Zaragoza
Suscríbete por 1€

Cinco jóvenes detenidos por la ola de incendios en Casetas

La Guardia Civil también investiga a un joven implicado en los fuegos originados durante la primera semana de septiembre. 

Zona de matorrales afectada por el fuego.
Zona de matorrales afectada por el fuego.
Guardia Civil

Varios incendios en zonas cercanas al barrio rural de Casetas en Zaragoza durante la primera semana de septiembre levantaron sospechas sobre cierta correlación de las llamas, en términos tanto espaciales, como temporales. La Guardia Civil se hizo cargo de las distintas indagaciones, que este viernes terminaron con la detención de cinco jóvenes de entre 19 y 21 años, además de uno más en condición de investigado. 

Entre el dos y el seis de septiembre tuvieron lugar varios incendios intencionados en diversos parajes del barrio rural mencionado, en los que se vieron afectados arbolado, matorral y cañas principalmente, aunque uno de los fuegos estuvo muy cerca de provocar daños en las viviendas y vehículos inmediatos. "La rápida actuación de bomberos", según indican desde la Guardia Civil, hizo que no haya que lamentar otras afecciones.

Tras estudiar los datos recabados en cada uno de los incendios y la colaboración ciudadana, la benemérita pudo determinar que todos incendios habrían sido provocados por las mismas personas, un grupo de jóvenes que prendían fuego a los citados lugares solo por mera diversión.

Una vez obtenida la identidad de los sospechosos, el pasado viernes la Guardia Civil procedió a la localización y detención en Casetas, de cinco jóvenes varones y la investigación de uno más, como presuntos autores de varios delitos de daños en dominio público. 

Los detenidos, todos de nacionalidad española, excepto uno de nacionalidad rumana, quedaron a disposición judicial tras la finalización de las diligencias.

Tres en menos de dos horas en Zaragoza

Los Bomberos de Zaragoza tuvieron una intensa madrugada de viernes el pasado dos de septiembre, por distintos fuegos originados en un lapso temporal de menos de dos horas y un espacio de siete kilómetros. Aunque tuvieron que movilizarse hasta en tres ocasiones, desde el Cuerpo prefirieron hablar de "una casualidad".

El primer aviso llegaba minutos antes de que las agujas del reloj llegarán a las cuatro y media de la madrugada. Unos matorrales ardían en la Balsa Ojo de Cura, cercana al campo de fútbol del barrio. Cuando los bomberos aún seguían trabajando en la zona, llegó otro aviso de unos vecinos de la calle Moncayo que veían como las llamas se acercaban a sus vivienda. Vía a no más de 15 minutos caminando del lugar donde se encontraban los Bomberos.

Finalmente, sería en Monzalbarba dónde tendrían que actuar por última vez antes del amanecer. Una vez más, ardían unos matorrales en una zona de cultivo cercana a la carretera.

Fue por la quema de una palmera en la puerta del Pabellón Deportivo Municipal de la localidad durante la noche del cinco al seis de septiembre, cuando se confirmó que las llamas no eran un hecho aislado. 

Incluso un vecino de la localidad difundió un vídeo por las redes sociales en el que se veía ardiendo el ejemplar, y hasta un joven al que incrimina: "¿No has hecho nada? – pregunta el hombre que detrás de la cámara-. Pues tú vas a ser el que va a delatar a tus colegas”, añadía.

Vandalismo en Casetas "sin relación"

Aunque, desde la Guardia Civil aseguran a HERALDO que nada tienen que ver estas detenciones, cabe recordar la ola vandálica que sufrieron los vecinos de Casetas a finales del mes de julio y principios de agosto. 

Cinco coches en fila aparcados en la plaza Joaquín Costa aparecieron con las lunas rotas el pasado cuatro de agosto. Según explicó una vecina afectada, las roturas parecían haber sido provocadas con "una piedra" e intencionadamente. La misma relató a este periódico que un vecino de la misma plaza "se levantó el sábado -30 de julio- y tenía la fachada pintada".

Actos que obligaron a la Junta a ponerse en contacto con la Policía Local y exigir más presencia. No obstante, su alcalde Jorge Eseverri, explicó "a pesar de ser daños lamentables, por su coste y los desperfectos ocasionados" quería pensar que se trataba de "una chiquillada" en temporada estival.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión