Zaragoza
Suscríbete

Gresca en Calatayud entre equipo de gobierno y PSOE por los nuevos contenedores

La contrata de basura empezó el 1 de diciembre y renovará 663 depósitos, cuya ubicación y formato han levantado críticas.

Los nuevos contenedores objeto de la discusión en Calatayud
Los nuevos contenedores objeto de la discusión en Calatayud
Macipe

El inicio del nuevo servicio de limpieza viaria y recogida de basuras de Calatayud, que desde el 1 de diciembre desempeña Urbaser por 13,8 millones de euros en ocho años, ha traído cierto revuelo dentro del Ayuntamiento de Calatayud, entre el equipo de gobierno (PP-Cs) y el PSOE a cuenta de la renovación de los contenedores. Dentro de la contrata, la empresa incluyó, además de la renovación completa de las herramientas manuales y el parque de vehículos de barrido, baldeo y recogida, la colocación de 663 nuevos depósitos con un aumento de la capacidad de almacenaje del 28%, pero cuya ubicación y formato ha levantado críticas.

A este respecto, las últimas quejas las transmitió el edil socialista Jesús Monge en la sesión plenaria del lunes, apuntando que varios tenían obstáculos que dificultaban dejar las bolsas, otros que sobresalían a la calzada y que si se podía estudiar otro sistema para facilitar el depósito en zonas de negocios. 

Como respuesta, el alcalde, José Manuel Aranda, pidió paciencia y recordó que se trataba de un proceso paulatino. Ayer, los socialistas lanzaron un comunicado en el que tachaban algunas instalaciones de "inaceptables" al estar en las puertas de negocios, pasos de cebra o ocupando parcialmente un aparcamiento de personas con movilidad reducida, que ayer se acabó modificando.

Desde el equipo de gobierno, a través de la web municipal, se publicaba un texto en el que se "exige al grupo socialista que no aproveche con fines partidistas las dificultades a las que se enfrenta la ciudad hasta que la empresa organice la recogida de residuos y la población se adapte". Al mismo tiempo aseguraba que lo inaceptable de las ubicaciones son "percepciones que pueden tener algunas personas" y que se han puesto receptáculos "donde antes no había, que pueden generar descontento, y por otro lado, desaparecen de otros". En el PSOE piden que "gobiernen y detallen las ubicaciones adecuadas para evitar tantas molestias".

También han señalado que se use "la web municipal, que es de todos, para criticar la acción política del PSOE" y han reclamado el cese o dimisión de la responsable de prensa por usar ese espacio "con un claro interés partidista a favor del PP". En el comunicado del equipo de gobierno se recuerda que se "ha realizado un esfuerzo en explicar los cambios" e insiste en que la ciudadanía tiene que amoldarse "al cambio que supone el nuevo servicio y que obliga a nuevas rutinas y a un nuevo sistema". Lo cierto es que a pie de calle hay diversidad de opiniones, entre los que se muestran de acuerdo con los nuevos sistemas y quienes critican su colocación y tamaño de las bocas.

En el detalle del nuevo servicio, Urbaser detalló la distribución de estas nuevas piezas, que incluyen un sistema de tapas y cuerpo metálico en los polígonos industriales. La mayoría están adaptados al sistema de carga lateral, salvo los del casco antiguo donde no pueden acceder los camiones y se mantiene la trasera. También se apuntaba que cuentan con sistemas antihurto y con sensores de llenado. A todo ello se añade nueva maquinaria de limpieza viaria, entre ella sopladores eléctricos, y un refuerzo de los barridos y baldeos. La empresa también tiene previsto abrir una oficina de atención ciudadana en la calle San Benito.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión