Zaragoza
Suscríbete por 1€

crecida del ebro

Inundaciones en Novillas: "Para que en Zaragoza no haya afecciones nos las tenemos que comer los demás"

El 75% del término municipal de Novillas está inundado, unas 1.500 hectáreas, no obstante, el agua no ha entrado en el casco urbano.

Imágenes de la crecida del Ebro, este lunes, en Novillas, Pradilla, Boquiñeni y Luceni.
Imágenes de la crecida del Ebro, este lunes, en Novillas, Pradilla, Boquiñeni y Luceni.
Guillermo Mestre

La punta de la crecida ya ha pasado esta madrugada por Novillas, y los vecinos se encuentra relativamente tranquilos por no ha entrado en el casco urbano. Actualmente hay 40 desalojados de sus casas, la mayoría se encuentran en casas de familiares, pero 11 han dormido en una residencia que ha puesto el Ayuntamiento, en un edificio social. Se espera que a lo largo del día puedan volver a sus casas. En sus vivienda no ha llegado a entrar agua pero por precaución los desalojaron.

El alcalde de Novillas, Abel Vera, calcula que por lo que están viendo a través de los drones el 75% del término municipal está anegado, lo que supone un total de 1.500 hectáreas.

Desalojado por la crecida del Ebro en Novillas: "La gente se ha brindado a ofrecernos lo que hiciera falta"

La máxima preocupación en estos momentos es el caso de un joven ganadero, David Alcalde, de 36 años, que ha visto cómo el agua ha entrado en su explotación, hasta donde nunca antes había llegado. David tiene unas 1.000 cabezas de ganado, entre ovejas y terneros que iba a vender para Navidad. Desde UAGA y el propio ganadero daban por hecho que los animales habían muerto, pero los bomberos han sobrevolado la zona con drones y ahora han confirmado que los animales todavía viven.

Imágenes de la crecida del Ebro, este lunes, en Novillas, Pradilla, Boquiñeni y Luceni.
Imágenes de la crecida del Ebro, este lunes, en Novillas, Pradilla, Boquiñeni y Luceni.
Guillermo Mestre

Ferando Lerín fue desalojado con su mujer, Angelines Irún, y este lunes por la mañana estaban esperando a las puertas de su calle a que la Guardia civil les diera permiso para volver a su casa. “Anoche nos dejaron entrar a coger ropa porque no teníamos nada. Hemos dormido en casa de mi hermana y mucha gente nos ha ofrecido también su domicilio para dormir. De momento no tenemos daños y esperamos que no llegue a entrar el agua en casa, por lo que dentro de lo malo estamos contentos”. Lerín recuerda que en 2015 sí que les entró agua en casa, así que la mota que protege el pueblo parece que ha funcionado, señala.

Martín Melendo es ganadero y agricultor, y explica que la riada “nos ha cogido entre cinco y seis hectáreas de maíz, cebada, alfalfa y beza. El ganado lo saqué hace dos días, está a la entrada del pueblo”. Pero el agua ha afectado los cereales con los que alimenta el ganado. Así que prevé que van a ser un invierno y una primavera muy duros porque habrá que comprar el pienso y está muy caro. Tiene unas 700 ovejas. “Uno se plantea dejarlo porque tengo 50 años, mi hijo tiene 20 y ha visto las mismas riadas que yo. Algo está fallando porque las afecciones cada vez son mayores, y las riadas son las mismas. El río no se limpia y además a Zaragoza tiene que llegar la riada muy laminada. Para que allí no haya afecciones nos las tenemos que comer los demás”, se lamenta.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión