Despliega el menú
Economía
Suscríbete

economía

La crisis de los semiconductores aumentará los trabajadores en ERTE en septiembre en Aragón

La prórroga de los expedientes solicitados por la covid supone un balón de oxígeno que evitará despidos, pero los expertos alertan de que también puede mantener "empleo ficticio" de empresas 'zombies'.

Cadena de montaje de Opel España (Stellantis) en Figueruelas.
Cadena de montaje de Opel PSA (Stellantis) en Figueruelas.
Guillermo Mestre

Las empresas que solicitaron un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) tras ver afectada su actividad por las restricciones debido a la pandemia de covid-19 en marzo de 2020 pueden seguir prorrogándolo, si no se han podido recuperar o no del todo. La nueva prórroga (y ya van cinco) será un alivio para las compañías y los trabajadores, aunque con novedades. El Ministerio de Trabajo que dirige Yolanda Díaz ha conseguido poner de acuerdo a patronales y sindicatos, a diferencia de lo que ocurrió con la subida del salario mínimo. Los ERTE por otras causas, como la falta de semiconductores en la industria, vuelven a subir.

En Aragón los trabajadores en ERTE rozan los 5.000, en concreto, 4.961, según los datos hasta agosto facilitados por el Gobierno de Aragón. La próxima semana se conocerá la evolución de las cifras del paro en septiembre y se actualizarán las de quienes se encuentran inmersos en un ERTE, que no se incluyen entre los desempleados. La crisis provocada por la falta de microchips va a subir los afectados por los ERTE "ordinarios", ya que este mes ha vuelto a obligar a parar varios días las cadenas de producción de grandes empresas como PSA/Stellantis y BSH Electrodomésticos y algunas de sus auxiliares.

Desde el sector del automóvil apuntan que es difícil cuantificar el impacto en número de empresas y trabajadores, porque estas han ido aprobando expedientes con una bolsa de días para ir utilizándolos poco a poco hasta final de año y las paradas no siempre afectan a toda la plantilla. La factoría de automóviles zaragozana ha sufrido el parón más largo esta semana a la que añade varias jornadas anteriores. Sumados a los días que acumula en este año habría gastado 12 de los 50 pactados, según fuentes sindicales. En la fábrica de Figueruelas trabajan unos 5.000 empleados.

"Las empresas del sector industrial, no solo la automoción y sus empresas auxiliares, se van a enfrentar a corto plazo a la rotura de 'stocks', como por ejemplo los semiconductores, pero también se está poniendo de manifiesto la crisis del acero, el cobre, etc."

"Las empresas del sector industrial, no solo la automoción y sus empresas auxiliares, se van a enfrentar a corto plazo a la rotura de 'stocks', como por ejemplo los semiconductores, pero no solo de ellos, sino también ya se está poniendo de manifiesto la crisis del acero, el cobre, etc.", advierte María Teresa Gómez, presidenta del Colegio de Gestores Administrativos de Aragón y La Rioja. Un escenario que puede derivar en subidas de precios, por las de las materias primas, con el peligro de contracción de la demanda y  aumento de paro.

Sin embargo, por mucho que aumente la cifra de afectados por ERTE en septiembre seguirá siendo una muy inferior a la registrada al inicio de la crisis sanitaria, que obligó a paralizar la economía. En abril del año pasado  86.986 trabajadores aragoneses no podían ir a trabajar y cobraban a través de un ERTE.

Hostelería y agencias de viajes

En cuanto a la prórroga para los ERTE covid, lo que se sabe hasta ahora es que la renovación no será automática como en la anterior ampliación y habrá que solicitarla de nuevo a partir de noviembre. "Se prorrogan hasta el 31 de octubre, hay que solicitarlos de nuevo en noviembre y se estudiará caso por caso. De no responder en 10 días se tendrá por aprobado", explica Miguel Ángel Poveda, presidente de la Asociación empresarial de asesores fiscales de Aragón (AEAL). Por ello, teme que congestione más el servicio público de empleo estatal (SEPE), que sigue con retrasos y errores pendientes. CC. OO., UGT y CSIF han alertado del riesgo de colapso y han pedido más medios, como vienen haciendo durante toda la pandemia. 

Pese a todo ello, Poveda destaca que la prórroga es una "buena medida" que "seguramente" evitará que muchos de esos ERTE se conviertan en ERE. "Creo que va a ser una buena medida porque se ha flexibilizado mucho la idea inicial", añade. Se ha ampliado un mes más de lo previsto su duración, las exenciones en las cuotas empresariales a la Seguridad Social llegan hasta el 80%, esta vez sí se da formación a los empleados y estos siguen sin gastar paro, dejando su "contador a cero", hasta el 31 de diciembre de 2022.

Por sectores, la presidenta del colectivo de gestores administrativos considera que "el único sector que en este momento puede optar a una prórroga de los ERTE sería la hostelería por tener aforos limitados de interior de locales", en referencia a los expedientes covid. De cara al invierno cree que "se pueden plantear problemas por la imposibilidad de utilizar las terrazas".

Las limitaciones por la pandemia podían agravarse también en las agencias de viajes, lamenta que "no remontan ya que de la media de 5 ó 6 trabajadores solo se han reincorporado un 30%". 

"Se está haciendo un mantenimiento de empleo ficticio, que no corresponde con la realidad"

Las sucesivas prórrogas pueden favorecer las llamadas empresas 'zombies', para las que ya no hay posibilidad de recuperar su actividad. El colectivo de gestores administrativos reconoce que "las empresas que tenían problemas debido al covid han concatenado los ERTES dando lugar a una mala situación financiera", pero "cada vez es menor el número porque la actividad ya empieza a normalizarse". 

En todo caso, cuentan con que las prórrogas suponen endeudarse "a largo plazo para mantener empleo" y algunas terminarán viéndose abocadas a un expediente de regulación, con despidos, "por no poder cumplir el requisito de mantenimiento de empleo", pone como ejemplo Gómez. Alerta de que en esas situaciones "se está haciendo un mantenimiento de empleo ficticio, que no corresponde con la realidad".

Por ello, teme que una vez finalicen las prórrogas "los trabajadores que no se han reincorporando a su puesto de trabajo posiblemente serán objeto de ERE". El ajuste se deberá tanto a ajustar los nuevos sistemas productivos que se han generado con la crisis del covid "pero también con las nuevas tecnologías", apunta.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión