Zaragoza
Suscríbete

sucesos

Sorprenden a un vecino de Épila con media tonelada de cable del AVE en el maletero

Una maniobra evasiva del conductor del vehículo infundió sospechas a una patrulla, que le dio el alto junto a una gasolinera del municipio de Épila. 

Ocho detenidos por robar cable de las líneas eléctricas, de telefonía y del AVE
Ocho detenidos por robar cable de las líneas eléctricas, de telefonía y del AVE

La Guardia Civil detuvo el pasado sábado a dos jóvenes tras descubrir que circulaban con media tonelada de cable de cobre robado en la línea del AVE oculta en el maletero de su coche, un BMW de color negro cuya parte trasera parecía soportar un peso excesivo. El arresto se produjo en una gasolinera situada junto a la carretera A-1305, en el término municipal de Épila, donde el conductor del turismo hizo una maniobra evasiva para evitar cruzarse con una patrulla de la Benemérita.

Aquella reacción infundió sospechas a los agentes, que decidieron dar el alto al coche para identificar a sus ocupantes. Al preguntarles a qué obedecía el extraño giro que acababan de hacer, estos les dijeron que habían pensado en lavar el vehículo. Pero la explicación no convenció a los funcionarios que, pese a la fuerte resistencia del propietario, lograron abrir el portón trasero del turismo y hallar la mercancía robada.

Lo primero que descubrió la patrulla fue que la persona que iba al volante, Jesús J. J., tenía retirado el carné de conducir desde el pasado 23 de septiembre, hecho del que se dio cuenta a la Agrupación de Tráfico de Zaragoza. Pero los problemas comenzaron después, cuando los agentes solicitaron al dueño del BMW que abriera el maletero para hacer un registro. Visiblemente nervioso, les dijo que no podía hacerlo porque la cerradura estaba rota. La patrulla observó que la amortiguación trasera del turismo estaba más baja de lo normal, por lo que insistió al conductor en que tenía que mostrar el maletero.

Las excusas de Jesús J. J. y su negativa a colaborar llevó a uno de los funcionarios a introducirse en los asientos traseros para intentar bajar los respaldos y acceder al compartimento trasero. Aquello agitó todavía más al conductor, que dando gritos apartó de forma brusca al agente. La Guardia Civil le advirtió de que sería detenido por un delito de resistencia grave si no se tranquilizaba y colaboraba. Pero este siguió negándose a entregarles las llaves.

"¿Para qué haces esto? ¿No ves que de una forma u otra lo van a abrir? ¡Me estás avergonzando en el pueblo!"

La agresividad y corpulencia del investigado obligaron a los agentes a engrilletarlo, ofreciendo este una enorme resistencia. El joven llamó a voces a su padre, que se encontraba en las inmediaciones, y consiguió entregarle las llaves indicándole que bajo ningún concepto abriera el maletero. Pero la reacción del hombre no fue la que su hijo esperaba: "¿Para qué haces esto? ¿No ves que de una forma u otra lo van a abrir? ¡Me estás avergonzando en el pueblo!, le recriminó. Y pese a los gritos del detenido, su padre acabó dando las llaves a los guardias.

Como presumían, la cerradura no estaba rota. Lo que el conductor trataba de evitar era que localizaran la gran cantidad de cable de cobre que transportaba. Al preguntar a Jesús J. J. y al copiloto del vehículo, Mohammed B., por la procedencia del material, estos no supieron dar ninguna explicación. Pero la patrulla sabía que desde octubre se han venido sucediendo distintos robos en la vía del AVE en el tramo que discurre entre Ricla y Bardallur. Y como las características del cable intervenido coincidían con las del sustraído, detuvieron a ambos varones por robo. En cualquier caso, hoy están citados dos técnicos del Adif para que vean el cable y digan si es el suyo.

Los investigados, a los que asisten los abogados Carmen Sánchez y Luis Ángel Marcén, quedaron libres tras declarar en el juzgado de guardia.

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión