Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

sepe

Retrasos de dos y tres meses para solicitar el paro en las oficinas de empleo de Aragón

Los sindicatos lo achacan a la falta de personal que ha colapsado en más de una ocasión este servicio.

Retrasos de dos y tres meses en el SEPE para gestionar al paro
Retrasos de dos y tres meses en el SEPE para gestionar al paro
HA

Los trabajadores que han perdido el empleo y tienen derecho a paro en Aragón afrontan año y medio después de la pandemia demoras de dos y tres meses "mínimo" a la hora de pedir cita previa para gestionar en las oficinas del SEPE esta prestación. Así lo confirma Pedro Serén, empleado de la oficina de empleo de Hernán Cortés, en Zaragoza, y delegado sindical de UGT, quien achaca a la falta de personal los problemas que está habiendo para tramitar el "aluvión" de solicitudes que reciben. 

En concreto, en su oficina, en el centro de Zaragoza, están dando cita para dentro de dos meses y medio, una situación que es común -explica- al resto de provincias. "La gente pide cita previa y se les da para dentro de dos, tres meses como mínimo. Hay regiones que están todavía peor que nosotros, y la gente se pone nerviosa porque llama por teléfono y quieren que se les atienda personalmente cuando se quedan desempleados. No les vale con que llames a un teléfono y les digas que les atiendes", afirma este trabajador.

Julián, un zaragozano de 29 años, se vio en esta situación hace dos meses, cuando en vistas de que se iba a quedar sin trabajo en un plazo breve de tiempo empezó a gestionar, sin éxito, la solicitud del paro por internet. Como había oído que había mucha demora, pidió cita el día 23 de agosto, antes de que le despidieran, y le dieron cita para finales del mes de octubre, dos meses después. "Traté de hacerlo por internet, pero la aplicación me daba muchos problemas, y con el agobio de no llegar a tiempo (se dispone de 15 días para tramitarlo), llamaba a mi oficina una y otra vez, pero me costó un par de días conseguirlo", relata este joven.

Fuentes sindicales reconocen que a la falta de personal que está provocando estas demoras se suman también los contratiempos tecnológicos que sufren tanto los propios trabajadores del SEPE como los usuarios. "Tenemos verdaderos problemas informáticos a nivel nacional, y eso también influye. Constantemente se nos están cayendo los servidores, con lo cual los trabajadores no pueden hacer los trámites, y esto repercute a la vez en aquellos que tratan de gestionarlo por internet, rellando un formulario con sus datos", señalan desde UGT. 

Según cifras de este sindicato, el pasado año este servicio atendió a ocho millones de personas a nivel nacional, destinando a estas prestaciones más de 36 millones de euros. 

"Ahora vamos un poco mejor, pero aun así hay problemas en muchas provincias, que se quejan de la falta de personal", subrayan desde UGT al hablar del que consideran ya un "problema endémico" de este servicio, en el que se jubilan cada año en torno a 300 y 400 trabajadores. 

La plantilla -puntualizan- está envejecida, y además tienen que lidiar con las cargas de trabajo del personal. "La gente está esperando concursos para poder marcharse a otros sitios. Pasa en Zaragoza y en otras provincias de España, donde los trabajadores del SEPE realizan un trabajo de superior categoría sin que se les retribuya por ello. La gente de buena voluntad lo hace, pero en cuanto pueden se marchan a otros destinos en los que entienden que se les trata mucho mejor profesionalmente", apostillan. 

Quejas a las empresas

Por su parte, Miguel Poveda, presidente de la Asociación Empresarial de Asesores Laborales, reconoce que las quejas que están provocando estas demoras en el Servicio Público de Empleo se hacen notar también en las empresas. "Nosotros lo notamos porque los trabajadores nos llaman diciendo que no lo hemos gestionado, cuando es algo que ya no depende de nosotros. Se piensan que o no lo hemos tramitado bien o que directamente no lo hemos tramitado. Nosotros lo hacemos todo bien y en plazo, pero luego el SEPE no tiene personal suficiente para absorber lo que les llega, y es responsabilidad de ellos", afirma Poveda, quien asegura que aunque la situación mejoró "un poco" una temporada, ahora los nuevos ERTE, que entran en vigor el 1 de noviembre, han agudizado esta situación. "Las asesorías tenemos que comunicarlos entre el 1 y el 15 de octubre, y esto indudablemente va a agravar otra vez la situación", concluye. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión