Zaragoza
Suscríbete por 1€

Quejas vecinales por el cambio de color del aparcamiento de Miraflores de Zaragoza

La señalización de la nueva zona azul y naranja del entorno de Miraflores ha comenzado esta semana.

Nueva zona azul y naranja en el aparcamiento de Miraflores de Zaragoza.
Nueva zona azul y naranja en el aparcamiento de Miraflores de Zaragoza.
Francisco Jiménez

Esta semana han comenzado los trabajos de señalización horizontal y vertical de la ampliación de la zona 6 de estacionamiento regulado en el entorno de Miraflores de Zaragoza, además de la instalación de parquímetros. En total serán 518 plazas de azul y naranja junto al parque Miraflores, tal y como acordó hace menos de un mes el gobierno PP-Cs del Ayuntamiento de Zaragoza. De ellas, se van a habilitar 272 plazas de rotación, es decir de zona azul, y 246 para residentes, de color naranja.

Este jueves por la tarde, el olor a pintura delataba que la intervención había comenzado. Tan solo quedaba poco más de una docena de coches y la grúa se había llevado algunos, como revelaba las pegatinas en los bordillos. "Ya le he dicho a mi hijo: Quédate con mi coche porque ya no lo voy a poder aparcar". Esas palabras son de Guadalupe López, una vecina de la capital aragonesa que hacía uso de este aparcamiento dada la cercanía con la vivienda de su madre, a quien cuida. "No soy residente y no puedo pedir la tarjeta, pero estoy de continuo aquí. No me sale rentable la zona azul ni un garaje, porque los pocos que hay están por las nubes", cuenta López, que pasa días enteros en este lugar. Esta ciudadana también recrimina que cada vez hay menos espacio para aparcar, con los contenedores y veladores.

"Esto también va a presionar a otras zonas que siguen siendo blancas"

La empresa gestora del servicio, Z+M, ha comenzado a tramitar los permisos anuales de "Residente en Zona 6" a las personas que, estando dentro de los nuevos límites de ampliación, lo soliciten. Manuel, vecino de la calle de Lacarra de Miguel, ya la ha pedido. "Confío en que me la concedan", desea. El otro día vino de viaje y se sorprendió con la señalización, por lo que tuvo que aparcar el coche en una calle trasera. "Esto también va a presionar a otras zonas que siguen siendo blancas", apunta. Como Guadalupe, también incide en el problema que supone aparcar y pronostica que con este cambio los precios por una plaza en garajes privados de la zona subirán considerablemente.

"Hace tres días empezaron a señalizar cada dos o tres coches que del 27 al 29 de abril había que retirar los vehículos", relata José, un vecino de Cesáreo Alierta. En el caso de José recrimina que pensaba retirarlo el 25 o 26, pero el 24 ya les habían puesto papeles informativos en los limpiaparabrisas. Fuentes de la Policía Local de Zaragoza comentan que este hecho es habitual: cuando se pone una señalización se toman referencia de las matrículas de los vehículos estacionados, si cuando llega la fecha no se ha movido no tienen sanción, en cambio, se apercibe si se trata de un vehículo nuevo. “Además, todos los retrovisores estaban plegados y los míos, que no se puede, los habían descolocado”, añade el vecino de Cesáreo Alierta.

Otra de las quejas que se han recibido es por parte de los padres del colegio público Miraflores. "Piden que el aparcamiento pueda ser más aprovechable por el centro escolar, porque consideran que el número de plazas es insuficiente, siendo que han ampliado las del hospital", comunica Carlos Terrer, vicepresidente de la Asociación de Vecinos Puerta del Carmen, a la que pertenece esta zona de la ciudad.

"Es un barrio con muchos problemas de aparcamiento"

Se trata de la zona residente 6, que circunda entre las calles avenida de Cesáreo Alierta, Camino de las Torres, paseo de Rosales y calle de Uncastillo. "Es un barrio con muchos problemas de aparcamiento", lamentan los vecinos.

"Este proyecto fue aprobado por unanimidad en la Junta de Distrito Centro previo informe del Servicio Técnico de Movilidad Urbana", aportan fuentes municipales, que añaden que las obras de señalización concluirán en los próximos días. Además, una comunidad de propietarios de la zona solicitó un estacionamiento regulado para los residentes entre el paseo de Rosales y el Camino de las Torres y para usuarios del hospital Miraflores.

Con esta medida, el Consistorio eleva el número de estacionamientos regulados de la ciudad a 6.678 y palía en parte el déficit de plazas de aparcamiento del contrato con la empresa Z+M –a petición vecinal ya creó 293 estacionamientos en San José y 136 en Las Delicias-. En dicho convenio se señalaba que debería haber 99 plazas más, hasta 6.777 aparcamientos de este tipo en toda la ciudad.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión