Zaragoza
Suscríbete por 1€

tribunales

La Fiscalía de Zaragoza retira los cargos en un caso por robo de una banda por errores en la instrucción

Un agente de policía que figuraba en el atestado como autor de la identificación ha señalado que él no identificó a nadie.

La Fiscalía de Zaragoza retira los cargos en un caso por robo de una banda por errores en la instrucción
La Fiscalía de Zaragoza retira los cargos en un caso por robo de una banda por errores en la instrucción
Heraldo.es

La fiscalía de Zaragoza ha retirado este miercoles los cargos por robos con fuerza en viviendas habitadas y organización criminal contra cuatro presuntos integrantes de una banda itinerante localizada en Madrid especializada en el robo de catalizadores de coches en garajes y en asaltos a establecimientos comerciales, tras constatar varios defectos en la instrucción del caso.

Los acusados se enfrentaban este miércoles ante el tribunal de la Audiencia de Zaragoza a sendas penas de 5 años por el presunto delito continuado de robo en vivienda y de 1 año por organización criminal por estos hechos, a pesar de que no todos habían declarado previamente.

El letrado de la defensa de dos de estos encausados, el abogado Juan Gonzalo Ospina, ha solicitado previamente la suspensión del juicio al entender que el proceso no contaba con las garantías suficientes para su celebración, y que el tipo penal planteado por el instructor debía de ser enjuiciado por un juzgado de lo penal, de rango inferior.

Durante esta fase previa de la vista, el propio representante fiscal ha advertido que los acusados no habían declarado en instrucción por algunos de los hechos imputados, aunque el tribunal de la Audiencia de Zaragoza ha decidido continuar y resolver estas cuestiones en la sentencia.

Los cuatro acusados han negado su participación tanto en los robos como su integración en una banda criminal, mientras que los agentes policiales que han testificado a continuación no han podido determinar con exactitud la autoría de robos.

El detonante de la decisión de la fiscalía ha sido la comparecencia de un agente que figuraba en el atestado policial como responsable de la identificación de algunos de los autores de los robos y que ha manifestado, sin embargo, que no había identificado a nadie ni participado en la redacción de dicho documento policial.

A la vista de esta manifestación y tras un breve receso, el fiscal ha tomado la palabra para anunciar que retiraba la acusación ante la "debilidad" de las pruebas presentadas, lo que ha supuesto la inmediata absolución de los acusados.

Ospina ha valorado la "profesionalidad encomiable" del representante del ministerio público en su actuación en defensa de la legalidad y de "búsqueda de la verdad".

"Pese a que la acusación no se sostenía y se preveía una sentencia absolutoria, podríamos haber estado 2 días más escuchando testigos que no aportasen nada nuevo", ha destacado el letrado.

En relación a la apertura del juicio oral por estos hechos "con tan poca prueba", Juan Gonzalo Ospina ha apuntado a la posibilidad de que "en su día se intentó dar una salida a la alarma social que causaban ante tantos robos en la zona, pero sin tener en cuenta que esto podría pasar".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión