Zaragoza
Suscríbete por 1€

zaragoza

Más del 70% de los veladores inspeccionados en Zaragoza incumplen algún aspecto de la nueva ordenanza

PP-Cs refuerza la vigilancia al ver que muchos no tienen sonómetro ni la señalización obligatoria. Chueca pide responsabilidad y advierte de que las licencias pueden ser retiradas. 

Una de las mesas de un establecimiento hostelero, ayer en el paseo de la Independencia de Zaragoza.
Una de las mesas de un establecimiento hostelero, ayer en el paseo de la Independencia de Zaragoza.
Guillermo Mestre

Hubo un periodo de adaptación y también manga ancha, pero pasados ya tres meses desde que se terminaran de repartir todas las licencias de terrazas y veladores, que se rigen bajo la nueva ordenanza municipal, parece que la normativa no termina de asentarse. El Ayuntamiento de Zaragoza ha detectado incumplimientos de alguna de las medidas en más del 70% de los bares y restaurantes inspeccionados. Ante este porcentaje tan alto, la concejal de Servicios Públicos, Natalia Chueca, pidió este miércoles responsabilidad a los establecimientos y advirtió: "Vamos a ser implacables". Eso sí, indicó que la mayoría de los fallos se deben a "requerimientos formales", como la instalación de sonómetros o la colocación de marcas en el suelo, mientras que los que se pasan del horario o extienden sus mesas en un espacio que no les pertenece son "una minoría".

La edil dio a conocer estos datos durante la comisión del área a preguntas del portavoz de Podemos, Fernando Rivarés, que consideró que la norma debería ser "más restrictiva", entre otras cuestiones en cuanto a los niveles de ruido. En total, como contó Chueca, desde finales de agosto los técnicos municipales han llevado a cabo 559 inspecciones, aunque finalmente han resultado efectivas 412 porque algunos locales se encontraron cerrados o con las terrazas sin desplegar. De estas, tan solo el 30% cumplían con todas las medidas.

"Es un nivel de incumplimiento muy alto –reconoció–, además sobre los elementos que estábamos inspeccionando, que son fáciles". En concreto, se estaba comprobando que los planos estuviesen expuestos en el mostrador o en la fachada, que estuviese señalizado el pavimento con los límites de las terrazas, que los veladores de más de 25 metros cuadrados dispongan de sonómetro y que las terrazas integradas tengan la perceptiva licencia de Urbanismo.

Sanciones

Y una amplia mayoría fallaba en alguna de estas cuestiones. Por eso, la concejal aseguró que el Consistorio está "tomando medidas". Según explicó, las inspecciones pasan a la Unidad de Sanciones de la Oficina de Servicios Públicos para que en aquellos casos en los que hay constancia de un incumplimiento se pueda iniciar el expediente sancionador. "Con el resto también se pasa el listado a la Policía Local y a las propias asociaciones para que hagan labor de seguimiento y puedan exigir el cumplimiento", añadió.

Igualmente, contó que se ha reunido con la concejal delegada de la Policía, Patricia Cavero, "para que ese control sea exhaustivo". "Estamos teniendo mano dura, porque no puede ser que no se estén cumpliendo cosas que son sencillas", reiteró. En este sentido, recordó que la nueva ordenanza no solo contempla multas económicas, sino que permite la retirada de la licencia una vez que se sumen tres sanciones formales.

Igual que hizo Fernando Rivarés, la edil lamentó que lo que consideró una "falta de interés" por parte de algunos establecimientos esté manchando la imagen de todo el sector de la hostelería. Por eso, pidió "responsabilidad" a los distintos negocios. Aún así, aseguró que en el resto de aspectos, como los horarios, la gran mayoría respeta las normas.

También desde la asociación de Cafés y Bares de Zaragoza hicieron hincapié en que se está cumpliendo la nueva regulación que, entre otras cuestiones, adelanta el horario de cierre de las terrazas a la medianoche entre semana y a la 1.30 los fines de semana. Para el presidente de la entidad, José María Marteles, las vacaciones del verano y después las Fiestas del Pilar han hecho que algunos locales retrasaran la puesta en marcha de algunas medidas.

"Los que no aún no lo habían hecho ya están empezando a marcar el suelo y también a comprar sonómetros", aunque sobre esto último consideró que puede resultar contraproducente porque cualquier ruido que se produzca en la calle podría, según dijo, alterar las mediciones. La asociación repartió este verano licencias de veladores entre 1.051 establecimientos de la capital aragonesa y está hablando con todos ellos para instarles a cumplir la normativa.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión