Zaragoza
Suscríbete por 1€

zaragoza

Droga a su exmarido con una croqueta rellena de bacalao y sedantes para quitarle 27.000 €

La víctima se comió la tapa en un bar, comenzó a sentirse mal y la mujer lo acompañó a casa, donde le robó el dinero

El hombre obligaba a las mujeres a prostituirse.
Detenida una mujer por intentar intoxicar a su expareja con una croqueta con benzodiacepina
E.P.

No le supo buena, pero se la comió. Su exmujer era conocedora de su gusto por las croquetas y aprovechó esta debilidad para introducir en una de bacalao una cantidad de narcótico suficiente para que se sintiera mal y necesitara marcharse a casa para descansar y recuperarse. El hombre se durmió apenas llegó a su domicilio, situación que la expareja aprovechó para coger su móvil y manipular las cuentas bancarias para transferirse cantidades de dinero cercanas a los 27.000 euros. A esta conclusión llegaron los agentes del Grupo de Homicidios de la Policía Nacional de Zaragoza que el pasado 11 de noviembre detuvieron a M. B. L. G., de 47 años, como presunta autora de un delito de estafa y otro contra las personas.

Según informó este miércoles la Jefatura Superior de Aragón, los hechos se produjeron el pasado 24 de agosto en un bar del barrio de La Paz. La pareja se citó allí para hablar sobre su separación matrimonial, cuyos trámites habían iniciado apenas un mes antes. Las fuentes citadas añadieron que la mujer aprovechó un momento en el que su marido se acercó a la barra para recoger una consumición para introducir el narcótico en una croqueta de bacalao que el hombre había pedido.

Tras comerse la tapa, el hombre comenzó a sentirse indispuesto, por lo que la pareja abandonó el local para dirigirse al nuevo domicilio en el que vive el varón. Cuando se despertó a la mañana siguiente, según declaró ante la Policía, no recordaba nada de lo sucedido desde que había salido del bar. Además, al mirar el teléfono móvil, observó que tenía varias transferencias de sus cuentas a otras, operaciones todas ellas hechas por internet de las que no era consciente.

El hombre decidió entonces acudir a un hospital para hacerse un análisis y en el test arrojó un resultado positivo a la benzodiacepina, un medicamento psicotrópico usado para tratar problemas de ansiedad, el estrés o el insomnio. Entre los efectos secundarios están la somnolencia, debilidad, aturdimiento, confusión, inestabilidad, mareo y pérdida de la orientación.

El Grupo de Homicidios de la Policía se hizo cargo de las investigaciones, que culminaron el pasado día 11 con la detención de la sospechosa, la cual se acogió a su derecho a no declarar. Los agentes la pusieron en libertad a disposición del juez encargado del caso.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión