Despliega el menú
Fiestas del Pilar
Suscríbete

pilar 2021

Costumbres del Día del Pilar para el recuerdo (o también del presente)

Hacerse fotos de estudio ataviados con el traje regional o estrenar ropa eran algunas de los hábitos de cada 12 de octubre entre los zaragozanos.

1980. Cabezudos.
1980. Cabezudos.
BURGOS, ARTURO

Las Fiestas del Pilar es tiempo de costumbres, sin embargo, algunas han ido evolucionando a lo largo de los años. No es lo mismo que se hacía en 1980 que en 1990, ni lo que se solía hacer en 1990 que en los primeros años de este siglo. Aquí van algunos recuerdos, pero seguro que los zaragozanos y fieles visitantes a la capital aragonesa por estas fechas pueden apuntar más a la lista.

Comida en casa

Ahora son muchos los que eligen comer fuera el Día del Pilar, no obstante, antes era más usual que fuera en casa y, cómo no, se aprovechaba para poner sobre la mesa los mejores manjares. En esto también hay modas y han cambiado los menús de los zaragozanos. Tal vez ahora se apueste por platos más de vanguardia, a pesar de ser cocinados en casa. Es lo que tiene el auge de los cursos gastronómicos para principiantes, que todos quieren mostrar sus mejores aprendizajes en los fogones. En cada casa hay unas costumbres, pero no eran pocas las familias que se decidían por los entremeses, fritos… Y corriendo, que a las 17.00 empezaban los toros.

Se estrenaba ropa

El refrán dice que “el Domingo de Ramos el que no estrena no tiene manos”, pero el Día del Pilar también era una buena excusa para sacar del armario nuevas prendas. Casi todo el mundo que se viste con el traje regional ha estrenado algo ya sea una faja, el pañuelo o el mantón, entre otras prendas. Se habla en pasado, pero todavía hay quien lo hace a día de hoy.

El brillo de las lentejuelas

En relación al traje regional, también se han vivido cambios. Hace unas décadas se popularizaron los pantalones de baturro con adornos de lentejuelas, los delantales con puntillas o un lado de lo más brocado para tapar el moño. Esa reinterpretación de los atuendos de baturros y baturras se ha ido sustituyendo por otros avalados por documentación histórica y también por el trabajo artesanal de talleres de confección que se han especializado en este tipo de moda. Otro rasgo eran las castañuelas, el sonido de estos instrumentos de madera ponían la sintonía a la calle.

Las fotos de estudio vestidos de baturros

Y ya que estamos vestidos de baturros, ¿por qué no nos hacemos una foto? En algunos salones y dormitorios zaragozanos no falta el retrato de algún miembro de la familia ataviado con el traje regional. Se trataba de fotografías de estudio que se hacían en los gabinetes de la ciudad. Un caldero de color cobre, una canastilla de mimbre o una bandurria apoyada en una silla eran recursos que hacían de marco para la escena.

¿Hacía más frío?

Está claro que el tiempo depende de cada año, que ha habido días del Pilar de no tener los suficiente refajos para cubrirse, pero en cambio ha habido otros en los que el cachirulo ha quedado empapado. 12 de octubre de chocolate con churros y otros de caña bien fría. En fin, Zaragoza no es bueno patrón porque se puede pasar del cierzo un fuerte cierzo a un calor achicharrante de la noche a la mañana.  

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión