo que restaba de la pasada campaña más la actual. Dicho acuerdo, también firmado por el anterior director general del club, Jesús García Pitarch, no contemplaba ninguna cláusula de desenganche.

A la espera de lo que hoy ocurra con el alarmante estado carencial de la plantilla del Real Zaragoza y Víctor Muñoz, en el club zaragocista residen muchas más incógnitas. A punto de arrancar el curso, el club no cuenta todavía con secretario técnico ni con dirección deportiva. Tampoco está fijado todavía dónde se realizará la  concentración de pretemporada, ni los partidos amistosos, ni la confección de la primera plantilla. Víctor Muñoz sí fue confirmado por los nuevos gestores del club tras el cambio de propiedad. Habrá que ver qué piensa el carismático técnico aragonés cuando esta misma tarde conozca de voz de la propiedad el plantel puesto a su cargo...

 

Etiquetas