Zaragoza
Suscríbete por 1€

Volotea vuelve a dejar en tierra a los pasajeros de dos vuelos entre Venecia y Zaragoza

Dos vuelos se cancelaron este jueves por la noche por causas que todavía no se conocen y los afectados han pasado la noche en distintos hoteles. Se espera que puedan volar durante la tarde de este viernes.

Volotea deja tirados en Venecia a casi doscientos pasajeros que volaban a Zaragoza.
Volotea deja tirados en Venecia a casi doscientos pasajeros que volaban a Zaragoza.
David Lozano Pemán

La compañía aérea Volotea ha vuelto a dejar en tierra a varios aragoneses. Los pasajeros de dos vuelos con origen y destino Zaragoza vieron interrumpido su viaje en plenas vacaciones de verano por causas que los pasajeros no conocen. Ya pasó algo similar a finales de junio, ha vuelto a ocurrir en vuelos que unían Venecia y el Aeropuerto de Zaragoza a última hora de este jueves. Al parecer, algún fallo obligó a suspender el vuelo que salía de la ciudad italiana hacia la capital aragonesa, lo que canceló también el viaje en sentido contrario programado justo después. 

El vuelo V1846 debía salir de Venecia este jueves a las 20.05 y llegar a Zaragoza 22.25, pero sus casi doscientos pasajeros, la mayoría de vacaciones, no llegaron a despegar. Según Daniel Sebastián, uno de los afectados que se ha puesto en contacto con HERALDO, se encontraban ya en el interior de la aeronave cuando se les informó de que "había un retraso por un problema de slots".  Hora y media después, "varios técnicos" subieron al avión para arreglar el fallo, detalla David Lozano Pemán, otro de los pasajeros afectados. Parecía que el vuelo saldría ya hacia Zaragoza. "El avión comenzó la maniobra de entrada a la pista de despegue, pero se detuvo repentinamente", cuenta Sebastián, que detalla cómo, ante el desconcierto de los pasajeros, finalmente les comunicaron por megafonía que el avión no se encontraba en condiciones de volar. Los pasajeros tuvieron que abandonar la aeronave y regresar al aeropuerto, donde una hora después les comunicaron la cancelación definitiva.

"Había mucha gente afectada, entre ellos niños, familias, ancianos...", relata Lozano, y hasta una hora después no supieron que iban a ser trasladados a distintos hoteles de la localidad de Treviso a media hora del aeropuerto italiano y a donde llegaron "aproximadamente a las dos de la madrugada". 

Lozano ha criticado la "desinformación" durante los primeros momentos, que provocó "ligeros momentos de tensión" durante los que "mucha gente" solicitaba bajar del avión. Daniel Sebastián ha relatado, que la tripulación "ponía excusas", primero era "un problema de papeleo", después era un problema con el slot, puesto que alegaban el tráfico aéreo estaba congestionado, y finalmente un problema técnico. "A pesar de todo, Volotea nos dio una tarjeta de 10 euros para cenar", la cual no pudieron utilizar puesto que "estaba todo cerrado". "Finalmente coordino un autobús", hasta la localidad italiana desde la que Lozano escribe a este diario.  

Asimismo, la compañía ha comunicado a sus clientes que "la solución para volver a España" se les comunicaría "a lo largo del día -en referencia a este viernes". Y así ha sido, este viernes minutos después de las 10.00 los pasajeros han recibido un mensaje de la compañía en el que se reubicaba el vuelo para esta tarde a las 16.00: "Lamentamos mucho el retraso de su vuelo V7 1846. Nueva hora estimada de salida: 16:15", rezaba el mensaje. Sin embargo, el horario de viaje ha vuelto a cambiar y se prevé que el avión despegué de la pista de aterrizaje italiana a las 18.15.

No obstante, minutos después de las 10.00 de este viernes, la información relativa al vuelo V7 1846 en el aeropuerto veneciano, era "Waiting News -esperando noticias en español-", tal y como se puede observar en la imagen de Daniel Sebastián que viajaba por trabajo y su empresa le ha proporcionado un vuelo por la mañana -en este caso con Iberia-.

Pantalla de salidas en el aeropuerto de Venecia, este jueves.
Pantalla de salidas en el aeropuerto de Venecia, este viernes.
Daniel Sebastián García

Minutos después de las 15.00 Lozano informa a través de su cuenta de Twitter que un autobús les ha recogido y que abandonaban Treviso en dirección al aeropuerto. Antes de eso, él y el resto de pasajeros han podido comer en el hotel. Todo costeado por la compañía aérea, la cual a estas horas no ha respondido a las preguntas que le ha realizado este diario a través de distintos medios. 

Lozano ha contado lo sucedido durante la noche de este jueves en un tuit que ha tenido la respuesta de otro afectado, que en este caso se encontraba en Zaragoza para embarcar en el avión que le llevaría a Venecia. Ambos esperan que el vuelo, progamado a las 18.15, despegue. 

La salida desde Zaragoza nunca se llegó a efectuar

Desde Zaragoza, Natan Lacosta, uno de los viajeros que iba a tomar el avión, esperaba a primera hora de la tarde del viernes información sobre el vuelo desde el restaurante del aeropuerto. La comida, al igual que la noche de hotel, “corre a cargo de la compañía, en teoría”, explica Natan, que compara los servicios y atención al cliente de Volota con el menú que les han ofrecido a mediodía: “Ni si quiera nos han dejado elegir. Nos han dado una ensalada, unos muslos de pollo recalentados y un yogur, eso sí, de marca”.

Ante la falta de información por parte de la compañía, a última hora de la mañana Lacosta ha bajado a la recepción del hotel donde ha pasado la noche para preguntar cuándo tendrían que dejar la habitación. Desde el hotel le han comunicado que ya habían recogido a los demás viajeros. “No hemos sido los únicos que nos hemos quedado atrás, también había una chica de Costa Rica”. Un “transporte” ha venido a recogerles para llevarles de vuelta hasta el aeropuerto.

La noche anterior los pasajeros que esperaban en Zaragoza no supieron que el vuelo se cancelaba definitivamente hasta las 0.00. “La compañía no nos decía demasiado, fueron los empleados del propio aeropuerto los que nos avisaron de que la cosa tenía muy mala pinta”, añade Lacosta. 

“Por suerte viajamos mucho, tenemos un blog, y sabemos en qué aplicaciones mirar para informarnos”, se consuela el viajero. Pasada la medianoche, la compañía les ofreció un “vale de 7 euros para gastar en el aeropuerto” y les llevaron a uno de los tres hoteles en los que se han repartido los pasajeros.

A las 10.00 de este viernes, la compañía ha informado a Natan y los demás viajeros que el vuelo sería a las 19.30, para posteriormente posponerlo a las 21.35. Finalmente, el vuelo será en un avión de la compañía italiana 'Neos Air', pero “en principio operado por Volotea”, explica Lacosta.

Natan y su familia no tenían Venecia como destino final, por lo que comenta que han perdido el siguiente transporte, la noche de hotel y el coche de alquiler en Eslovenia, a donde realmente se dirigían. “Tendremos que buscarnos las castañas”, ha lamentado.

Raquel Laguna, otra afectada, viajaba a la ciudad italiana para embarcar en un crucero el próximo domingo. “Íbamos a pasar unos días en Venecia antes del crucero, así que sólo hemos perdido eso”, cuenta la viajera.

Raquel dice ser “más afortunada” que otros viajeros, ya que, al ser zaragozana, ha podido pasar la noche en casa. “Los empleados del aeropuerto nos recomendaron pedir la factura del taxi para añadirla en la reclamación”, y así lo hicieron. En esta protesta ante la compañía también van a añadir las noches de hotel perdidas, aunque no saben si la compañía va a correr con ese gasto. “Tendremos que reclamar en Venecia, porque Volotea no tiene mostrador aquí en Zaragoza", y añade "el teleoperador con el que contactamos no tenía ni idea de nada”.

La zaragozana, a las 17.10 de la tarde del viernes, aún no había abandonado su hogar. “Saldremos en un par de horas. El vuelo, si todo va bien, saldrá a las 21.35”, explica.

Los viajeros aún desconocen las causas de este retraso y comentan que la explicación de la compañía se reduce a “problemas técnicos”.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión