Zaragoza
Suscríbete

Prisión para el presunto autor del incendio del garaje de Doctor Horno

La Policía halló en su poder objetos robados en vehículos del aparcamiento, de 102 plazas. 

Las grúas trasladaban este martes los vehículos dañados por el incendio en un garaje de Doctor Horno Alcorta.
Las grúas trasladaban este martes los vehículos dañados por el incendio en un garaje de Doctor Horno Alcorta.
Oliver Duch

El juez decretó ayer, 9 de septiembre, prisión provisional para Miguel Ángel T. R., de 36 años, como presunto autor del incendio que causó cuantiosos daños en el garaje comunitario de 102 plazas que comparten los números 25, 27, 29 y 31 de la calle del Doctor Horno Alcorta y el 12 del paseo de Teruel.

Aunque el detenido se acogió a su derecho a no declarar, las pruebas presentadas por la Policía Nacional parece que fueron suficientes para que el titular del Juzgado de Instrucción número 1, en funciones de guardia, lo enviara a la cárcel. Entre ellas, según pudo saber este diario, objetos sustraídos del interior de vehículos del garaje que los agentes hallaron en los registros practicados en el domicilio del sospechoso.

El magistrado, por contra, dejó en libertad provisional a Jorge A. M., de 26 años, detenido por su presunta participación en los mismos hechos. La Policía atribuye a ambos, defendidos por la abogada Olga Oseira, un delito de incendio con grave riesgo para las personas y otro de daños. 

Los investigadores creen que accedieron al garaje con intención de robar pero, por motivos que se desconocen, terminaron prendiendo fuego a un vehículo y las llamas se extendieron al resto. Las altas temperaturas alcanzadas en el garaje derritieron las tuberías y los vecinos que estaban (hay 75 pisos) tuvieron que irse de casa una semana hasta que fueron reparadas.

Cinco horas después del incendio, cuando los Bomberos actuaban aún en el garaje, Miguel Ángel T. R. fue grabado por las cámaras de una lavandería del paseo de Teruel robando la caja de cambios. Primero fue a las 10.00 provisto de un destornillador, pero no logró su propósito. Dos horas después regresó y, con la ayuda de una barra metálica, sacó la caja de la pared y se la llevó al hombro.

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión