Zaragoza
Suscríbete por 1€

Salud

Los afectados por el ruido exigen instalar sonómetros públicos en Zaragoza

Las mediciones particulares de los vecinos detectan incumplimientos generalizados de la normativa actual en las zonas de ocio nocturno.

Varios carteles contra el ruido nocturno salpican el Casco Histórico.
Varios carteles contra el ruido nocturno salpican el Casco Histórico.
Guillermo Mestre

Instalar sonómetros públicos en las calles más conflictivas, aprobar una nueva ordenanza municipal y actualizar el mapa de zonas saturadas. Son las principales reivindicaciones que la Plataforma de Afectados por el Ruido del Ocio Nocturno de Zaragoza ha exigido este martes al Ayuntamiento de la capital aragonesa como parte de los actos previsto para el Día Internacional de Concienciación sobre el Ruido, que se celebra mañana.

Esta entidad ha denunciado que, según sus medidores, los niveles de ruido permitidos en la ciudad se incumplen de forma generalizada en las zonas de fiesta, incluidos todos los fines de semana analizados, en especial en el Casco Histórico. Por ello, reclaman al gobierno PP-Cs medidas para poner fin a la que han denominado “pandemia silenciosa”, ya que afecta al 80% de la población de Zaragoza y causa “graves trastornos de salud” a quienes lo sufren.

“El ruido es el segundo problema medioambiental más grave de las ciudades, solo superado por la contaminación, y no se está haciendo nada por combatirlo”, ha lamentado Miguel Morte, portavoz de la Plataforma. A su juicio, el Ayuntamiento de Zaragoza está incumpliendo la normativa. “El mayor insumiso legal está en la plaza del Pilar”, ha remarcado.

En concreto, la asociación Stop Ruido Casco Histórico, que cuenta con una red de sonómetros privados por las calles más conflictivas de la zona (como Mayor, San Jorge o Cuatro de agosto), detecta niveles superiores a lo permitido todos los fines de semana.

Para combatir estas molestias, que afectan al descanso vecinal, los afectados reclaman instalar una red de sonómetros públicos para medir el ruido del ocio nocturno, pero también el del tráfico rodado, y que sean homologados, de tal forma que “los resultados se puedan llevar al juzgado con garantías”, ha detallado Morte.

Es la principal reivindicación de la Plataforma, dado que lograrían el “soporte legal” para actuar contra quienes incumplen la normativa. Además, consideran que no es una cuestión económica, ya que “con 50.000 euros se podrían instalar 100”. Estos aparatos “son la piedra angular, porque sin pruebas es imposible hacer nada”, ha reiterado el portavoz, que ha recordado que otras ciudades como Vitoria, Murcia o Bilbao ya los han instalado.

"Los sonómetros son la piedra angular, por que sin pruebas es imposible hacer nada"

En este sentido, Antonio Pérez, presidente de Stop Ruidos Casco Histórico, ha criticado que no se esté cumpliendo la reciente ordenanza de terrazas, que obliga a instalar sonómetros a los veladores de más de 25 metros cuadrados. E incluso ha cuestionado la propia norma. “No depende de la superficie, sino de lo que hace la gente. Deberían ponerse allí donde está el problema”, ha analizado.

De igual, los afectados piden al Ayuntamiento una nueva ordenanza del ruido, después de que se paralizara antes de las últimas elecciones la que impulsó el anterior gobierno de ZEC y de que el actual no la haya retomado. Además, consideran necesario actualizar las zonas saturadas y crear planes urbanísticos que alejen las aglomeraciones del ocio nocturno de los entornos residenciales.

Problema de salud

Pedro Martínez, de la asociación Escuela y Despensa, ha lamentado que “las ciudades son para residir, felices y bien, pero el ruido está distorsionando esta realidad”, y ha recordado que la insonorización de los locales no se puede trasladar a las calles, por lo que ha pedido incidir en el ocio que se desarrolla en la vía pública. En este sentido, ha advertido que determinadas actividades impiden la accesibilidad de los zaragozanos. “Muchas veces por El Tubo no puede andar una persona ciega”, ha ejemplificado.

La Plataforma ha advertido de los problemas para la salud de los ciudadanos derivados del ruido. “Agrava enfermedades y crea otras nuevas”, ha expresado Morte, que ha citado problemas neurológicos, cardiovasculares, mentales o inmunológicos.

Para hablar de esta problemática, la Plataforma organiza este miércoles una mesa redonda con representantes de los grupos políticos del Ayuntamiento, de la oficina de El Justicia de Aragón, y del sector sanitario. Será a las 18.00 en el Centro de Historias de Zaragoza. Antes, a las 12.00, se ha convocado una concentración a las puertas del Ayuntamiento para guardar un minuto de silencio.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión