Zaragoza
Suscríbete

zaragoza 

La nueva calle de Santiago Lapuente: una veintena de árboles y prioridad peatonal

Azcón anuncia que el viernes se aprobará la salida a información pública del proyecto de la avenida Cataluña, cuya reforma integral comenzará en 2022

La calle de Santiago Lapuente ya está casi lista. A falta de los últimos remates, esta vía del barrio Jesús ya luce su nuevo aspecto, más verde, con menos tráfico y sin barreras arquitectónicas. Cuenta ahora con una plataforma única en la que convivirán peatones y vehículos, pero con prioridad para los desplazamientos a pie, y con una veintena de árboles y numerosos arbustos que se están terminando de plantar estos días. Se trata, como ha dicho este martes el alcalde de la capital aragonesa, Jorge Azcón, de la primera reforma integral que se va a inaugurar en esta legislatura y marcará el aspecto que tendrán "las calles de la Zaragoza del futuro". Entre otras, las avenida de Cataluña que, como ha anunciado el regidor, "por fin empieza a caminar de verdad". Según ha asegurado, el proyecto saldrá el viernes a información pública y las obras empezarán a lo largo del año que viene. 

Sobre Santiago Lapuente, como ha recordado la concejal de Infraestructuras, Patricia Cavero, los trabajos han supuesto una inversión de 255.090 euros y se han prolongado durante alrededor de seis meses, como estaba previsto. Han supuesto la transformación de una calle sin vegetación y orientada a la circulación de vehículos a un lugar más "amable y sostenible" y que, como ha recalcado, "invita a pasear". De hecho, los peatones tienen prioridad y pueden disfrutar de todo el ancho de la calle, mientras que se han adoptado diferentes medidas para pacificar el tráfico y reducir la velocidad de circulación de los coches. En concreto, la elevación de la calzada en los cruces o el propio trazado no lineal obligan a los conductores a reducir la marcha. 

Asimismo, se han plantado más de veinte árboles y numerosas especies arbustivas, como tomillo, romero, rosa sevillana, herbáceas o rastreras, entre otras. Igualmente, se han sembrado parterres de césped que en unas semanas empezarán a lucir verdes y habrá plantas trepadoras alrededor de la zona de contenedores, para ayudar a delimitar el espacio y reducir su impacto visual. Como han recalcado desde el Ayuntamiento, "unifica las características que se quieren dar a las calles del siglo XXI", que se espera que sirvan también como lugares de encuentro vecinal. Por eso, se han instalado bancos orientados de forma que permitan disfrutar de los espacios verdes y de la conversación.

Por otro lado, se han implementado medidas de eficiencia en el consumo de agua. La calle cuenta en buena parte de su trazado con un pavimento permeable que filtra la lluvia y ayuda al riego del arbolado. Además, se han sustituido las tuberías de abastecimiento y de saneamiento y todas las acometidas domiciliarias, lo que reducirá las pérdidas de agua por roturas o fisuras. En general, según la responsable del área, se han implementado numerosas medidas destinadas a "mejorar la calidad de vida de los vecinos". En cuanto a la accesibilidad, aparte de eliminar las barreras físicas, se han colocado baldosas con relieve podotáctil a lo largo de todo el recorrido, incluidas las zonas en las que desaparecen las fachadas por un cruce o la salida de un garaje. 

También se ha renovado el alumbrado público con farolas de tecnología led a 6 y 4 metros de altura, lo que evitará la luz intrusa y reducirá el consumo energético. 

Una demanda histórica

Durante la visita a Santiago Lapuente, el alcalde, Jorge Azcón, ha informado de que este viernes el Gobierno de Zaragoza aprobará sacar a información pública el proyecto de reforma de la avenida de Cataluña, una reivindicación histórica de los residentes en la zona. "Después de diez años (desde que se anunció la cesión de esta vía al Ayuntamiento por parte del Ministerio de Fomento) empieza a caminar de verdad. Ahora es un proyecto imparable", ha asegurado el regidor que, si bien no se ha aventurado a concretar ninguna fecha, ha indicado que la intención es que las obras comiencen a lo largo de 2022. 

Se intervendrá en el tramo comprendido entre la Z-30 y el paso elevado del ferrocarril, a la altura de la calle del Veintitrés de abril, a lo largo de casi medio kilómetro (478 metros) y en una superficie de 24.000 metros cuadrados. La remodelación integral supondrá una inversión, como ha recordado Azcón, de 4,5 millones de euros. Su plazo de ejecución, según el proyecto inicial, es de 14 meses. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión