Zaragoza
Suscríbete por 1€

Una residencia de estudiantes cierra la penúltima cicatriz de las esquinas del psiquiátrico de Zaragoza

El Grupo Moraval compra la mitad del edificio de viviendas abandonado para abrir este año un alojamiento con 207 camas.

Tras más de una década de abandono, uno de los esqueletos de hormigón de las esquinas del psiquiátrico de Zaragoza saldrá del ostracismo para reconvertirse en una moderna residencia de estudiantes. El Grupo Moraval se ha hecho con la mitad del inmueble que la polémica promotora Bruesa, que quebró en 2011, dejó a medias en la confluencia entre Vía Univérsitas y Duquesa Villahermosa. Bajo los mandos de la operadora Nodis, el alojamiento ofrecerá 207 plazas dotadas con las últimas tecnologías y precios de entre 410 euros (las habitaciones dobles) y 540 euros (las individuales) al mes. Se espera su inauguración para el próximo curso, en septiembre.

El edificio fue parte del plan de las esquinas que sirvió para desarrollar este rincón de Las Delicias con varios equipamientos municipales y viviendas. En concreto, el inmueble tenía capacidad para 235 pisos. La adjudicación a Bruesa estuvo envuelta en la polémica por un posible trato de favor que obligó al Gobierno de Aragón, impulsor del proyecto, a rectificar las tasaciones por estar desequilibradas en favor de la constructora.

Finalmente, el Ayuntamiento concedió la licencia para las obras en 2006, pero antes de concluir la construcción, Bruesa quebró y entró en concurso de acreedores. Ahora, el Grupo Moraval, que cuenta con residencias por toda la geografía española que suman 6.600 plazas, se ha hecho con parte del inmueble para reforzar la oferta de alojamientos de la ciudad. Según sus cálculos, en Zaragoza hay cerca de 6.500 estudiantes de fuera y apenas 2.000 camas en este tipo de centros.

Una familia visita la habitación piloto de la residencia
Una familia visita la habitación piloto de la residencia
Guillermo Mestre

Las últimas tecnologías

"Este tipo de alojamientos es más sencillo para los estudiantes que un piso compartido, que además son cada vez más caros. Con las residencias, quitamos algo de presión a los precios del mercado inmobiliario", apunta Berta Guillamón, directora general de Nodis. Además, el emplazamiento elegido disfruta de la cercanía del campus universitario de San Francisco y buenas conexiones con el resto de centros públicos y con la parada que lleva a la San Jorge.

El edificio cuenta con ocho plantas, un parquin con 50 estacionamientos y numerosas dependencias para usos compartidos con los que fomentar la socialización. "Tenemos un programa de actividades muy completo para que conozcan gente y romper en parte el aislamiento que ha traído la pandemia", comenta.

Entre los usos comunes destacan la cocina compartida, una gran terraza exterior en la primera planta, gimnasio, biblioteca, sala de estudio, sala audiovisual, lavandería autoservicio y salones privados. En cuanto a las habitaciones, tienen una superficie de 13 metros cuadrados en los que se reparten la cama, el escritorio, armarios, nevera, microondas, fregadero y el baño.

Las habitaciones cuentan con control de acceso por código o huella dactilar y sensor de respiración para apagar la luz
Las habitaciones cuentan con control de acceso por código o huella dactilar y sensor de respiración para apagar la luz
G. M.

Respecto a los servicios, los residentes cuentan con una limpieza mensual, máquinas de ‘vending’, wifi de alta velocidad, sistema de recepción de correo y paquetería, ‘Smart TV’ y climatización individual en las habitaciones.

Pero si algo destaca de la nueva residencia, cuya construcción va en plazo y se centra ya en los últimos remates para abrir tras el verano, es el uso de las nuevas tecnologías para facilitar la vida de los usuarios. La domótica, que permite automatizar los alojamientos, incluye en este caso sensores de respiración para encender y apagar las luces; acceso con código numérico, tarjeta electrónica o huella dactilar; o enchufes con micro-USB e interruptores sin cables. Además, se apuesta por la sostenibilidad, con protocolos de ahorro de energía y placas solares en la azotea.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión