Zaragoza
Suscríbete por 1€

ayuntamiento de zaragoza

La ordenanza de accesibilidad de Zaragoza garantizará rutas peatonales de 2 metros de ancho sin obstáculos

El Ayuntamiento y las entidades sociales ultiman una norma que reduce las barreras arquitectónicas

Pavimento podotáctil para separar espacios en las calles de cota cero, como Don Jaime I
Pavimento podotáctil para separar espacios en las calles de cota cero, como Don Jaime I
Toni Galán

El Ayuntamiento de Zaragoza tiene ya listo el borrador de la futura ordenanza de accesibilidad. El texto, consensuado con las entidades sociales, todavía deberá pasar los trámites habituales para su aprobación, pero ya anticipa algunos cambios importantes en la lucha por reducir las barreras arquitectónicas y sociales que sufren cada día las personas con algún tipo de discapacidad. Entre las principales novedades, el documento garantiza itinerarios peatonales de dos metros de ancho sin obstáculos, impulsar las nuevas tecnologías para facilitar el uso del transporte público y de las plazas de aparcamiento, y regular el ratio mínimo de camas accesibles de los hoteles de la capital, o el de cargadores de coches eléctricos.

El Consistorio y las entidades sociales llevan más de un año trabajando en una nueva ordenanza de accesibilidad que ponga al día la actual –de hace dos décadas–, que se ha quedado desfasada ante los importantes cambios que estas sufriendo las grandes urbes. El objetivo es garantizar la plena autonomía de las personas y sus derechos, y evitar situaciones de discriminación desde todos lo puntos de vista.

Una de las principales reivindicaciones que se verá reflejada en la ordenanza es el blindaje de los denominados itinerarios peatonales, es decir, las rutas que siguen los ciudadanos a pie sin obstáculos que se lo impidan. La normativa nacional estipula una anchura de paso libre de 1,80 metros, pero Zaragoza se ha puesto como objetivo llegar a los 2 metros desde la fachada de los edificios. Desde el gobierno PP-Cs, eso sí, recuerdan que así se aplicará en las nuevas urbanizaciones, mientras que en muchos puntos de la ciudad consolidada será más complicado. En estos casos se prevé fijar una franja de dirección de pavimento especial de 40 centímetros.

Sin salir de la vía pública, el Consistorio se compromete a que todos los pasos de peatones sean de pintura antideslizante y que su vado de acceso tenga señalización podotáctil. Además, se impulsará la extensión por la ciudad de la calzada a cota cero. También se establecen directrices sobre el mobiliario urbano, de tal forma que las rejillas, alcorques y bolardos no entorpezcan la movilidad, o que todos los contenedores de basura sean accesibles.

En el apartado de movilidad, se apuesta por las nuevas tecnologías para que los usuarios tengan acceso, por ejemplo, a aplicaciones adaptadas para el transporte público. También se quiere ofrecer información en el teléfono móvil de la ubicación de las plazas de aparcamiento adaptadas disponibles, que además se incrementan. En concreto, uno de cada 40 estacionamientos será accesible, y hasta uno de cada 20 en zonas de uso habitual, como hospitales.

No es el único ratio que busca garantizar los derechos de los ciudadanos con problemas de movilidad. También se fija que el 10% de las flotas de coches de alquiler que operan con licencias VTC, como Cabify, esté adaptada. De igual modo, al menos el 60% de los puntos de recarga de vehículos eléctricos de la ciudad serán accesibles.

En materia de vivienda, la ordenanza reclama una estrategia de pisos sociales accesibles, así como una política de construcción que se apoye en las nuevas tecnologías para hacer más habitables las edificaciones para este colectivo. Por su parte, los hoteles deberán ofrecer una habitación adaptada por cada 50.

El documento contempla, igualmente, garantías para los usuarios de los servicios turísticos y de atención ciudadana, así como ventajas en el acceso a un empleo público municipal. También prevé crear planes especiales para acondicionar el patrimonio histórico ya que, por su catalogación y antigüedad, suele presentar mayores dificultades de actuación.

Oficina de la Accesibilidad

«Zaragoza necesitaba una nueva ordenanza si quiere aspirar a ser accesible», apunta Luis Gonzaga, presidente de Cermi Aragón, que valora «muy positivamente» el nuevo texto y la «oportunidad» que les ha brindado el Ayuntamiento de participar en su elaboración. El portavoz destaca además la creación de una Oficina de la Accesibilidad cuyo objetivo será garantizar la aplicación de todas estas medidas y el asesoramiento y coordinación de las distintas áreas implicadas.

«Nuestro compromiso es garantizar a toda la ciudadanía el ejercicio pleno y efectivo de sus derechos, muchos de ellos reconocidos desde hace años en la normativa europea, estatal y autonómica, pero cuya aplicación real sigue contando con serias carencias», afirma el concejal de Acción Social, Ángel Lorén.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión