Despliega el menú
Deportes

El fondo mexicano llega para negociar con Agapito

Mientras, el pakistaní Kadir Sheikh asegura que se reunió ayer con Nayim y Cuartero

Agapito Iglesias, en una imagen reciente.
El fondo mexicano llega para negociar con Agapito

Los inversores mexicanos que vienen negociando con Agapito Iglesias la compraventa del Real Zaragoza desde hace varias semanas llegaron ayer a España para reunirse a lo largo de la jornada de hoy con el constructor soriano. Tal y como informó HERALDO en su día, los representantes de este fondo con capital del país azteca, cuyo principal contacto en Zaragoza es el cónsul honorario de México, Luis Emilio Fernández, tenían reservados los pasajes de avión por si Agapito les ofrecía la opción real de adquirir su paquete accionarial mayoritario de la SAD y ellos veían garantías de que el acuerdo fuese a ser factible. Y esa circunstancia se produjo en la madrugada de anteayer (hora española), por lo que la cita personal con Agapito quedó establecida para las próximas horas.

Según fuentes de esta negociación, los emisarios mexicanos llegan a este encuentro dispuestos a escrutar in situ el estado de la situación del club (hecho que conocen desde la distancia a través de múltiples videoconferencias) y con la voluntad de firmar el documento definitivo si alcanzan un acuerdo con Agapito Iglesias. Dado lo avanzado de las interminables negociaciones del aún propietario del Real Zaragoza con el grupo aragonés ?que abandera Mariano Casasnovas? y con el capital alemán que ha representado Javier Laínez y que, desde ayer, ya tiene al empresario germano-pakistaní Kadir Sheikh como? cabeza visible, estos inversores mexicanos son conocedores de que apenas tienen tiempo para el regateo o la demora en el trato.

Anoche, este grupo seguía decidido a permanecer en silencio durante un tiempo más, como hasta ahora, sin desvelar nombres ni detalles del origen de su dinero. Tan solo, como los demás aspirantes, aseguran que se trata de un fondo solvente, con capacidad financiera sobrada para sacar al Real Zaragoza del atolladero económico en el que se encuentra y que desea expandir sus nichos de negocio al mundo del fútbol en Europa, toda vez que en México ya están vinculados a algún club de cierto nivel.

Mientras tanto, el grupo de empresarios aragoneses que representa Casasnovas consumió un día más en su inacabable espera e indecisión para firmar un contrato que, según fuentes de esa negociación, está cerrado y a falta de la rúbrica desde principios de la semana pasada. No acaban de limarse las últimas diferencias de matiz entre ese heterogéneo grupo de industriales locales, que hoy volverán a reunirse por enésima vez en busca de una salida definitiva.

Por otra parte, Santiago Pérez, empresario que fue candidato a formar parte del grupo de Casasnovas días atrás, desistió ayer de su idea de ofrecer hoy una rueda de prensa en la que explicar los pormenores, según su punto de vista, de estas largas negociaciones con Agapito. La suspensión de su intención inicial es sine díe.Sheikh, con Cuartero y Nayim

En el otro frente activo de las conversaciones por adquirir el mando del Real Zaragoza, el empresario germano-pakistaní Kadir Sheikh, viajó ayer hasta la capital aragonesa para reunirse, primero con el consejero Luis Carlos Cuartero y, posteriormente, con Nayim, el elegido para tutelar la dirección deportiva de su proyecto en caso de ser finalmente el comprador.

Sheikh ya asume al cien por cien las riendas de esta negociación del capital alemán que, hasta anteayer, siempre abanderó Javier Laínez. Éste aseguró ayer que da un paso atrás y solo reaparecerá en caso de que Sheikh compre y, como está pactado, le ofrezca la presidencia.

El empresario pakistaní, que no quiere dar a conocer su rostro de manera oficial ?rehuye las fotografías? y cuyo difuso currículum expandió ayer dudas sobre su solvencia dentro y fuera de las negociaciones, comentó anoche a HERALDO que había estado "tomando un café con Cuartero". El inversor dijo que se había citado con el de Pradilla "porque es la mano derecha de Agapito" y salió convencido de que la conversación había sido "muy profesional".

Con Nayim se vio a continuación. Sheikh sabe de la prisa que corre comenzar a trabajar el área deportiva. "No se ha planificado nada de la próxima temporada. Entraremos con fuerza para dar un cambio radical que hace falta. Sé que la manera de trabajar es muy poco profesional y eso lo queremos cambiar desde el principio", valoró el pakistaní, que también aseguró haber "hablado 20 minutos con Agapito por teléfono". Sheikh insiste en que "el contrato está en mis manos desde la semana pasada y solo faltan algunos detalles por solucionar".

Etiquetas