Zaragoza
Suscríbete

Una entidad de ayuda a enfermos mentales compra la antigua sede de los servicios sociales de Calatayud

Asaeme, que tiene 64 usuarios, ha adquirido el edificio y quiere convertirse en entidad pública y centro sanitario.

La junta directiva de Asaeme delante del edificio que será su sede
La junta directiva de Asaeme delante del edificio que será su sede.
MACIPE

La Asociación Augusta de Enfermos Mentales de Calatayud (Asaeme) ha adquirido el edifico donde se ubicaba la sede del Centro de Servicios Sociales del Ayuntamiento bilbilitano hasta verano de mediados de 2019. Para ello, la entidad ha resultado adjudicataria del proceso de enajenación del inmueble a través de una subasta en la que ha depositado 50.005 euros que tendrá que abonar de forma fraccionada en un plazo de cinco años a razón de un 20% del importe. En la actualidad, la organización presta ayuda a 64 personas desde dos estancias en el antiguo complejo escolar de Ramón y Cajal.

«Con este cambio y con la documentación ya preparada podremos solicitar la certificacíón como centro sanitario y como entidad de utilidad pública en 2022, cuando nos trasladaremos a estas nuevas instalaciones», explica Belén Ibarra, presidenta de la Asociación desde 2017. De esta forma, esta nueva etapa les abre las puertas a que puedan contar con mayor colaboración institucional ya que hasta ahora "teníamos ayudas muy puntuales del Ayuntamiento y de la Comarca Comunidad de Calatayud, y este año de la Diputación de Zaragoza por primera vez, pero necesitamos algo más de apoyo".

En este sentido, Ibarra recuerda que Asaeme se creó en 1993 y hace cinco años el dieron un nuevo impulso "para ir incorporando servicios poco a poco", entre los que se encuentra la contratación de un psicólogo y una integradora social, así como organización de espacios como talleres de pintura. "Todos nuestros fondos van para los gastos de funcionamiento y los ingresos, además de esas pocas ayudas, también vienen de mercadillos, lotería, una colaboración con La Caixa y de una ayuda de Boticaria García", detalla.

Por todo ello, incide en se hace "mucho con muy pocos medios" y pretenden "seguir mejorando y prestarlos de una forma adecuada". "Ahora necesitamos ese respaldo también para el desembolso de la compra del edificio y de los gastos de luz, calefacción…", comenta. "Empezamos apoyándonos en el voluntariado, pero vimos que era necesario profesionalizar la asociación para que en un futuro pueda andar sola", señala. Asaeme ofrece asesoramiento psicológico, apoyo a familias, acompañamiento terapéutico, talleres de actividad física, baile, artísticos y de vida diaria.

Así, Ibarra recuerda cómo "antes las únicas alternativas para las personas con enfermedades mentales eran o ingreso en un psiquiátrico o irse a Zaragoza". En el caso particular de su familiar, la responsable de la entidad argumenta que «ni estaba para un ingreso ni se podía ir a 100 kilómetros teniendo aquí su estructura de vida».

El edificio, con una superficie de 481 metros cuadrados anexo a los juzgados de la ciudad, era propiedad del Ayuntamiento, que aprobó la segregación del inmueble en junio de 2020 y se desafectó del dominio público hace ahora un año. Finalmente salió a concurso hace un mes

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión