Zaragoza
Suscríbete

barrios de zaragoza

Excrementos de perro en el parque Miraflores: “Es casi imposible que nuestros hijos no acaben con uno en la ropa”

Vecinos del Parque de Miraflores de Zaragoza reclaman mayor concienciación por parte de los dueños de mascotas.

Una niña, a punto de coger un excremento de perro en el parque Miraflores de Zaragoza.
Una niña, a punto de coger un excremento de perro en el parque de Miraflores de Zaragoza.
Z. B. P.

Salir del colegio y dirigirse directamente a jugar y a correr al parque es una combinación inseparable para muchos niños. Sin embargo, muchos de los padres que acuden con sus hijos al zaragozano Parque de Miraflores lo hacen alerta y con los ojos puestos en cada rincón, pues suele ser habitual que los niños se encuentren con excrementos de perros y terminen manchados. Un problema que, dicen, viene de largo y podría solucionarse con más concienciación y civismo por parte de los dueños de mascotas.

Alba Catalán, vecina de la zona, asegura que el estado del parque es “lamentable” porque “está descuidado, sucio, las zonas infantiles son viejas y para niños muy pequeños y está lleno de excrementos de perro”.

La situación no es nueva, “lleva así varios años y en vez de mejorar está peor cada día”, asegura Catalán ya que al tema de los excrementos se suma que “cada vez hay más elementos infantiles rotos, la hierba prácticamente no existe y se caen árboles cada vez que hace viento”. Lo peor de todo, “sin duda” es el tema de los excrementos, “es casi imposible que alguno de nuestros hijos e hijas no acabe cada día con alguno en la ropa, mano o similar”, se lamenta esta vecina. No es una queja solo suya sino “un sentir generalizado entre todos aquellos que habitualmente usamos el parque”, asegura.

Catalán explica que ha enviado “varias quejas al ayuntamiento” pero el problema fundamental está en la falta de civismo: “Hace falta concienciar de la importancia de cuidar los espacios públicos como algo propio, al fin al cabo es un bien común”. “No todos los dueños de perros son iguales, hay mucha gente respetuosa a la que esta situación le parece tan desagradable como al resto”, explica Catalán y añade que cree necesario “concienciar pero también aplicar las sanciones a aquellos que incumplen sistemáticamente la normativa”.

I.P.LL., otra vecina de la zona, coincide con Catalán en la falta que concienciación de algunos dueños de perros, cuya irresponsabilidad aporta una mala imagen de la zona.

Zara Bueno acude habitualmente al parque con su hija pequeña y opina que “se le podría sacar mucho provecho tanto para los animales como para los niños, pero siempre está muy sucio. Además, la zona infantil está bastante descuidada, el arenero tiene un hoyo muy grande y basura”. Se queja de que la zona habilitada para perros “está ahora dejada, sin valla y descuidada”.

Las quejas por el exceso de excrementos caninos “es algo que se comenta muy a menudo entre padres y abuelos de los niños”. Bueno está segura de que “hace falta bastante concienciación por parte de los familiares de los perros ya que aunque haya un equipo manteniendo el parque si no recogen los excrementos de sus animales, el problema va a seguir existiendo”.

Bueno se puso en contacto con el Ayuntamiento y la respuesta que obtuvo fue que desde “la Policía Local realiza vigilancia de los parques y denuncia de las infracciones observadas en la medida de las posibilidades del servicio”.

Este parque está situado en una zona céntrica, entre Cesáreo Alierta, Camino de las Torres, Tenor Fleta y San José. Desde la FABZ explican que está a caballo de varios barrios y que no hay ninguna asociación de vecinos adscrita a esa zona. Tampoco en la Unión Vecinal Cesaraugusta. Desde la FABZ sí que señalan que en muchos puntos de la ciudad se da el caso de dueños de perros poco concienciados de la importancia que tiene recoger los desechos de sus mascotas para contribuir a la limpieza de la ciudad.

Fuentes del Ayuntamiento de Zaragoza recuerdan que “los parques como el de Miraflores se limpian y repasan todos los días” e insisten también en que resulta clave el papel que juega la responsabilidad de los dueños de perros.

Cuando en julio de 2020 el Ayuntamiento de Zaragoza puso en marcha una campaña de concienciación sobre los orines de los perros dentro del objetivo ‘Zaragoza Limpia’, dio a conocer datos como que la ciudad cuenta con unos 60.000 perros censados y que solo las dos 'motocan' del servicio especial de limpieza recoge cada año 13.000 kilos de excrementos de animales. Una cifra a la que se tienen que sumar los que retiran el resto de servicios (barrido manual, máquinas barredoras, baldeos...) y que van mezclados con otros residuos, por lo que resultan muy complicados de cuantificar. En total, el Ayuntamiento destina más de 450.000 euros anuales a este servicio especial y al mantenimiento y limpieza de las 554 papeleras de tipo 'sanecan' que existen en la ciudad. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión