Zaragoza
Suscríbete por 1€

Las zonas de esparcimiento para perros se extienden por la provincia de Zaragoza

Ejea invierte 100.000 euros en el pipicán y Tarazona habilitará en unos meses dos zonas para estos animales.

Un perro se ejercita junto a su dueño en la zona de adiestramiento de Borja
Un perro se ejercita junto a su dueño en la zona de adiestramiento de Borja
Ayuntamiento de BOrja

Tres de cada diez familias tienen como mascota un perro, una cifra que no ha dejado de crecer en los últimos años. Por este motivo, los ayuntamientos han decidido apostar por crear nuevos espacios de esparcimiento o por mejorar los que ya tienen. En estos lugares, los animales pueden estar sueltos, aunque los dueños tienen que supervisar y controlar a sus mascotas.

Ejea de los Caballeros cuenta desde hace años con una zona de esparcimiento canino. "Las actuaciones superan los 100.000 euros. Las mejoras en el abastecimiento de agua para fuentes en el año 2022 se sumarán a las realizadas ya en riego, accesos, vallados y alumbrado", explican desde el Ayuntamiento de esta localidad de las Cinco Villas.

En concreto, el municipio invirtió 60.000 euros en instalar un vallado de protección en la margen izquierda del río y en acondicionar la parcela desbrozando la zona. También se instalaron farolas de cinco metros de altura con luminaria led, lo que supuso un gasto de 20.000 euros. Ahora, el Consistorio destinará 15.000 a instalar fuentes de agua potable y realizará el repaso y nivelación de tierras.

Actualmente, Utebo cuenta con dos pipicanes –en el parque de las Fuentes y en el de Collarada– y el Consistorio plantea habilitar dos más. Uno de ellos ya dispone del proyecto y el Ayuntamiento está a la espera del permiso de Adif, ya que se instalaría cerca de las vías del tren con una inversión de 10.000 euros aproximadamente. El otro espacio se encuentra a la espera de que se apruebe la ubicación para comenzar con el plan. "Dentro de cada cercado hay dos zonas: una de ejercicio libre y otra con obstáculos para trabajar la habilidad de los perro", explica el concejal de Medio Ambiente, Rubén Estévez.

Tarazona, que por el momento no cuenta con espacios destinados exclusivamente para perros, pretende acondicionar este año dos zonas. "La memoria del proyecto ya está hecha. Ahora es el momento de la adjudicación y esperamos que en unos meses los perros tengan su lugar de esparcimiento en la localidad", explica el alcalde del municipio, Luis José Arrechea.

El Consistorio pretende invertir cerca de 15.000 euros en dos espacios, uno situado en la zona alta del municipio –cerca del cementerio– y otro en la zona baja –en el anillo verde que une Tarazona con Tudela–. La actuación se centrará principalmente en colocar vallas de madera para cercar los espacios.

Caspe es otra de las localidades que invertirá en las zonas para perros. Hace más de cinco años se reservó un espacio para estos animales en el parque de Entrepuentes. Ahora, el Consistorio trabaja en un proyecto para que el pipicán cuente con más metros.

Por su parte, Borja cuenta con una zona de adiestramiento canino desde el año pasado. Está integrada en el parque situado cerca del santuario de la Misericordia. Todos los materiales de este recinto (ruedas y tuberías) son reciclados. Eso explica que la inversión para inaugurar este espacio fue de tan solo 500 euros.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión