Zaragoza
Suscríbete

zaragoza

Al menos diez peleas y palizas en una violenta noche en Zaragoza

La reyerta más multitudinaria ha tenido lugar en la calle de los Héroes del Silencio. En la calle de Fita se han registrado al menos tres agresiones.

Aspecto de la calle Héroes del Silencio a las 10.00 de este domingo
Aspecto de la calle Héroes del Silencio a las 10.00 de este domingo

La madrugada de este domingo ha resultado especialmente movida y violenta en las calles de Zaragoza. En la capital aragonesa se han producido, al menos, diez peleas y agresiones en grupo. En ellas han resultado heridas varias personas, una de ellas de mayor gravedad, y la Policía Nacional ha acabado deteniendo a seis individuos por delitos de hurto y de lesiones. Tres de las agresiones en grupo han ocurrido en las inmediaciones de la calle de Bernardo Fita, donde se agrupan varios locales dirigidos al colectivo LGTBIQ.

La reyerta más multitudinaria ha tenido lugar en torno a las 6.38 en las inmediaciones de una discoteca ubicada en la calle de los Héroes del Silencio. Tras una multitudinaria pelea que ha dejado dos heridos de veinte años, uno con contusiones en una ceja y otro en la nariz, la riña se ha desplazado hasta Camino de las Torres, donde los agentes han logrado poner las esposas a cinco jóvenes, cuyas edades por ahora se desconocen.

Según fuentes presenciales, el origen de la pelea se explicaría por "el robo de veinte cazadoras" en el interior del establecimiento, donde precisamente la noche anterior ya se detuvo a un joven de 20 años por una agresión a un chico que acaba de cumplir la mayoría de edad. Los cinco arrestados han sido conducidos a primera hora de este domingo a comisaría por los presuntos delitos de hurto y lesiones. 

Aunque este suceso ha dejado el mayor número de detenciones, los daños físicos más graves se han producido como consecuencia de una paliza en la confluencia de la calle Fita con Doctor Cerrada, en el centro de la capital aragonesa, hacia la 1.00 de la madrugada. En este caso, un joven de 23 años ha tenido que ser trasladado hasta un centro hospitalario. Cuando han llegado los sanitarios del 112, el varón se encontraba tendido en el suelo y sangrando por la boca.

En el transcurso de este suceso también resultó herida una chica de 18 años. En esta ocasión, la Policía ha podido detener a uno de los presuntos agresores, aún menor, de 17 años. Se desconoce, por ahora, el detonante de esta agresión.

Horas después se han registrado otros dos sucesos similares en la misma calle, donde hay varios locales nocturnos dirigidos al colectivo LGTBIQ. A las 3.44 se ha propinado, según fuentes policiales, "una paliza" a una persona. Los presuntos agresores habrían salido corriendo. Y a las 4.35 otro chico ha sido agredido por un grupo en el mismo enclave. Los funcionarios han atendido a la víctima, pero quienes le habían golpeado ya habían huido del lugar. 

No muy lejos, a las puertas de 'El Caracol', en el paseo de la Independencia, cuatro personas han propinado distintos golpes a una persona mayor, un suceso que ha ocurrido hacia las 2.17.

Además, la Policía Nacional ha tenido que intervenir en otras cinco reyertas. Una ha tenido lugar en torno a las 3.06 en la calle de Lasierra Purroy, en La Paz, y otra poco después, hacia las 3.14, en San Vicente Mártir. Las dos han sucedido en las inmediaciones de bares de copas. A las 3.57, un denunciante alertaba de que cuatro personas a las puertas de un bar en la calle Batalla de Pavia trataban de golpearle.

También se ha requerido a la Policía Nacional a las 5.00 en las inmediaciones de una discoteca en la calle de la Salina debido a una pelea con varios involucrados. Y en la margen izquierda ha habido otro suceso de estas características. Un hombre de 30 años ha acabado con cortes en la cara por la acción violenta de un grupo de jóvenes a las puertas de un karaoke en Pablo Ruiz Picasso hacia las 4.13.

"La hora del cierre es horrible"

Los vecinos del entorno de la calle de Héroes del Silencio, donde se produjo la pelea de mayor entidad, denuncian que los rifirrafes y los ruidos ya forman parte de su rutina. "Es ya lo habitual, tristemente”, cuenta José, miembro de la plataforma Stop Ruidos. "A las 6.00, cuando la discoteca cierra sus puertas, el negocio se desentiendo de lo que ocurre fuera. Y la gente que ha estado ahí bebiendo durante horas sale la gente absolutamente alcoholizada. Algo así tenía que ocurrir tarde o temprano", afirma.

Las horas anteriores no son mucho mejores. "Hasta la hora del cierre el ruido también es continuo, porque la gente sale continuamente a fumar y se oye la música del interior, pero también se oyen botellazos, peleas, cánticos, chillidos, por no hablar de quienes orinan en mitad de la calle", lamenta este ciudadano.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión