Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

Asesinan a los periodistas David Beriain y Roberto Fraile tras ser secuestrados en Burkina Faso

El suceso ha ocurrido en la zona de Pama, donde individuos armados emboscaron a una patrulla de efectivos burkineses contra la caza furtiva, en la que iban empotrados los periodistas españoles.

Combo de dos fotos que muestra a los periodistas españoles David Beriain (i) y Roberto Fraile, asesinados en Burkina Faso mientras grababan un documental sobre caza furtiva,
Combo de dos fotos que muestra a los periodistas españoles David Beriain (i) y Roberto Fraile, asesinados en Burkina Faso mientras grababan un documental sobre caza furtiva,
Efe

El reportero navarro David Beriain Amatriáin (Artajona, 1977), director de la productora 93 Metros, y el periodista Roberto Fraile, cámara de Baracaldo (Vizcaya), han sido asesinados en Burkina Faso. Los dos estaban rodando un documental en el país africano.

Los dos periodistas fueron secuestrados este lunes tras sufrir un ataque en el este de Burkina Faso y han sido asesinados, según ha informado, a falta de una confirmación oficial de las autoridades del país, la ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya. 

El suceso ha ocurrido en la zona de Pama, donde individuos armados emboscaron a una patrulla de efectivos burkineses contra la caza furtiva, en la que iban empotrados los periodistas españoles. 

Los dos fallecidos estaban realizando un documental sobre los esfuerzos de las autoridades de Burkina Faso para proteger los parques naturales del país frente a la caza furtiva y las comunidades que habitan en ellos.

Los periodistas españoles David Beriain y Roberto Fraile, asesinados en Burkina Faso

Ambos formaban parte de un grupo de unas 40 personas con las que se perdió el contacto hacia las 15.30 horas del lunes en un parque natural situado en la frontera entre Burkina Faso y Benín, una "zona peligrosa por ser campo de operaciones de terroristas, cazadores furtivos y bandidos", ha subrayado González Laya, que ha lamentado la "triste noticia".

Los dos españoles, se encontraban en paradero desconocido junto a un irlandés y un miembro de las fuerzas de seguridad burkinesas tras un ataque ejecutado por personas armadas no identificadas contra una patrulla mixta de la unidad contra la caza furtiva en la provincia de Kompienga (sureste).

El Gobierno burkinés ha confirmado en un comunicado el ataque contra un convoy de las fuerzas de seguridad en el que viajaban también expatriados, quienes circulaban a bordo de un vehículo y motos y fueron asaltados en la reserva de Pama.

En este sentido, ha informado de tres heridos y de cuatro desaparecidos, entre ellos los dos españoles y el irlandés, y ha reconocido que hay imágenes de los cuerpos sin vida de los tres circulando en las redes sociales si bien no han sido "identificados formalmente".

Los medios locales han indicado, citando fuentes de seguridad, que los tres occidentales han sido ejecutados por sus captores, si bien otros apuntan a que habrían resultado heridos en la emboscada.

El ataque se saldó además con el robo de armamento y equipamiento por parte de los asaltantes. Entre el material se encuentran dos ametralladoras montadas sobre vehículo, un dron, doce motocicletas y receptores de frecuencia

Ataques yihadistas desde 2015

Aunque se desconoce, de momento, la autoría de este acto violento, Burkina Faso sufre ataques yihadistas desde abril de 2015, cuando miembros de un grupo afiliado a Al Qaeda secuestraron a un guardia de seguridad rumano en una mina de manganeso en Tambao, en el norte del país, que aún sigue desaparecido.

La región más afectada por la inseguridad es la del Sahel, situada en el norte y que comparte frontera con Mali y Níger, aunque la inseguridad se ha ido expandiendo a provincias limítrofes, y desde el verano de 2018 afecta también al este del país.

Los actos terroristas se atribuyen con frecuencia al grupo local burkinés Ansarul Islam, a la coalición yihadista del Sahel Grupo de Apoyo al Islam y los Musulmanes (GSIM) y al Estado Islámico en el Gran Sáhara (EIGS), que atacan también en Mali y Níger.

Como consecuencia de la violencia, Burkina Faso sufre la crisis de desplazados que más rápidamente crece en el mundo, con más de un millón de personas fuera de sus hogares (más de uno por cada 20 habitantes).

Sánchez ensalza el "periodismo valiente"

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha expresado su pesar por el asesinato de los periodistas David Beriáin y Roberto Fraile en Burkina Faso y ha aprovechado para ensalzar la labor que realizan quienes trabajan en zonas de conflicto."Se confirma la peor de las noticias. Todo el cariño para los familiares y allegados de David Beriain y Roberto Fraile, asesinados en Burkina Faso", ha escrito en su Twitter.

Sánchez ha expresado su "reconocimiento a quienes, como ellos, realizan a diario un periodismo valiente y esencial desde las zonas de conflicto".

También se ha sumado a la condena del asesinato el líder del PP, Pablo Casado, quien ha trasladado su "apoyo y afecto a las familias y compañeros" de los asesinados.

"Un día negro para la profesión y para todos los que amamos el periodismo libre, imprescindible en las democracias", ha asegurado en un mensaje en su Twitter. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión