Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

La DGA pedirá daños y perjuicios a la empresa que gestiona la depuradora de Villafranca por la contaminación del agua

La investigación del Instituto Aragonés del Agua (IAA) concluye que hubo una "negligencia" y "una manipulación errónea de las llaves de paso" que provocó la llegada de agua sucia de esta instalación a la red pública.

Con brote de gastroenteritis y sin agua en Villafranca de Ebro
Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) donde se produjo el problema que provocó la contaminación del agua
Guillermo Mestre

El Gobierno aragonés pedirá daños y perjuicios a la empresa que gestiona la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de Villafranca de Ebro por la "negligencia" que ha provocado un brote de gastroenteritis de cuarenta casos en la localidad y que está impidiendo que los vecinos pueda utilizar el agua del grifo en sus hogares. La investigación del Instituto Aragonés del Agua (IAA) sobre lo sucedido concluye que el origen del problema obedece a una "negligencia" que se produjo a raíz de una "manipulación errónea de las llaves de paso", han confirmado desde el Departamento de Medio Ambiente. Al dejarlas abiertas por error, el agua de servicio de las instalaciones (no potable y sucia) llegó a la red interior de agua potable y también a la del abastecimiento municipal.

Una vez conocido el informe, el IAA va a proceder a abrir un "expediente de penalidades" y se reclamarán daños y perjuicios a la empresa concesionaria que gestiona la depuradora para que asuma los gastos derivados de lo ocurrido: los análisis, la limpieza o los costes de las bombas de agua de la Diputación de Zaragoza (DPZ) y del agua tirada por los vecinos para limpiar la red de abastecimiento, ente otros.

Los vecinos dejarán abiertos los grifos esta medianoche

Desde el Instituto Aragonés del Agua han señalado que siguen "vigilantes y preocupados" por el problema y en contacto constante con el Ayuntamiento de Villafranca de Ebro para solucionar la situación "cuanto antes" y con todas las garantías de seguridad. Esta noche, y tras un bando que emitirá el consistorio, los vecinos de la localidad tendrán que dejar los grifos abiertos (desde medianoche hasta el mediodía) con el objetivo de que toda la red de abastecimiento de agua quede completamente limpia.

Para mayor seguridad, el IAA también está trabajando con Salud Pública, que ha estimado oportuno aumentar el número de puntos de recogida de muestras y de parámetros a analizar para reestablecer el servicio con todas las garantías posibles. Asimismo, el Instituto ha querido tranquilidad a todos los vecinos, porque los últimos análisis están saliendo dentro de los parámetros habituales (los de los días 25, 26, 27 y 28 de septiembre ya eran correctos) y se prevé que el servicio pueda reestablecerse en los próximos días.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión