Zaragoza
Suscríbete por 1€

La huelga del bus en Zaragoza va a más mientras empresa y comité vuelven al SAMA en un clima de tensión

El 47% de la representación sindical aceptaría la propuesta de los mediadores y que se pudiera votar. Sattra y el CUT se aferran a los paros, que pasan a ser diarios entre el hartazgo de los usuarios.

Efectos de la huelga del bus, en imágenes
Efectos de la huelga del bus, en imágenes
Francisco Jiménez

La huelga del bus urbano entra en una fase crucial. Después de que los paros parciales pasaran a ser diarios, la empresa y el comité se verán este martes de nuevo las caras en el Servicio de Mediación y Arbitraje de Aragón (SAMA) en un clima de máxima tensión. La clave está en la propuesta que hicieron los mediadores el pasado jueves y que, pese a que las dos partes se niegan a aceptarla, ha disparado la presión para que sea la vía de resolver el conflicto laboral más largo vivido por una contrata de la ciudad.

De momento, parte de la representación sindical, tres sindicatos que representan el 47% de los miembros del comité (CC. OO., UGT y CSIF), ha dejado claro que estaría dispuesta a admitir la propuesta del SAMA, con un 8,5% de subida fija y un 12% de cláusula de revisión salarial. Pero el Sattra y el CUT, que tienen la mayoría, se aferran a los paros y a la negativa a convocar un referéndum en el que la plantilla podría opinar, tal y como ha solicitado el organismo de mediación. Estos dos sindicatos solo tienen un representante más en el comité que las otras tres organizaciones juntas. El jueves se va a celebrar una asamblea en la que el comité rendirá cuentas ante la plantilla. Por su parte, la empresa se mantiene en que la propuesta del SAMA está fuera de su alcance.

Propuesta de los trabajadores

En un clima de tensión en el seno de la empresa, los sindicatos lanzaron este lunes una propuesta a Avanza para mantener viva la negociación. Según explicó el presidente del comité, José Manuel Montañés (Sattra), los sindicatos han rebajado sus pretensiones en lo referido a la parte social del convenio, aceptando algunos de los planteamientos de la empresa y retirando algunos de los suyos. Respecto a la parte económica, Montañés advierte que es la empresa la que no asume la propuesta del SAMA, por lo que sigue "anclada" en el planteamiento económico que ya hizo el 31 de julio. "Si aceptara la propuesta del SAMA y negociarla, no sería muy difícil el acuerdo", afirmó.

En este sentido, señaló que el comité está reclamando una cláusula de revisión salarial al final del convenio en el entorno del 15%, alrededor un 85% del Índice de Precios al Consumo (IPC). "Hay diferencias respecto a la propuesta del SAMA, pero no es una hecatombe", afirma.

Raúl Cabeza es el representante de CC. OO., segundo sindicato en importancia en la contrata del bus. Sostuvo que en este momento "la negociación en el SAMA la marca Avanza", dado que la compañía "no da por válida la oferta" de los mediadores. Aunque dijo que habría que "matizar" algunos aspectos del primero de los puntos (referido al articulado social), señaló que su sindicato, al igual que UGT y CSIF, hubieran aceptado la propuesta de los mediadores. Esta implicaba también someter la oferta a referéndum y suspender los paros.

Cabeza también dejó claro que esa era su posición, pero que respeta la decisión mayoritaria del comité (Sattra y CUT). "No va a haber división interna", declaró el sindicalista, que confió en que en la reunión de este martes "la empresa sea capaz de aceptar la oferta" de los mediadores.

De momento, no hay visos de que eso vaya a ocurrir. El director de Avanza en Zaragoza, Guillermo Ríos, explicó que la compañía "ya ha llegado al máximo que podía asumir". "Está por encima de nuestras posibilidades", dijo. Es más, consideró que la propuesta del SAMA "fuerza" más a la empresa que a los trabajadores. Avanza plantea una mejora salarial del 8% en tres años y una cláusula de revisión salarial del 11,25%. "Respetamos lo que propone el SAMA, pero nos ceñimos a nuestra oferta", afirmó. No obstante, diversas fuentes dan por hecho que si el comité sometiera a votación la propuesta de los mediadores y saliera aprobada, la empresa recibiría toda la presión y acabaría cediendo, con un nuevo convenio muy por encima de lo que está consiguiendo el sector.

Huelga de bus en Zaragoza

"Como los pilotos de Iberia"

Mientras las partes hablan, la ciudad vivió este lunes una nueva jornada de paros. En las marquesinas, esperas de 19 minutos en el 38 o de 20 en el 35 o el 31, por poner algunos ejemplos. En casi todos los casos, los tiempos de espera más que duplicaban los habituales. "Acabo de perder la oportunidad de llegar en punto al trabajo", lamentaba Ana Cristina Rodríguez, profesora que acudía al trabajo mirando el reloj y descargando el código QR de la parada de la línea 38, en la avenida de Hernán Cortés. Acababa de pasar un autobús y temía que el siguiente tardara demasiado. "Es una faena", decía.

Y todo a la espera de que el 8 de septiembre se inicie el curso escolar. Rocío, que venía desde Santa Isabel, se quejaba de un problema enquistado que ya cansa a los usuarios. "Entro a las 8.30 y llegaré tarde porque tengo que ir hasta Montecanal", calculó. "Quieren cobrar como los pilotos de Iberia", decían otros en las paradas. Alguno levantaba la mano para coger un taxi y evitar el retraso al fichar en el trabajo. Este martes habrá paros de nuevo: de 8.15 a 9.15, de 14.15 a 15.15 y de 19.15 a 20.15.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión