Despliega el menú
Comunicación
Suscríbete

Opinión

David Beriain, buscador incombustible de la verdad

Por
  • Beatriz Cardós
OPINIÓNACTUALIZADA 28/04/2021 A LAS 14:14
David Beriain
David Beriain
DMAX

Este lunes perdía la vida uno de los reporteros españoles más reconocidos de los últimos años, un símbolo del periodismo comprometido. David Beriain (Artajona 1977) fue asesinado en Burkina Faso cuando hacía lo que mejor sabía hacer y lo que siempre quiso, buscar la verdad a pesar de todo.

Conocí a David en la universidad, a una edad en la que todavía estamos a medio hacer y en un lugar en el que forjamos el carácter, pero él ya lo tenía formado de serie. David Beriain, a los 18 años ya sabía que iba a lograr lo que otros solo soñábamos con intentar.

Entre partidas de mus, canciones de Silvio, fiestas y muchos libros pasamos cuatro años inolvidables, en los que David, con su chaleco, sus botas y su barba, siempre hacía preguntas incómodas o vertía opiniones difíciles de digerir para muchos de nuestros profesores.

Siempre directo, siempre sincero, siempre cariñoso, bajo la fachada de tiarrón navarro brillaban sus ojos azules y su voz suave y tranquila, con cierto acento latino cuando volvió de pasar una temporada en Santiago del Estero, Argentina. Allí, llegó de becario, pero consiguió publicar un suplemento que destapó la corrupción local y que, ya le puso en el punto de mira "de los malos".

Año tras año, su verdad, la del reportero intrépido que busca mejorar el mundo destapando las injusticias se fue haciendo visible para todos los que no le conocían y, con trabajo y buen hacer, se convirtió en referente del reporterismo en nuestro país. David siempre decía que "las grandes historias podrían surgir del lugar más pequeño" y esa pasión le llevó a recorrer el mundo.

Beriain fue un ninja de la verdad, un guerrero del bien que muere en batalla, como podríamos leer en cualquier libro de fantasía que trata de países imaginados. Pero, a veces, la ficción y la realidad no están tan lejos y el bien y la verdad este lunes perdieron uno de sus más firmes defensores en la vida y en su profesión.

Sus trabajos llenos de autenticidad y de riesgo estaban marcados por su personalidad firme y su decidido amor por contar lo que pasa, cueste lo que cueste. Y este lunes, a David, le costó la vida.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión