Zaragoza
Suscríbete por 1€

Urbanismo quiere abrir el próximo enero la negociación política de la nueva Romareda

El equipo de gobierno estudia las distintas alternativas para construir el estadio.

Vista del campo municipal de fútbol de La Romareda, en Zaragoza.
Vista del campo municipal de fútbol de La Romareda, en Zaragoza.
José Miguel Marco

El Área de Urbanismo del Ayuntamiento de Zaragoza quiere poner en marcha el proceso de negociación del nuevo campo de fútbol en enero tras empezar a tener las primeras valoraciones económicas de lo que supondría una infraestructura de este tipo en la ciudad. Tal y como anunció el concejal Víctor Serrano, las estimaciones preliminares apuntan a una horquilla entre los 130 y los 200 millones de euros, en función de la ubicación elegida y si se quiere llegar a un proyecto de cuatro o cinco estrellas. Lo elevado del coste abre un escenario de unas conversaciones complejas, especialmente en todo lo referido al modelo de financiación y a la participación de las distintas administraciones.

Según fuentes del Área de Urbanismo, la primera reunión debe servir para establecer la metodología de trabajo. Indicaron que «se quiere escuchar a la gente», por lo que se espera crear una comisión en la que participen diversos colectivos: representantes de colegios profesionales, Real Zaragoza, entidades vecinales, peñas deportivas... Pero la clave va a ser política y, sobre todo, económica.

Subida de costes

De momento, los responsables de Urbanismo están trabajando en la actualización de los proyectos que se han aprobado en los últimos años: el del Ricardo Bofill, el de Carlos Lamela y el de Joaquín Sicilia. En todos los casos se está confirmando que los costes son mayores. Este último, que se proyectó para la huerta de Miraflores, junto a Tenor Fleta, sería el más caro, con un precio de unos 200 millones de euros. Los grandes desniveles, la existencia de unas líneas de alta tensión y la necesidad de reforzar la movilidad en la zona son las causas.

Según fuentes consultadas, el alto coste está vinculado a las exigencias de un campo de cuatro o cinco estrellas, que precisa de infraestructuras subterráneas que requieren un gran presupuesto. Solo un nuevo estadio en su ubicación actual, la Romareda, supondría unos 130 millones, según las estimaciones transmitidas por Víctor Serrano y que recogió este diario en una entrevista publicada el pasado domingo.

El PSOE urge la comisión

Ante estas primeras valoraciones, la portavoz del PSOE, Lola Ranera, urgió que comiencen las reuniones en la comisión de trabajo para acercar posturas. «Cuanto más se retrasen, más especulaciones habrá. Pedimos rapidez y agilidad», explicó la edil.

Respecto al coste del futuro estadio, no quiso avanzar su opinión, más allá de solicitar al concejal de Urbanismo que facilite los datos en que basa estas estimaciones. Pero en cualquier caso insistió en que su grupo acudirá a la negociación para trabajar sobre «un folio en blanco», sin líneas rojas que puedan complicar la conversaciones.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión