Zaragoza
Suscríbete por 1€

tribunales

Usa un poder notarial sin permiso de su exmujer para vender su casa en Zaragoza

El acusado reconoce la apropiación indebida y acepta una pena de 9 meses de cárcel y el pago de 300.000 euros

El juicio se celebró en la Audiencia Provincial de Zaragoza.
El juicio se celebró en la Audiencia Provincial de Zaragoza.
Raquel Labodía/Heraldo

Un zaragozano que en 2019 decidió utilizar un poder notarial que su entonces mujer le había otorgado catorce años antes para sacar dinero de su cuenta corriente y vender la casa familiar admitió ayer que no actuó bien y haber cometido un delito de apropiación indebida.

El reconocimiento de los hechos y el pago de 300.000 euros para reparar el daño causado le sirvió para que su defensa llegara a un acuerdo con la Fiscalía y la acusación particular, a cargo del abogado José Vicente Ariño, y rebajaran su petición inicial de hasta siete años de prisión por dos delitos, a nueve meses de cárcel por uno.

La separación de la pareja, que llevaba treinta años casada, se produjo en octubre de 2019, cuando la mujer abandonó el domicilio familiar. En los días posteriores, de mutuo acuerdo decidieron repartirse el dinero que poseían y depositarlo por mitades en sendas cuentas individuales. De esta forma, en la de la exmujer se ingresaron 441.754 euros. Aunque solo ella era titular, el acusado se presentó en diciembre de ese año en el banco con un poder notarial general (llamados popularmente de ‘ruina’) que su ex le había otorgado en 2005 y ordenó una transferencia a su cuenta. 

No obstante, el traspaso no se llegó nunca a materializar dada la antigüedad del documento. Lo que sí pudo culminar con ese poder fue la venta de la casa familiar sin la autorización de la mujer, venta que además se hizo a favor de una empresa familiar del acusado, comprometiendo a su hermano que este miércoles fue exonerado. El precio de la operación fue de 250.000 euros, cantidad que no compartió con su ex.

La perjudicada lo denunció por apropiación indebida y ayer, tras quedar constancia de que el encausado había depositado hace tiempo más de 300.000 euros en el juzgado, las acusaciones accedieron a tener en cuenta la atenuante muy cualificada de reparación del daño y rebajar la pena a nueve meses de prisión, condena que será suspendida al no tener antecedentes. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión