Zaragoza
Suscríbete por 1€

zaragoza

Juicio por abusos en Zaragoza: el precio de mantener una relación con una menor a la que doblaba la edad

Una chica de 13 años ha reconocido este miércoles en la Audiencia de Zaragoza que estuvo enamorada del chico que se sentaba en el banquillo. Pero ello no ha impedido que la Fiscalía pidiera para él un importante castigo.

El acusado está actualmente en prisión por otra causa.
El acusado está actualmente en prisión por otra causa.
Guillermo Mestre

La relación sentimental y sexual que un joven de 28 años mantuvo durante cuatro meses con una menor a la que doblaba con creces la edad podría acabar costándole una larga temporada entre rejas. Porque si bien la chica reconoce que Erick A. M. era su novio y estaba enamorada, el Fiscal ha recordado en el juicio celebrado este miércoles en la Audiencia de Zaragoza que con 13 años la adolescente no tenía capacidad suficiente para otorgar su libre consentimiento a una relación sexual. Razón por la que ha solicitado para el acusado una condena de 10 años de prisión por abusos sexuales continuados, a la que suma otra pena de un año por un delito de violencia de género. Y lo hace porque la menor sí ha admitido durante la vista que el joven le tiró en alguna ocasión del pelo y la tenía "absolutamente controlada".

Los hechos que dieron lugar a esta causa se produjeron entre agosto y noviembre de 2019, tiempo que duró la relación entre el acusado y la chica. Como ha recordado la madre de esta última al tribunal de la Sección Primera, fue ella misma quien decidió interponer una denuncia después de que Erick A. M. se presentara un día en su domicilio preguntando por su hija. Al parecer, ella sabía que la chica tenía novio pero ignoraba que fuera tan mayor. Y preocupada por el modo en el que habría tratado a su hija aquel día, decidió acudir a la Guardia Civil.

Durante su declaración, el acusado ha asegurado que no sabía la edad de la chica y ha insistido en que mantenían una relación de pareja plenamente consentida. El joven, al que asiste la letrada Carmen Sánchez Herrero, ha negado también que hostigara a la chica o que alguna vez le haya puesto la mano encima. Pero la chica ha dado una versión distinta durante su interrogatorio. Y si bien admite que la relación fue siempre consentida, ha dejado claro que él sabía perfectamente que solo tenía 13 años, así como que ella era conocedora de que Erick A. M. tenía 28.

Para la Fiscalía, el Código Penal es claro al respecto y castiga como abusos cualquier relación de carácter sexual con una menor de 13 años o menos. El mismo argumento ha esgrimido la acusación particular, que en nombre de la denunciante ejerce José Antonio Leciñena, quien también ha propuesto una condena de 11 años de prisión, así como una indemnización de 6.000 euros por daños morales. La defensa pide la absolución.

Las psicólogas del Instituto de Medicina Legal de Aragón (IMLA) dan credibilidad al relato de la menor y hablan de una relación “asimétrica” entre esta y el acusado.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión