Zaragoza
Suscríbete por 1€

debate sobre el estado de la ciudad

Ranera dice que Azcón dejará la alcaldía con sus anuncios convertidos en "humo"

Acusa al regidor de haber utilizado el Ayuntamiento como "trampolín" político. Propone invertir 150 millones en los barrios y construir vivienda pública.

La portavoz del PSOE, Lola Ranera, durante su discurso, y la portavoz del PP, María Navarro
La portavoz del PSOE, Lola Ranera, durante su discurso, y la portavoz del PP, María Navarro
Guillermo Mestre

No se esforzó lo más mínimo en ocultar su intención de arrebatar en seis meses la alcaldía a Jorge Azcón (o a quien sea que se presente como candidato por el Partido Popular). La portavoz del PSOE, Lola Ranera, comenzó su intervención en el debate sobre el estado de la ciudad mencionando la cita electoralista y fue dura con el regidor por no haber aclarado aún si quiere optar a repetir en el cargo o se decidirá por la DGA. Le acusó de haber utilizado el Ayuntamiento "como trampolín para su carrera política" y no se cortó al asegurar que, a su juicio, Zaragoza está "categóricamente" peor que en 2019.

Los motivos, para Ranera, numerosos. Empezando por el "dudoso honor" de ser el alcalde con la huelga del transporte público más larga de la historia de la ciudad y por "eludir su responsabilidad" en ese conflicto "culpando", dijo, al gobierno anterior, al SAMA, al Gobierno de Aragón e incluso a la propia portavoz socialista. Y por la reordenación de las líneas del bus que no ha llegado, el "abandono" de las riberas o por priorizar "una política efímera de fotos y marketing" frente a cuestiones como, apuntó, la limpieza o el cuidado de las zonas verdes.

Pero sobre todo, por lo que para la edil ha sido "una sucesión de promesas incumplidas". Para empezar, mencionó la construcción del nuevo campo de fútbol, que fue una de las principales apuestas de Jorge Azcón durante su carrera a la alcaldía y que ahora, pendiente de licitación para 2023, ha vuelto, según Ranera, "a la posición de salida". Y con el anunció de este martes, dijo que el alcalde solo trataba de "enmascarar su fracaso". Después también se puso serio con esto Azcón y acusó a la edil de "poner palos en la rueda". "No puede seguir poniéndose de perfil con La Romareda. Es importante que haya consenso", remarcó.

Las propuestas en el tintero

Como parte de esas propuestas que se quedaron en el tintero, la portavoz socialista también enumeró la reforma de la ribera del Canal, el centro cívico de Parque Goya, el barrio solar del Actur o los equipamientos previstos en el parque Pignatelli. Y el plan local de comercio, del que la "sola medida" hasta ahora han sido los toldos de la calle Delicias, que costaron medio millón de euros y fueron, criticó, "motivo de burla en toda España".

"Todo fueron grandes anuncios de su gobierno y todo se ha quedado en humo", lamentó Ranera, que consideró que el alcalde va a abandonar el Ayuntamiento -porque dijo que el discurso que pronunció por la mañana sonaba a despedida- dejando un legado "nulo" en la ciudad. ¿Y el motivo? Para la portavoz socialista, al menos uno de ellos es que desde que Azcón asumió la presidencia del PP en Aragón "ha sido un alcalde ausente".

En este sentido fue dura Ranera, porque acusó al regidor de haber sido al frente del Consistorio "tan ruidoso y sobreactuado como inconsistente y sin ideas" y, además, de haber convertido la institución municipal en "un sucursal de la calle Génova". "Ha estado más pendiente de hacer oposición al presidente de España o al de Aragón. Ha pasado más tiempo de gira que atendiendo sus obligaciones", censuró.

La única decisión

"¿Para esto quería ser alcalde?", se cuestionó la edil, que redundó en la idea de que el tiempo de Azcón al frente de la alcaldía toca a su fin. "Seguramente, la única decisión transcendente que le queda sea elegir el pintor que realizará su retrato", ironizó.

También aprovechó su intervención para, con la mirada puesta en las elecciones, anunciar proyectos como la inversión de 150 millones de euros para mejorar la escena urbana de los barrios o la construcción de 3.000 viviendas públicas. "Tenemos ambición, ganas de ganar, y lucharemos por que Zaragoza vuelva a ser una ciudad referente", remató.

Aunque si en algún momento se elevó el tono del debate fue cuando llegó el momento de que el regidor respondiera a la oposición. Y sobre todo cuando se dirigió a Ranera, a quien acusó de ser "la portavoz adjunta de Lambán". Y también fue muy crítico con las propuestas anunciadas por la edil, que tildó de "fantasía electoral o proyectos sin ningún tipo de rigor".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión