El primer homicidio de Boggiero en Zaragoza fue considerado una muerte accidental

Abdelmalek E. H. ya está enterrado en Marruecos después de que se diese autorización para el traslado de su cuerpo siete días después de que fuese encontrado sin vida. 

Los crímenes se cometieron en el interior del número 152 de Boggiero, ahora precintado por la Policía.
Los crímenes se cometieron en el interior del número 152 de Boggiero, ahora precintado por la Policía.
FRANCISCO JIMENEZ

Aunque ahora se le considere la primera víctima de los dos supuestos homicidios cometidos recientemente en el número 152 de la calle de Basilio Boggiero de Zaragoza, en un primer momento su fallecimiento se describió como “muerte accidental”, según dice la familia que consta en la inscripción de su defunción en el Registro Civil de Zaragoza.

Abdelmalek E. H. está ya enterrado en la localidad de Taddart, en Marruecos, después de que el pasado 20 de marzo se diese autorización judicial de salida a su cadáver, siete días después de que se hubiese encontrado sin vida. Antes de que se celebrase el funeral, sus parientes observaron en su cuerpo marcas que les hicieron pensar que detrás de su muerte podría haber algo más que una caída y que les ha llevado a personarse en la causa. “Lo que su familia quiere es saber qué es lo que realmente le pasó a Abdelmalek”, afirma el abogado Amin Moushine, que ha asumido su representación.

La muerte de Abdelmalek E. H. salió a la luz pública a raíz de conocerse la de Mariana V. N., cuyo cuerpo fue encontrado en el mismo lugar el 4 de mayo, día en el que también se detuvo a José Miguel O. C., al que se le acusa de ser el autor de los dos homicidios. Él es el único que tenía acceso al inmueble, el que alertó de las dos muertes a terceras personas y en ambos casos después de que hubiesen transcurrido varias horas tras los fallecimientos.

El informe preliminar de la autopsia que se le practico a Abdelmalek E. H., de 39 años y también conocido como ‘El francés’, en el Instituto de Medicina Legal de Aragón dio como resultado que el motivo de la muerte había sido un shock neurológico derivado de una luxación cervical, una lesión traumática de la médula espinal. Puede producirse a través de una caída por las escaleras, como explicó en su momento, José Miguel O. C., pero también por una agresión, opción por la que se ha decantado el Grupo de Homicidios de la Policía Nacional. En concreto, en sus pesquisas se apunta hacia el mataleón como el método que habría empleado el presunto homicida. Es una maniobra en la que el atacante hace palanca con sus brazos alrededor del cuello de su víctima.

Para atribuirle a José Miguel O. C. el crimen de ‘El francés’ fue clave sus declaraciones ante los agentes que le detuvieron la noche de la muerte de Mariana V. N. Los policías lo vieron con la ropa ensangrentada y al preguntarle por el origen de las manchas su respuesta fue “vaya suerte que tengo, ya se me murió el otro día un moro en mis brazos, uno al que compraba hachís”. Gracias a las manifestaciones de dos testigos con los que la Policía había contactado unos días antes se tenía perfilado un posible autor de la muerte de Abldemalek E. H., una persona conocida como ‘Josemi’, pero que aún no había sido identificado hasta que las declaraciones espontaneas de José Miguel O. C. permitieron cerrar el círculo.

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión