Un brote de salmonela en un restaurante japonés de Zaragoza deja 13 intoxicados: 3 hospitalizados

Las denuncias de dos jóvenes que acabaron ingresadas dieron lugar a una causa judicial. Y un informe de Sanidad revela ahora que hubo más afectados.

Bandeja de Sushi japonés
Bandeja de Sushi japonés
HA

No llegó a 150 euros el recibo de la cena que un grupo de amigos compartieron el 4 de noviembre de 2023 en un céntrico restaurante japonés de Zaragoza. El precio incluía tres botellines de agua, tres jarras de cerveza y cinco menús del buffet libre, que permite elegir entre unos 200 platos diferentes: ensaladas, arroces, sushi, gyozas, ramen, fritos… No todos comieron lo mismo, pero los cinco empezaron a experimentar horas después claros síntomas de intoxicación.

Una de las jóvenes, de 26 años, acabó ingresada en un hospital y tuvieron que ponerle goteros para revertir su avanzado estado deshidratación. El malestar general, los vómitos, las diarreas y el dolor abdominal se prolongaron durante 17 días y la paciente estuvo de baja médica un mes. Desde el primer momento, ella relacionó lo ocurrido con aquella cena, por lo que informó al departamento de Sanidad del Gobierno de Aragón y denunció a los responsables del establecimiento por un presunto delito de lesiones por imprudencia.

Pero no fue esta joven la única intoxicada que acudió a la vía penal. Lo mismo hizo otra clienta de 22 años que comió también ese día en el buffet libre asiático. Tanto ella como la persona con la que compartió mesa tuvieron después fiebre alta y fuertes dolores de estómago. La primera acabó hospitalizada en la planta de digestivo del Miguel Servet, donde estuvo cinco días.

Las dos denuncias se acumularon en el Juzgado de Instrucción número 10 de Zaragoza, al que el Servicio Provincial de Sanidad acaba de remitir ahora un informe que confirma que los casos de estas jóvenes no fueron los únicos con presunto origen en el restaurante asiático. Es más, los técnicos precisan que allí se produjo un brote de salmonela que habría afectado a trece personas. Al margen de las denunciantes, otro cliente habría acabado hospitalizado. Se trataría de un hombre de 61 años que estuvo comiendo con toda su familia con motivo del festivo de Todos los Santos.

Clientes de cuatro días distintos

Porque como revela el informe de Sanidad, el brote afectó a personas que estuvieron comiendo o cenando en el restaurante entre los días 1 y 4 de noviembre de 2023. La mayoría de los intoxicados fueron jóvenes de entre 21 y 35 años. En cuanto al paciente de 61 años, parece que presentó algún problema de riñón, lo que llevó a los médicos a ordenar su hospitalización. Su mujer también tuvo diarreas que le obligaron a ser vista por su médico de familia.

La documentación remitida a la jueza concreta que seis de los trece casos incluidos en este brote de salmonela fueron confirmados por coprocultivo, prueba que sirve para detectar organismos en las heces. Los otros siete casos se califican como probables, porque a los intoxicados no se les llegó a hacer el coprocultivo pero hubo una valoración clínica y un vínculo epidemiológico. De todos estos pacientes, ocho fueron hombres y cinco, mujeres.

Investigación y deficiencias

A raíz de estos hechos, especialistas en higiene de los alimentos de Salud Pública cursaron el 10 de noviembre una visita al restaurante asiático  que podría ser origen del brote. El objetivo era doble: por un lado investigar lo sucedido para averiguar si existía alguna deficiencia; por otro, en caso de ser así, adoptar medidas para evitar que se produjeran más intoxicaciones.

Los técnicos se entrevistaron con 15 trabajadores manipuladores de alimentos y recogieron diferentes muestras: en alimentos como arroz hervido, salmón crudo, mahonesa, algas o fresas crudas; y en superficies usadas para prepararlos, como la tabla y el cuchillo de elaboración del sushi.

En el apartado de conclusiones, el informe dice: al tratarse de un buffet con tantos platos, que se elaboran y sirven conforme el consumidor los elige; al desconocerse los alimentos concretos consumidos por cada afectado; y al haberse efectuados las ingestas en diferentes días; “solo podemos inferir que alguno de los factores contribuyentes reseñados pudo repetirse el día de la ingesta”. Y ¿a qué factores se refieren? 

Principalmente a tres: a través de las muestras de alimentos y las entrevistas con los trabajadores, “se detectó alguna deficiencia estructural y de mantenimiento de las instalaciones y alguna práctica incorrecta”; el germen obtenido en una de las muestras “indica posibles fallos en limpieza y desinfección, deficientes prácticas de manipulación y tratamientos térmicos de conservación inadecuadas”; y, exceptuando un manipulador; “los restantes carecían de formación en higiene alimentaria y alérgenos”.

La jueza decretó el archivo provisional de la causa penal hasta en dos ocasiones. Y las dos veces la Audiencia Provincial de Zaragoza ordenó reabrirla por considerar que no se había investigado lo suficiente. Finalmente, el pasado 7 de mayo, la instructora tomó declaración a la encargada del restaurante en calidad de investigada por un delito de lesiones por imprudencia. La semana pasada llegaron las conclusiones del informe de Sanidad, por lo que ahora será el juzgado el que mueva ficha.

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión