Zaragoza
Suscríbete por 1€

Zaragoza Urbana vende dos de sus seis hoteles por unos 55 millones a Bancalé

El acuerdo establece que seguirá explotando los establecimientos con un alquiler a largo plazo. El Boston busca comprador por 40 millones y una familia reabre el San Valero tras comprarlo a la Sareb.

Azotea del hotel Alfonso I, que dispone de 120 habitaciones tras su remodelación en 2008.
Azotea del hotel Alfonso I, que dispone de 120 habitaciones tras su remodelación en 2008.
Oliver Duch

La empresa inmobiliaria, hotelera y de ocio Zaragoza Urbana ha vendido dos de sus seis hoteles, el Alfonso I y el Playa Victoria de Cádiz, a la inversora aragonesa Bancalé por un importe cercano a los 55 millones de euros. La transacción se cerró en el último trimestre del año pasado y no había trascendido porque Zaragoza Urbana se mantiene al frente de la gestión de los establecimientos.

La operación de compra con arriendo, muy habitual en el sector inmobiliario y conocida por su nombre en inglés 'sale and lease back', garantiza a la nueva propiedad la obtención de la renta acordada, que en este caso se ha pactado a largo plazo. El cambio en la titularidad de los inmuebles figura en el registro, aunque las partes declinaron este viernes referirse al acuerdo.

Fuentes del sector indicaron que Zaragoza Urbana se ha desprendido de ambos activos para lograr liquidez, ya que acumula un millonario pasivo, la pandemia ha lastrado sus cuentas por las restricciones a la actividad impuestas y debía atender sus compromisos de pago con las entidades financieras.

Los clientes no han notado la diferencia, porque el mismo equipo de la cadena, Palafox Hoteles, sigue al frente de la gestión y su comercialización continúa siendo única, como se puede comprobar en su página web. Solo uno de ellos, el hotel Goya, situado en la calle Cinco de Marzo, sigue cerrado al público y no se pueden reservar habitaciones. La compañía ha tenido varias ofertas por este establecimiento y tampoco facilitó información sobre su futuro.

La principal compañía hotelera

Zaragoza Urbana es la principal compañía hotelera de la ciudad, con los dos únicos cinco estrellas (el Palafox y el Reina Petronila) y un cuarto superior (el Hiberus), a los que se suman los cuatro estrellas vendidos (Alfonso I y Playa Victoria) y el que está clausurado (Goya).

Además de su división hotelera, cuenta con el complejo comercial, de oficinas y apartamentos Aragonia como uno de sus principales activos y es una de las referencias del ocio con su cadena de cines, con 29 salas entre los Palafox, los Aragonia y el Cervantes. Y a esto se une la actividad inmobiliaria del grupo, que su incluye el arrendamiento de locales.

La última información no financiera de Zaragoza Urbana se remonta a 2020 y, como se puede constatar en su web, hizo constar como objetivo del grupo a medio plazo la consolidación de las altas inversiones realizadas en los últimos quince años, "ajustando su patrimonio al equilibrio financiero". La plantilla alcanzaba entonces las 412 personas.

El grupo inversor aragonés que ha comprado los dos hoteles fue fundado en 2003 por el empresario Juan Fabré tras vender la empresa informática 'Memory Set' y cuenta con activos muy diversificados. Su irrupción en el sector hotelero no supone una aventura, ya que fue accionista mayoritario de una sociedad con hoteles en Estados Unidos y las principales capitales europeas.

Más operaciones

La operación de Zaragoza Urbana tampoco es la única que se ha cerrado en la ciudad en los últimos tiempos. Los hermanos Lardiés adquirieron el año pasado el hotel San Valero, que la Sareb ya puso en venta en 2017, y lo han sometido a una remodelación integral antes de reabrirlo de nuevo al público el pasado mes de abril.

Esta familia empezó hace cinco años con tres pisos turísticos y han tenido un crecimiento sostenido que les llevará a cerrar el ejercicio con 70 apartamentos en propiedad y gestión y el hotel, de 29 habitaciones. Su pretensión es seguir creciendo bajo su marca, AZ Alojamientos, para lo que pretende adquirir o gestionar un segundo hotel, según explicó su consejero delegado, Daniel Lardiés. Y acaba de cambiar de manos el hotel Don Jaime, 54, un tres estrellas cerrado desde antes de la pandemia.

Otro de los hoteles que está en venta es el Boston, propiedad de una familia de Zaragoza y gestionado por la cadena Eurostars, un cuatro estrellas cuyo precio está fijado en 40 millones, según las citadas fuentes del sector. También está en el mercado desde hace tiempo el Hotel Maza, el remozado dos estrellas de la plaza de España que ahora se comercializa como Alda Independencia.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión