Zaragoza
Suscríbete

ayuntamiento

La reforma de la avenida de Cataluña empezará en 2022 e incluirá aceras más anchas y carril bici

Las obras, que se habían anunciado para este año, costarán 4,5 millones y se ejecutarán en 14 meses. Se habilitará una mediana de dos metros con farolas y vegetación para mejorar la seguridad vial

Fuente: Ayuntamiento de Zaragoza
Fuente: Ayuntamiento de Zaragoza
Heraldo.es

La avenida de Cataluña tiene por fin proyecto para su reforma integral. Pese a que en un principio se había previsto para este año, el alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, ha anunciado este martes que las obras comenzarán finalmente a lo largo de 2022. El viernes se aprobará su salida a información pública para iniciar después el proceso de licitación. Se prevé actuar, como ha precisado el regidor, en cerca de medio kilómetro entre la Z-30 y el paso elevado del ferrocarril, y se seguirá la filosofía que ya se ha planeado en otras actuaciones similares, como las incluidas en la denominada por el gobierno PP-Cs como operación calles: más espacio para el peatón, carril bici, vegetación y zonas de encuentro vecinal. Los trabajos costarán 4,5 millones de euros y se ejecutarán en unos 14 meses.

A diferencia de lo que ocurrirá en otras intervenciones, como en la avenida de Navarra o en las calles de Reina Fabiola y Sixto Celorrio, en este caso no se reducirá el número de carriles para la circulación de vehículos. Seguirán siendo cuatro, dos en cada dirección, pero se ganará espacio para que las aceras sean más anchas y para colocar una mediana de separación provista de vegetación y luminaria, que servirá para incrementar la seguridad vial y resguardar a los viandantes en los puntos con pasos de peatones. También se ha previsto la instalación de carriles bici de 1,5 metros segregados del tráfico a ambos lados de la calzada, que incluirán una banda de separación de 1,2 metros en los tramos en los que estén junto a aparcamientos.

La eterna promesa

La renovación de esta vía, una demanda histórica de los vecinos de la zona, se ha encontrado con numerosos escollos, pues hasta 2019 ni siquiera era propiedad del Ayuntamiento. Ha sido desde hace tiempo la eterna promesa en unas y otras legislaturas pero siempre ha terminado por quedarse en el tintero, a excepción de un tramo de 350 metros sobre el que actuó el anterior gobierno de ZEC en 2018. Este año ha ocurrido lo mismo, ya que los presupuestos contemplaban una partida de 550.000 euros con la que comenzar los trabajos que finalmente se quedará inutilizada. No obstante, ahora Azcón asegura que "el proyecto es imparable". "Después de diez años empieza a caminar de verdad", ha insistido, tras recordar que ya en 2011 el Ministerio de Fomento anunció su cesión pero no se hizo oficial hasta mucho después.

El regidor no se ha aventurado a marcar ninguna fecha concreta en el calendario para el inicio de las obras, ya que ha explicado que dependerá de cuánto se dilaten los plazos previos, en lo que influirán las posibles alegaciones o el número de empresas que concurran a la licitación. No obstante, ha asegurado que la intención es que comiencen a lo largo de 2022.

Más de 80 árboles

En concreto, se intervendrá entre la Ronda de la Hispanidad y la confluencia con la calle del Veintitrés de abril, a lo largo de 478 metros y en una superficie de 24.000 m², entre Isla de Mallorca, Santa Fe, Lécera e Isabel Santo Domingo. Como ocurre en otros casos, el objetivo es que la avenida de Cataluña, de tres kilómetros y una de las de mayor longitud de la capital aragonesa, deje atrás el aspecto de antigua carretera y se convierta en un vial más "amable", con más espacio para el peatón y que invite a pasear. Que sea, como ha dicho el alcalde, una calle "del siglo XXI".

Para ello, además de renovar y agrandar las aceras, que ahora tienen en su mayoría un pavimento de hormigón y muy deteriorado, se prevé la instalación de 22 jardineras con 83 árboles de diferentes tipos, además de césped y flores. También se colocarán 28 bancos. La reforma será integral, por lo que se actuará, asimismo, en la red de abastecimiento de agua, para cambiar las tuberías antiguas por otras de fundición dúctil, y en el sistema de alcantarillado.

Sobre el proyecto de esta vía, Azcón ha indicado que confía en que se ajuste a los plazos marcados, que el coste se ajuste a lo presupuestado, y sobre todo, que tenga en cuenta los criterios de "sostenibilidad, prioridad peatonal y que sea una calle del futuro, del siglo XXI".

Asimismo, ha recordado que estas obras se unirán a otras "demandas históricas" que tenía la ciudad, como la prolongación de la avenida Tenor Fleta, el antiguo cuartel de Pontoneros para hacer una residencia de estudiantes, o las viviendas de la calle Fray Julián Garcés, así como a otras que estaban "enquistadas" en el Ayuntamiento de Zaragoza.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión