Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

zaragoza

El barrio Jesús pasa lista a las necesidades de poda de la zona

Los vecinos se quejan de que las ramas de algunos árboles tapan las farolas, restando iluminación.

Las ramas de los árboles tapan las farolas por varias zonas de Avenida Cataluña, Paseo Longares y alrededores
Las ramas de los árboles tapan las farolas por varias zonas de Avenida Cataluña, Paseo Longares y alrededores
L.L.M.

Pasear por el barrio Jesús de noche implica tener que sortear zonas con poca luz. Y esto no se debe a una falta de luminarias sino a que las ramas de algunos árboles han crecido tanto que tapan las farolas, dando lugar a una iluminación deficitaria en varios puntos del barrio.

“Hay árboles, sobre todo plataneros, que han crecido desmesuradamente hacia arriba, engullen las farolas y quitan visión”, denuncia el presidente de la Asociación de Vecinos del Barrio Jesús, Raúl Gascón. Loli Martín, vecina de la avenida Cataluña desde hace varias décadas, asegura que “por las noches no se ve bien cuando vuelvo a casa porque hay ramas de árboles que tapan varias farolas” y añade que “como está muy oscuro por algunas zonas, es fácil tropezarse o a veces se cruza una rata por el camino y no la ves”.

Otro vecino, Jesús Andrés, apunta en la misma dirección y asegura que en la zona que va desde la calle Muel hasta la plaza Mozart de noche casi no se ve: “Farolas hay, pero luz no, así que no se ve la acera y no sabes dónde estás pisando”. “La falta de poda, francamente, puede ser peligrosa para la seguridad personal de ciudadano”, añade este vecino.

En el paseo Longares, avenida Puente del Pilar y alrededores, a este problema se añade otro: “No solo tapan las farolas, sino que las ramas han alcanzado la altura de cuartos y quintos pisos y algunos vecinos se quejan porque las ramas están a punto de entrar en sus ventanas”, denuncia Gascón.

En la nueva zona de viviendas del barrio Jesús, en calle Cosuenda, Ana Laguna y aledañas, las quejas están orientadas en otra dirección: “Hay unos árboles de unos dos metros de alto cuyas ramas tocan el suelo y ya hemos pedido que los poden”, señala Gascón. También han trasladado en repetidas ocasiones sus quejas al Ayuntamiento sobre “algunos árboles de la zona que presentaban un peligro por su inclinación, mayoritariamente pinos”.

Los vecinos piden que se poden las ramas de los árboles que llegan al suelo.
Los vecinos piden que se poden las ramas de los árboles que llegan al suelo.
Asociación de Vecinos Barrio Jesús

Fuentes autorizadas del Ayuntamiento recalcan que “se está podando más que nunca en toda la ciudad con ‘planes de poda extraordinarios’ porque antes no se hacían y estaba todo el arbolado de Zaragoza abandonado”. De hecho, recuerdan que los árboles no crecen en un año tanto como para alcanzar esas alturas, sino que eso es síntoma de que llevan años sin ser podados. Estas fuentes insisten en que se sigue podando y se seguirá haciendo cuando “esté adjudicado el nuevo contrato” próximamente, “donde se han reforzado los recursos presupuestarios para esta materia”.

Admiten que en la ciudad “las necesidades de poda siguen siendo muchas” y lo achacan a que “durante ocho años, prácticamente no se hizo nada porque así lo decidieron los anteriores gobiernos en los contratos que licitaron” y aseguran que “esto ha cambiado”. También recuerdan que, si algún vecino quiere que se pode algún árbol en concreto, puede dar aviso y se irán atendiendo estas demandas conforme a la disponibilidad del servicio. Aseguran que “hay muchas peticiones de poda porque la desidia ha sido mucha hasta el año 2019” pero insisten en que se atienden todas las solicitudes y recalcan que “el mantenimiento del arbolado sí es una prioridad de este gobierno”.

Raúl Gascón aprovecha para lanzar una sugerencia: “Recibimos muchas quejas de vecinos que tienen alergias a los plataneros de sombra y, tal vez, se debiera replantear si continuar plantando este tipo de árboles o apostar por otros que no causen tantas alergias entre la población”.

Los árboles y arbustos del edificio de Galletas Patria invaden la acera
Los árboles y arbustos del edificio de Galletas Patria invaden la acera
L.L.M.

Árboles que invaden la acera

Otro de los problemas que enumera Gascón se da en el edificio de Galletas Patria, situado en avenida de Cataluña 55-59 donde están creciendo varios árboles y arbustos “de forma desmesurada”, que invaden la acera.

El edificio de Galletas Patria es de titularidad privada y está protegido y catalogado “de interés arquitectónico”, pero desde que dejara de ser un concesionario de coches no ha tenido uso alguno. Aunque está situado en una acera estrecha, suele estar concurrida porque son muchos los autobuses que paran ahí.

En los últimos meses, los vecinos de la zona se quejan porque varios de los árboles que se encuentran dentro del terreno de este inmueble han crecido tanto que empiezan dificultar el paso en la acera. “No solo aporta una imagen de abandono, es que también es molesto a la hora de caminar por aquí”, se lamenta un vecino del barrio, Virgil P.

Gascón señala que en el último año “ese árbol crece desmesuradamente”. Explica que, durante años, un antiguo trabajador de la fábrica acudía a podar los árboles y a realizar el mantenimiento del edificio hasta que “un día nos comunicó que se retiraba porque ya estaba mayor”. Desde entonces, señala, nadie ha asumido la limpieza de esa propiedad.

Desde el Ayuntamiento de Zaragoza explican que el mantenimiento de este edificio, al ser de titularidad privada, corresponde a los dueños, aunque añaden que si los vecinos tienen quejas con respecto a estes ramas que molestan, pueden comunicarlo al Ayuntamiento por los cauces oficiales para tratar de poner solución.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión